NUEVO: Tap - Historias en forma de chat para tu 📲 . Disponibles en español
Obtenlo ya

29. Vero y Luis

48 8 0

El jueves apareció Vero en mi casa, buscaba a Luis, como cada vez en los últimos meses, pero mi hermano no estaba, había ido a jugar al fútbol con unos chicos de la clase. Cuando se los conté a Vero, su siguiente pregunta es si estaba con ellos Julia. Julia era una compañera que llevaba tiempo detrás de Luis.
-No estarás celosilla -le insinué
-¡Nooooo! Pero como dices eso -se puso como un tomate en cuestión de segundos.
-Vero, te gusta Luis.
-Luis es mi amigo. Me está ayudando mucho.
-Sabes Vero, me recuerdas a alguien con eso de que ¡solo es un amigo!
-No, no - yo asentí. - En tu caso es distinto. Tu acababas de conocerlo, en cambio lo mío con Luis no funcionaría.
-Entonces te gusta.
-Bea, no me líes. Yo no he dicho eso.
-Vero, Luis es un chico, como otro cualquiera.
-Yo soy la hermanita pequeña de Nick. Él me ve como una hermana más. Además si mi hermano se entera de que me gusta Luis. Me mata.
-Pues estaría encantado. ¿Sabes lo que me dijo el otro día? ¡Que hacíais una pareja muy bonita!
-¿De verdad?
-Si.
-Y Luis, ¿Qué piensa él? Se lo has preguntado.
-No, ¿quieres que lo haga?, se lo pregunto en seguida.
-No, ¡que vergüenza!
-¿Vergüenza?, pero no erais vosotros los que decíais que con la vergüenza no se va a ningún sitio, y menos aún en el amor.
-¡Está bien!, pregúntaselo pero no le digas que te lo he dicho yo.
-Entonces, tampoco podré decirte lo que me ha contestado.
-Haremos una cosa, si él te dice que puede haber algo, te doy permiso para que se lo digas, y sino no hablaremos más del tema.
-Me parece bien.
-Si te puedo ayudar yo.
-No, si en realidad era una excusa para hablar con él.
-Acércate y lo ves jugar.
-Si estuviera mi hermano iría pero...

Vero se fue a su casa y al cabo de un rato volvieron los chicos, espere a Luis se duchará, y aproveche cuando Cesar se estaba duchando para ir a hablar con él.
-Luis.
-Ha estado aquí Vero hace un rato.
-¡Así! ¿y que quería? -me soltó de inmediato
-Que le explicases unas cosas de clases -Le dije con una sonrisita
-Venga va, Bea, suéltalo.
-¿Qué suelte que?
-La pregunta. Te conozco. Se que estás tramando algo.
-¿Qué os traéis entre manos?
-¿Quién?
-Ya lo sabes, no te hagas el tonto conmigo.
-Vero y yo  - sentí con la cabeza. - Es encantadora, pero es una cría.
-No te creo. No creo que pienses eso de ella. Y menos tú, si me dijeras que lo piensa César, pero tú no.
-Vale, no es una cría, pero no puede ser
-¿Por qué?
-¡Por que! Pues muy sencillo, porque es la hermana de Nick.
-Haber déjame que lo piense. Dices que no puedes salir con una chica porque es la hermana de tu mejor amigo. ¿No crees que algo no cuadra en tu alegato?
-No vayas a comparar.
-¿Por qué no? Lo vuestro no es tan distinto
-Si que lo es, Vero es más pequeña, todos la ven como una niña aunque no lo sea. Y por otro lado, Vero es como mi hermana pequeña, la conozco desde que nació.
-Luis, olvídate de perjuicios y contéstame sinceramente. Esto no saldrá de aquí. ¿Te gusta?
-Que más da lo que sienta por ella. No puede ser y punto. No quiero darle vueltas.
-Bueno, pues entonces te dejo. Cuando estés dispuesto a reconocerlo, hablaremos.

Me levante para irme.
- Está bien me gusta, pero eso no va a cambiar nada - Me volví y me senté a su lado en la cama. -Son ganas de quererlo pasar mal.
-¿De qué tienes miedo?
-De la reacción de César, de Nick. Y ella, solo soy un hombro en el que apoyarse. En cuanto que le den el alta a su hermano, volveré a ser invisible.
-Yo sólo veo, un problema.
-¿Cómo que uno?
-No creo que Nick ponga muchos problemas.
-Si tú lo dices, pero me preocupa más el último.
-¿Cuál él de César? Puede que César ponga el grito en el cielo, al principio, pero si se da cuenta de que es real, no creo que sea un problema.
-No sé yo, pero no me refería precisamente a ese.
-Recuerdas, Luis que yo dije que solo había un problema. Me refería a César.

Luis se quedó pensativo un rato. Intentando analizar mis palabras, para asegurarse de lo que estaba insinuando. Hasta que por fin se dio cuenta.
-Bea, ¿Qué has hecho?
-Nada. Te estoy diciendo que el mayor de tus problemas es César.
-¿No se te habrá ocurrido hablar de mí con Vero?
-¿No me estarás acusando a mí de hacer algo así, a tus espaldas, a mí, a tu hermanita?
-Bea, te mato. ¡Qué vergüenza!
-¿Quién es ahora el cobardica?
-¿Qué te ha dicho? Sólo de pensarlo ya estoy de los nervios.
-Me lo ha reconocido
- ¿Qué se supone que tengo que hacer ahora? ¿Cómo voy a mirarla después de esto?
-Tú la conoces perfectamente. No me vas a decir, que no puedes improvisa algo. No sé invítale a dar una vuelta por el parque.
-¡Estoy que no me lo creo!, pero ¿de verdad te ha dicho que le gusto?
-Si, ¿de qué te sorprendes Luis?, todo esto os ha unido mucho. Además se os nota a la milla, a los dos.
-¿De verdad? César me mata, crees que se habrá dado cuenta.
-No lo creo, a mi no me ha dicho nada, pero...
-¿Pero qué? No me gusta nada ese pero.
-Tranquilo. Nick si que sospecha algo. El otro día cuando os vio venir juntitos...
-¡Oh Dios mío!, ¿Qué te dijo?
-Me dijo que hacíais una pareja muy bonita. También me preguntó si había algo.
-Espero que le dijeras que no.
-Claro. Le dije que no sabía nada, pero que yo también lo pensaba.

Luis estaba emocionado con la noticia pero ¿se atrevería a hablar con ella?

Un alto en el camino [Finalizada]¡Lee esta historia GRATIS!