-Capítulo 23: "Nota 6"-

83 11 0

Hoy he llegado al hospital, y todo es un infierno.

Tan blanco y monótono...

¿De verdad esperan que aquí me sienta mejor?

No paran de repetir que es un milagro que me hayan traído a tiempo, pero yo no pienso igual.

No me dejaron hacerlo; yo lo anhelaba y me lo arrebataron de las manos. Estuve a punto de concretar mi propósito, aquello que me haría feliz de una vez por todas.

Y lo arruinaron. O tal vez lo arruiné yo.

Sí.

No debería haber nacido; tampoco debería haber fallado.

Aunque no me prefieras¡Lee esta historia GRATIS!