CAPÍTULO 3~ Verdades del pasado

1.7K 158 1

-Por favor—Suplicó acercando sus labios a los míos—Déjame hablar contigo. Solo quiero hablar.

-No, no. Rotundamente no. ¡No quiero saber de ti! ¡Solo vete! ¡Déjame sola!

-¡¿Por qué?!—Gritó mientras tratando de soltarme, sacudiendo la cabeza para que sus labios se pegaran de nuevo a los míos como imanes. Mi cuerpo se acaloraba en solo segundos a su lado. De pronto todas las sensaciones de necesidad se veían reflejadas en mi cuerpo al estar su lado-- ¡No te entiendo! Solo te pido que hablemos—

-¡Que no quiero!—sus ojos empezaban desesperarse y su cuerpo estaba tan tenso que podía ver a sus labios en una línea endurecida. Su expresión era tan dura que juraría que si lo golpeaba en estos momentos, me dolería más a mí que a él—

-¡¿Por qué?! ¡Maldita sea! Fuiste tú quien me dejó ¡Fuiste tú quien se fue sin decir nada! ¡Desapareces un día para el otro y vuelves a aparecer del mismo modo! ¿y no quieres hablar conmigo?—Mordía mi labio, también furiosa. ¿Cómo se atrevía a echarme cara que supuestamente, yo tenía la culpa?-- ¿Por qué? ¡Maldita sea! ¡¿Por qué?!

-Detente—Pronuncie apenas, sintiendo que mis lágrimas amenazaban con escaparse—Ya detente—

-Sabes... ¿Sabes cuánto te he extrañado? Te llamé día y noche a mi maldito celular que te entregué la última vez que nos vimos. Pero tú... tú no respondías. ¿Por qué? no lo comprendo—Su timbre de voz se iba tranquilizando, pero al mismo tiempo que su voz se iba convirtiendo en susurros ahogados. Sus ojos parecían buscar respuesta en los míos, pero yo estaba casi muda. Quería solo echarme a llorar.

-¿De verdad no lo sabes o solo te estás haciendo?—Pregunté con la voz en un hilo. Mis manos sentían a las suyas aun sujetándome, pero con más delicadeza. Sus grandes dedos rodeaban mis delgadas muñecas y se aferraban para lograr entrelazar nuestros dedos.

-No lo sé. No comprendo nada... ni siquiera me dejaste que te dijera adiós—

Sonreí vacilante, por lo bajo. Pero no sabía si me burlaba de Jimin o quizás me burlaba de mí misma. Que estúpida... era aún tan débil con él. Me dolía, me dolía tanto el pecho.

-Claro. Cómo te ibas a permitir despedirme si estabas ocupado. ¿La pasaste bien con ella?—sus cejas se arquearon-- ¿Lo vas seguir negando?—

-Tú... Luna te contó—

-No—sonreí dejando notar la tristeza en mi rostro—Yo misma los vi. Te vi mientras la follabas y la hacías gritar de placer... dijiste que me querías, pero... era mentira—

-(TN), yo...-- Se quedó en silencio tratando de conciliar mis lágrimas que empezaron a caer—

-¿qué me vas a inventar ahora? ¿Qué solo necesitabas consuelo?—

-¡No!—sacudió la cabeza—(TN), perdona. Te juro que al día siguiente te busque para explicártelo—Dejé escapar un quejido vacilante, echando la cabeza hacia atrás para tragarme mi llanto—

-¿El día siguiente? ¿Incluso te quedaste a dormir con ella?—

-(TN) no... (TN), yo... estaba ebrio. No sé porque mierda me acosté con ella. No recuerdo mucho... Pero estaba ebrio. Perdóname, por favor, te juro que yo si te quiero. (TN), no te he olvidado... todo este tiempo—

-Pues deberías irte a beber más para que también olvides quien soy—Hablé irónica—Tú no sabes por qué te acostaste con ella, pero yo sí sé que es lo que quiero ahora—

Los ojos de Jimin me miraban expectantes a lo que iba a decir. Parecía adivinarlo—

-Quiero que desaparezcas de mi vida, Park Jimin—

War of hormone- Boy in luv¡Lee esta historia GRATIS!