XLVI

308 15 3

Mientras mi tía dormía, yo preparaba mis cosas, junte de todo un poco y lo guarde en un bolso,miré la hora ya eran las doce y un minuto,me asomé a la ventana y vi el auto de Patrick, baje las escaleras despacio, di pasos suaves hasta la puerta, pero la luz se prendió de repente...

-así que pensabas escaparte.quede muda al verla dejé caer el bolso al suelo, ella se acercaba despacio hacia mi, yo sólo retrocedía, saco un arma tras sus espaldas y me apunto, empecé a correr....

***
Me parecía raro que Lulú tardará tanto en salir de casa, pero no desespere, puse un poco de música y me recoste en el asiento, de apoco me iba quedando dormido, cuando de repente el ruido de un tiro me sobresalto, provenía de la casa, baje del auto, de un golpe derribe la puerta y entre, Lulú se encontraba allí paralizada con las manos cubiertas de sangre y balbuceando una y otra vez la mate ... la mate ...la mate...
Corrí hacia ella y la abraze

-Tranquila,el infierno terminó, sos libre Lulú...

-No yo misma me voy a pudrir en el infierno. Me mostró una carta, la leí detenidamente

Querida gente a la cual algún día le importe, que dudo que sea mucha, esta en mi carta de despedida.
Dejé de ser la niña tonta, ilusa a la cual cualquiera puede engañar, esto se terminó acá y ahora empieza mi venganza y mi primera víctima será...

-Maia... mataste a Maia...
-y a Annie y Katy...
-Eh??? Cuando? Pregunte parpadeando una y otra vez
-hoy antes de las doce 12...te juro, te juro...tartamudio.-te juro que no fue idea mía, fue Abby. Quede estupefacto, trague hueso e intenté hablar, pero ella tomó el arma y se apuntó la sien, cerró lo ojos...

No subestimes a los débiles.(Terminada)¡Lee esta historia GRATIS!