-Capítulo 27: "Nota 10"-

74 13 0

Hoy he tenido una crisis: lloré mucho y golpee mi almohada sin parar.

Por primera vez no me avergüenzo. A lo mejor es porque la doctora me dijo que no tenía que darme pudor; que era normal que las personas tuviésemos crisis.

Pero yo no creo que sea del todo normal lo que me pasa a mí.

Quiero gritar, gritar muy fuerte; romper cosas y hacerme oír. Quiero importarle a alguien, que se interesen por mí y no que me ignoren, pensando que todo está bien.

Nada está bien, y nadie se da cuenta.

Aunque no me prefieras¡Lee esta historia GRATIS!