Capítulo 8. Malos entendidos.

26.1K 1.7K 266

*Favor de leer la nota del final, Gracias*

Me quedé estático observando como Danielle estaba tan alegre con ese chico de pelo negro y con cara de ardilla chiflada. ¿Que hacia Danielle con alguien así? Y lo peor es ¿Que hacia Danielle en Nueva York cuando se supone que ella estaba en Minnesota visitando a sus padres?

Esto es tan estresante. Lastimaba un poco verla así tan feliz y despreocupada con alguien que no fuera yo; hace mucho tiempo que habíamos dejado de divertirnos así... como amigos. Toda nuestra amistad se arruinó cuando le dije que me atraía, aunque en mi defensa estaba borracho y a punto de vomitar encima del lindo (Y con pinta de ser costoso) bolso de una chica.

No había visto a Danielle así de feliz y sonriente hacía mucho tiempo, su trabajo la estaba consumiendo demasiado. No habíamos podido salir, ni vernos, debes en cuando nos llamábamos pero hacia tiempo que no nos habíamos vuelto a ver de la misma manera. Siempre pensé que entre nosotros existía algo especial pero un día esa chispa se fue aunque lo que nunca se desvaneció fue mi atracción por ella, siempre había sentido algo mas hacia Danielle, mucho mas que una amistad y mas que un calentón, pero para ella yo solo era un ''gran amigo''.

Aunque a pesar de que estuviera con el cara de ardilla, no podía dejar de admitir que se le veía perfecta como siempre, Su hermoso cabello castaño oscuro y lacio se despeinaba un poco con el viento y sus lindos ojos grises reflejaban su felicidad, me encantaba todo de ella, desde su bonito perfil delicado hasta su pequeña nariz recta, sus largas pestañas, su tez blanca y esos labios delgados que formaban su preciosa sonrisa ... Por dios, esa era la chica de mi sueños. Mi chica.

Supongo que debía seguir mi camino e intentar asumir la realidad. Desde ahora mi vida no volvería a ser la misma, hace unos días era hijo de alguien y ahora soy padre de alguien, ha pasado muy poco tiempo pero siento como si hubieran pasado meses desde que estos pequeños llegaron a mi vida. A partir de ahora me tendré que encargar de ellos y mi vida se basará en asistir a fiestas infantiles, ver caricaturas y cambiar pañales y eso que aun me da asco cambiar los pañales de los trillizos, Sigo sin acostumbrarme a esta terrible rutina de la maternidad, nada es fácil y menos lo de la crianza, tendré que empezar a ir a esos cursos para padres porque dudo que yo solo pueda cargar con tres niños.

Quizá jamas vuelva a tener una vida a la que estaba acostumbrado... Y pensar que hace unos días estaba con Adam bebiendo alcohol y esta mañana me encontraba dando de comer papilla..

~Flashback de esta mañana~

-Nicholas y Noah no se van a ir de aquí hasta que se acaben la maldita papilla de espinacas -Les dije mirándolos fijamente con los dientes apretados-

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-Nicholas y Noah no se van a ir de aquí hasta que se acaben la maldita papilla de espinacas -Les dije mirándolos fijamente con los dientes apretados-

Noah chillo enojado y frunció el ceño, Nicholas agitaba sus manos y piernas en señal de que estaba fastidiado, lo hacia a menudo, En el corto tiempo de haber estado con ellos habia aprendido que esas eran sus rabietas

Tres problemas y Un hombre.Donde viven las historias. Descúbrelo ahora