28. ¿Dónde esta Nick?

43 8 0

Cuando Nick volvió a faltar el lunes todos empezaron a preguntar, desde los amigos de mis hermanos hasta mis amigas, pasando por los profesores. Nadie se podía creer que una simple enfermedad durara tanto.

Mis amigas empezaron a sospechar que algo les estaba ocultando. A mediados de semana, ya no pudieron aguantar más y me preguntaron.
-Bea, ¿Qué le pasa a Nick, realmente? Sabemos que nos estas ocultando algo, desde hace tiempo - dijo Macarena

No podía seguir mintiéndoles, pero tampoco podía contarles lo que le pasaba.
-Os hemos dicho la verdad. Nick está enfermo, en unas semanas estará por aquí de nuevo.
-¿En unas semanas? Entonces tiene que ser grave - dijo Rocío
-Si lo ha sido, pero ya esta mucho mejor.
-¿Pero está en el hospital? - volvió a preguntar Rocío
-Si, está ingresado.
-¿Le han operado? - pregunta Maca
-No, por suerte no fue necesario operarle.
-Bea, ¿Por qué no nos cuentas lo que le pasa?
-Porque no puedo. Nick no quiere que se sepa. Ya sabéis como son los chicos, no quieren que se burlen de él, mientras que no este por aquí.
-Pero nosotras no nos vamos  burlar -dijo Maca
-Lo sé. Pero yo no puedo fallarle. No con todo lo que le está pasando.
-Cuéntanos algo. Estamos preocupadas - dijo Rocío
-Nick, ya está bien, no hay de que preocuparse.
-¿Fue un accidente? - me pregunta Maca
-Si
-¿Cuándo? - pregunto Macarena
-En julio
-¿en Inglaterra? - dijo Rocío
-No, os mentí. Lo siento. Nick nunca ha estado en Inglaterra. Está ingresado desde el día siguiente de acabar el insti.
-¿Qué? ¡Tres meses! - dijo Rocío
-¡Lleva tres meses ingresado! Y nos dices que no nos preocupemos. ¿Ha tenido que ser muy grave? - dijo Maca
-No ha sido tan grave. Su vida no ha corrido peligro y ha estado consciente en todo momento. Solo es que la recuperación está siendo larga.

Las dos se miraban extrañadas, tenían mucha información pero estaba inconexa, sabía que debían estar confusas.
-Entiendo que estéis confusas, pero no puedo contaros más. Si se entera de que os he dicho algo, se va a mosquear. Dentro de dos o tres semanas, le darán el alta y el mismo os lo contará.
-No te preocupes  -dijo Maca.
-¿y no podríamos ir a verle o hablar con el por teléfono? - dijo Rocío
-¿No sé si querrá recibir visitas?, pero podéis llamarle y preguntárselo.
-¿Por qué no le llamas y le preguntas si quiere hablar con nosotras y luego nos lo pasas? - dijo Maca
-¿Qué hora es? - les pregunté
-Las doce y veinte. - me dijo Maca
-Creo que ahora estará libre. Pero solo una cosilla.
-No le preguntéis ¿por lo que le ha pasado? Solo ¿Cómo está? Que os cuente el lo que quiera, no le presionéis.
-Ok - me contestaron las dos
-Ah, y otra cosilla, darle un poco de ánimos que últimamente está un poco de bajón, por no poder venir a clase. Así que nada de penas.

Cogí el móvil y busqué su número. El teléfono sonó un par de toques y luego Nick lo descolgó.
-Bea, ¿Qué pasa? ¿Por qué me llamas a estas horas? ¿No está en clase?
-Hola Nick, y para, que pareces mi madre. Con tanta pregunta. - Nick rió desde el otro lado. - No pasa nada. Estaba aquí con Maca y Rocío, que me están aplicando el tercer grado, porque dicen que hasta que no hablen contigo no se quedan tranquilas.
-¿Así? Pásamelas.

La primera en ponerse fue Maca, siguiendo mis consejos le pregunto:
-Hola Nick, ¿Cómo te encuentras?... Nos ha contado Bea, que ya mismo estás de vuelta... Eso no es nada ya verás que pronto se pasan... -no podía oír las respuestas de Nick -Que te mejores y te paso a Rocío... Hasta luego

Le paso en el móvil a Rocío:
-Hola Nick, ¿Qué tal lo llevas?... Le hemos preguntado a Bea, si podíamos ir a verte y nos ha dicho que te lo preguntáramos a ti. ¿Te apetece recibir visita femenina?... ¿Este finde?... Nos viene perfecto... Ya lo hablamos con Bea... Nos vemos entonces...  Dice que te pongas -me dijo dándome el movil
-Hola - le dije
-Hola Beita. Gracias por llamarme. Me estaba empezando a rallar otra vez, aquí encerrado, y me ha venido bien hablar con ellas.
-Me alegro. ¿Has tenido un día durillo?
-No, bueno nos ha dado caña hoy, estoy un poco cansado. Hemos estado en la escalera.
-Ten cuidado. No te vayas a caer.
-Lo tengo. Les he cogido respeto a las escaleras. Sabes que si todo va bien, me dan el alta el viernes de la semana que viene.
-Eso es estupendo.
-Si, ojalá, este sitio empieza a ahogarme.

Sonó el timbre para entrar a la siguiente clase.
-Nick, tu tranquilo y mantén la mente ocupada. Ve mirando los apuntes, que el fin de semana te los pregunto.
-Ok, espera un segundo, conéctate está tarde y estudiamos juntos un rato.
-Claro. Tengo que dejarte.
-Si, ya he oído el timbre. Yo me voy a ir un rato a la piscina. Hasta esta tarde.
-Hasta luego, Nick.

Colgué el teléfono y entramos en clase.
-¡yo le he oído bien! - dijo Maca
-Si le ha hecho ilusión, que vayamos a verle - añadió Rocío
-Si, ya veo. Me voy a poner celosa. A mi estuvo una semana sin querer verme después del accidente.
-¿Y eso? - dijo Maca
-Los primeros días fueron durillos para todos y de mucha incertidumbre.
-¿Solos los primeros? - dijo rocío
-Tienes razón en realidad han sido todos, pero algunos días han sido más duro que otros.
-Ahora entiendo porque has estado tan mal este verano. Y eso explica tu problemilla, también - dijo Macarena
-Eso dice su padre, pero aun no me ha vuelto y tampoco han encontrado el motivo. Si no me baja en un par de semanas, tendrán que hacerme más pruebas.
-Tu tranquila, piensa que Nick ya esta mejor. ¿Por qué lo está, no? - dijo Rocío
-Si, ya esta casi como nuevo. Lo que no quita para que lo eche mucho de menos y esté preocupada por él.

Esa tarde me conecte y estuvimos haciendo juntos los deberes de mates, no se me olvidará nunca, tocaba el tema de derivadas. Lo pasamos bien, por lo menos estuvimos distraídos. Comparábamos los resultados y sino coincidían los repasábamos juntos.

Durante los primeros días, Vero se fue librando de responder preguntas con eso de que estaba en otro ciclo distinto y no teníamos los mismos profesores. Pero a ir avanzando los días, empezaron también las preguntas. Se enteraron por los hermanos mayores que estaban en nuestro curso. También fue capeando el temporal.

Nick no quería que nadie hablara él y se especulara sobre lo que le estaba pasando, era la comidilla de todo nuestro pasillo. Pero la ausencia de noticias estaba provocando mil y una historias. Desde la de que estaba en el reformatorio, hasta que estaba en una clínica de desintoxicación, pasando por un clínica mental. Si no estuvieran hablando de Nick hasta tendría gracia. La historia de que había atropellado a alguien con la moto, la había matado y se había dado a la fuga estaba hasta currada. Como tardará mucho en volver, la siguiente historia sería que se había montado en un cohete y se había ido de excursión a la luna o mejor que lo habían abducido los extraterrestres.

El viernes, me enteré de que el Rulo estaba haciendo una porra sobre porque Nick no venía al instituto. ¿Alguien acertaría? Ante el barullo formado delante de su mesa, me tuve que acercar. El Rulo había apostado por que estaba en reformatorio, se cree el ladrón que todos son de su misma condición. El Chemi decía que estaba en una clínica de desintoxicación.  Juanca que se le había ido la pinza y se había intentado suicidar tirándose por una ventana. La de Rebeca estaba currada, decía que había dejado embarazada a una chica, le había obligado a casarse con ella y ahora  estaban de viaje de novios. Creo que Aurora fue la que dijo la más graciosa, que se había ido de casa por miedo a que le pusieran una inyección. Me partían de la risa.
-¡Esto!, puedo participar  - le pregunté

El Rulo me miró sorprendido como esperado que fuera a gritarle por lo que estaba haciendo.
-No, que tu sabes la verdad -me dijo entre risitas - Pero puedes decirnos tu apuesta.
-¿Mi apuesta?, No que me copiáis, sino hay apuesta no hay información. - se lo pensó un rato
-Ok, ¿Cuál es tu apuesta?
-Yo creo que lo han abduccido los extraterrestres.
-Si claro, venga ya.
-¿Qué? Es casi tan probable con las vuestras.
-Si casi - dijo en tono irónico

Me aleje del corrillo.
-Entonces no vas a apostar, si crees que es igual de probable.
-Mejor no. Si Nick se entera de que estoy apostando lo mismo y hasta ganas la porra -todos sé rieron.

Te esperaré, al final del camino [Finalizada]¡Lee esta historia GRATIS!