Capítulo 3 ~ Deja de evadir mi maldita pregunta!

9.3K 919 189

Entré en mi casa, cerrando la puerta detrás de mí. ''¿Mamá? ¿Gemma?'' llamé, sabiendo que ambas deberían estar en casa en este momento.

''Estoy aquí cariño''. Mamá respondió, por lo que supuse que estaba en la sala de estar.

Me quité la chaqueta y salí de mi conversa en mi mente antes de ir camino a la habitación. Ella estaba sentada en el salón frente a la TV. ''Hola, mamá''.

Se volvió hacia mi con una sonrisa. ''Hola cariño, ¿como estuvo la escuela?'' golpeo el sofá junto a ella, señalando con claridad que me sentara.

Una vez sentado en el sofá, me dejé caer contra el respaldo. ''Normal, supongo''. Me encogí de hombros, pensando en Louis presionado en los casilleros y burlándome de el en clase de matemáticas, lo que obviamente me hizo sonreír.

Mamá abrió la boca para decir algo, pero en ese mismo momento, Gemma decidió unirse a nosotros. ''Hola, H''. Ella sonrió, mientras se sentaba en el otro extremo del sofá.

Cuando la vi, mil pensamientos sobre la fiesta, llegaron a mi mente, y al instante supe lo que tenia que hacer. ''Um, Gemma, ¿has oído hablar de la fiesta del viernes?''

Ella levanto una ceja volviéndose hacia mi, ''Si, por supuesto, ¿por que?''.

Me rasque la parte de atrás de mi cuello, mordiendo mi labio inferior. ''¿Podrías llevarnos a Zayn y a mi?'' le supliqué mostrandole ojos de cachorro, por que sabía que podía decirme que no.

''Pues yo...''.

''Espera, espera, espera, ¿fiesta?'', mamá interrumpió, levantando una ceja.

La miré tímidamente asintiendo con la cabeza, ''¿si?''

Me miró fijamente por algunos segundos, buscando algo en mi cara, lo cual no tenia idea lo que era, dejando escapar un suspiro en derrota. ''Esta bien, eres lo suficientemente mayor como para tomar tus propias decisiones''.

''Gracias mamá, yo...''.

''Pero'' interrumpió, levantando un dedo para darle más seriedad. ''Confío en ti, en ser un joven responsable, Harry. No bebas demasiado, y incluso no fumes, ¿esta claro?''.

Me reí un poco al ver la expresión seria en su cara, por que seamos honestos, mi madre nunca a sido seria. ''Mamá, ¿si quiera me conoces?, Sabes que nunca he fumado nada y no tengo ninguna intención en cambiar eso''.

Una pequeña sonrisa estallo en su cara, levantando su mano para acariciar mi mejilla suavemente. ''Lo sé amor, solo quiero asegurarme que no hagas nada que no quieras. Sabes que es malo para ti, ¿verdad''.

Asentí con la cabeza, inclinándome para besar su mejilla.

Siempre he odiado las cosas malas, como cigarrillos, drogas, y otras cosas que pueden ser adicciones. Soy la persona que soy, así que por que iba a fumar, por que hacer algo que no me gusta. Era malo para mi cuerpo y destruiría mi futuro.

Ahora si, yo no era el adolescente mas inteligente, pero al menos tenia mis propias opiniones. Algunos otros adolescentes solo se dejan llevar por lo que dicen los amigos.

Además, tuve la suerte de tener cuatro mejores amigos que eran iguales que yo. Tienen el mismo pensamiento sobre ese tipo de cosas.

''Wow, a veces me gustaría que no fueras un niño de mama, por que cada palabra la dices como si lo dijera ella'' Gemma dijo, rodando los ojos.

La miré, dejando escapar un resoplido. ''Por lo menos hago lo que tengo que hacer'', repliqué cruzando mis brazos sobre mi pecho.

''Gemma, tal vez deberías aprender un poco de tu hermano en vez de insultarlo'', mamá sugirió levantando una ceja.

Cuando el odio se convierte en amor || Larry Stylinson AU|| [Traducción]¡Lee esta historia GRATIS!