Capítulo 10: Curiosidad.


—Yo también lo pase muy bien contigo.

Juguetee con mis dedos mientras escuchaba a Jake hablar por teléfono, parecía chico de doce años, mirando y pasando sus manos por las paredes, como si todo lo maravillara.

Estamos aquí esperando a conseguirle una segunda cita al él con Zoey y como saben tengo que ayudarlo a hablar con ella, porque aún está propenso a joderla en grande.

¿Podríamos repetirlo si quieres?

Olvide mencionar que la teníamos en alta voz y yo anotaba lo que él tenía que decir en una hoja de dibujo con un marcador rojo.

— "Claro... si quieres podemos ir al... al parquí" —lancé un cojín que encontré a mano. Mi letra era entendible, y este tonto la menospreciaba.

¿A dónde?

—Al parque, al parque —corrigió con rapidez.

Rayé nuevamente la hoja escribiendo en letras mayúsculas "Idiota", al leer estuvo a punto de decirlo pero alcancé a tirarle el marcador.

Por supuesto. ¿Te parece mañana? —asentí buscando otro lápiz, le escribí.

— "Me encantaría... pero debo estudiar ciencias... Pero otro día..." Aguarda Zoey —quito el altavoz del móvil y luego lo tapó con su mano — ¡No tengo nada que estudiar Summer! Dijo que sí ¿porque no aceptar?

–Haz lo que te digo idiota.

Jake, ¿Sigues ahí? —él suspiró volviendo a dejar el aparato tal y como se encontraba.

—Sí, te decía que me encantaría salir contigo pero debo estudiar ciencias...

Dejo la frase sin terminar haciendo un silencio de aquí hasta la otra línea, paso su mano por su cabello esperando una respuesta.

Yo estaba tranquila, ya había visto a mi hermano hacer algo como esto un tiempo atrás, a las universitarias le gustan los chicos preocupados, que puedan aguardar un poco si es que los estudios lo ameritan, porque ellas harían lo mismo en una misma situación.

Podía sentir como Jake empezaba a odiar la decisión de repetir mis palabras, pero esta chica contestaría sí o sí.

Está bien, para otra será la salida... —el pelinegro se volvió a mí con una cara de no estar feliz, levante mi dedo índice indicándole que esperara —Pero puedo ayudarte con los estudios, ¿Qué te parece? Mañana en mi apartamento.

Y ahí lo tienen.

Jake se quedó sin palabras, simplemente me encogí de hombros incitándole a recibir esa propuesta.

—Sí, sí digo... ayudarías mucho.

Ok luego te mando la dirección. Nos vemos Jake —y cortó.

Me levanté sonriente, puede que sea una nerd ratona de biblioteca pero sabía gracias a los libros y de tanto escuchar a mi hermano, que las mujeres de esa edad son así, quieren que se esfuercen por ellas, y tambien que ellos lo hagan por ellos mismos.

— ¿Cómo hiciste eso?

Hice un gesto con mi mano restándole importancia, era entretenido ver su cara de estupefacción. Me hice la desentendida, hasta que choqué con él, cualquiera pensaría que yo ando de casamentera por la vida, pero por una parte yo hubiera hecho lo mismo que ella.

—Tengo mis truquillos.

Le saqué una sonora carcajada antes de sentarse en su escritorio. Me miró atentamente tomando el cuadernillo de dibujo que yo antes poseía, saco de sus cajones un lápiz, indicándome que me sentara en su cama.

Lecciones de una Nerd [EDITANDO]¡Lee esta historia GRATIS!