Capitulo 6: Internado [Parte 1]

196 18 4

Capitulo 6

Internado [Parte 1]

Las horas transcurren mientras el viaje se alarga sobre la autopista. Shadow continua absorto en el paisaje que se alza fuera del vehículo donde le transportan a lo que parece ser la cárcel que les enjaulara durante años. Un recuerdo furtivo se toma la osadía de seducir a su cordura, susurrándole ordenes homicidas con dulzura e inocencia.

-Siente la cuchilla- Resuena una voz en sus adentros -Saborea su tormento- Es un eco perturbador que dentro de él habita -¡Mátalos a todos!- Le gritan, desde lo más profundo de su alma.

-Lo haré luego- Susurra sin notarlo y se recuesta de la ventana de la puerta del automóvil.

Uno de los agentes le precisa desde el retrovisor. De inmediato le lee los labios, ligadas esas palabras a su tenue mirada. Demencia.

El viaje se alarga un poco más y finalmente cruzan el amplio portón de hierro. Los gemelos observan la estructura que se alza ante sus ojos, las imponentes murallas de ladrillo grisáceo delimita el encierro con el exterior.

Kya se levanta de las piernas de su hermano, apoyando ambas palmas en su muslo todavía. La luz del alumbrado del lugar se filtra por la ventana y aclarándole la mirada. Se le contraen las pupilas por un segundo. Permanece en silencio y ladea la cabeza fijándole la mirada a su gemelo.

-Esto es una cárcel, Shadow- Se lee en sus labios a sus palabras mudas.

-Lo sé- Responde en un susurro.

-La presa nunca podrá domar al cazador- Guiña un ojo el menor de ambos.

La puerta le abren y los sacan a fuerza bruta de allí. Shadow evita que su hermano caiga al tropezarse por el trato violento. Kya se mantiene a la expectativa mientras les conducen hasta la segunda puerta. De hierro macizo. Cruzan el umbral siendo escoltados por los uniformados, y a lo largo del pasillo observan niños de diversas edades, vestidos con overoles grises y desgastados. En sus facciones reflejan lo que han vivido dentro de estas paredes.

Un silencio sepulcral los envuelve con sus fríos brazos. Empujan a los gemelos por un segundo umbral, que precede a una escalera. Descienden los escalones con cierta prisa, Shadow sostiene la mano de su hermano evitando que tropiece y caiga. No se dirigen la mirada mientras bajan los escalones, finalmente culmina la escalera y les dirigen a una puerta sin aberturas aparentes. Giran el pomo, abren la puerta y les obligan a ingresar.

-Pequeños bastardos- Les habla uno de los uniformados cruzándose de brazos.

-Bienvenidos al infierno- Les dice el otro quitándole las esposas, les dejan "libres", mientras se acercan a la puerta otra vez.

Meten las maletas de los infantes y sin más, les dejan completamente solos. La puerta cruje al cerrarse, Kya no se inmuta pese al desagradable rechinido de las bisagras. Shadow suspira y se acerca a su gemelo.

-Kya, ven, ven aquí- Le llama, casi susurrando las palabras. El menor de ambos le obedece, abrazándolo sin previo aviso -Hay cámaras grabando en esta habitación. En todo el perímetro. A partir de hoy, nos comunicaremos a mi manera- Le susurra, órdenes mudas donde sus labios no se mueven, en absoluto. Su mirada se mantiene clavada en el lente de la grabadora de vídeo que está en la esquina, enfocándolos.

-Entiendo- Le responde él.
-No me agrada este lugar, Shadow- Kya desconfía de este sitio.
-Tranquilo no te preocupes, te cuidare de todos- Le asegura su hermano. Ligeramente se separan, viéndose fijamente a los ojos. Una sincera línea figura en una sonrisa en sus labios, inspirándole la confianza que necesita.
-Te creo, Shadow yo te creo- Kya le abraza una vez más, escondiendo su rostro en el pecho de su hermano.

El Asesino sin Emociones (Gore)(Historia Propia)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora