Capitulo 23 - Llorando lo que no fue

6 0 0

Ha pasado un mes desde que voy al psicólogo. No he visto a mi padre, y Ashton me ha dicho que su situación había empeorado, "cada uno obtiene lo que se merece" pensé. Y aunque sea un pensamiento de una persona resentida y rencorosa, y sé que según los psicólogos y todas las personas "el rencor hace mal al alma" me importa un comino, mi alma ya está demasiado rota, y si, soy rencorosa y me encanta serlo. También pienso que si me hago la dura no me van a lastimar, según la psicóloga "Haces como si nada te afecta, pero en realidad te afecta y mucho, yo creo que vos tenés una coraza para cubrirte de que nadie pueda lastimarte, o al menos tu padre, o tu madre no lo harán, pero eso es lo que vos pensás, porque en realidad, te duele, te afecta y te importa.", y bueno básicamente, tiene toda la razón del mundo.

Estaba resentida con la vida, con el mundo, porque aún, pasados 10 años, yo seguía llorando por algo que no fue, porque me encantaría decir "si, tengo a papá y mamá juntos y se aman, como debe ser" porque estoy segura de que cualquier persona quisiera tener a sus papás juntos, yo también hubiera querido que sea él quien me enseñe a andar en bicicleta, a quien le pueda contar mis problemas amorosos, tal vez, yo también quería y sufría, porque quería que él fuera como los demás padres (claro que es como los demás padres, pero no conmigo), que él sea el que me prepare el desayuno a la mañana, y que él sea quien me de las buenas noches, pero si seguía sin soltar este pasado doloroso, jamás podría pensar en un futuro. Debía dejar ir el pasado, dejar ir mi ilusión de tener un papá como el de Chloe o como el de cualquier otra chica que tenga un padre que vive con ella y la cuida, y le da amor, porque no lo tenía, y no tenerlo dolía.

También habíamos entrado de vacaciones de verano, iríamos a Los Ángeles a pasar la navidad con Susan, en verdad estaba muy emocionada y quería ver a Alex, sobre todas las cosas. Pero por otro lado no estaría aquí, y eso implicaba dejar a Travis, aunque tal vez, pensándolo bien podría llevarlo... Aparté ese pensamiento de mi mente y volví a concentrarme en lo anterior. Con mi mejor amigo, bueno, no tengo en claro si seguimos siendo mejores amigos, hemos ido al cine, me he quedado a dormir en su cama como algo más que su "mejor amiga", claro que no ha pasado nada, por su puesto, él ha venido a mi casa con la misma razón, Ashton lo corrió por el jardín con una tijera de podar cuando lo vio salir en bóxers de mi habitación, pero nada más. Agnese está comprometida con John, ¡iupi! Papá nuevo, esto es realmente ridículo. Ah, y ¿saben qué? Ashton tiene novia, si, ¡novia! Se llama María, (tiene nombre de puta), la conoció en la universidad, y llevaban saliendo como un mes, (obvio que a mi nunca me dijo nada, ni a mamá, ni a Travis), lo descubrí por mis propios medios, no es que haya estado revisando el celular de Ashton, ni nada por el estilo, sólo que entré a su cuarto a buscar MI vinilo de AM de los Arctic y él tenía el celular sobre su cama y llegó un sms, yo sólo me asomé y decía "feliz primer mes saliendo, amor", si, así que sí. Ashton con novia y yo más sola que Hitler en el día del amigo, (está bien, eso fue horrible).

Ésta misma noche a las 03 a.m salía el avión hacia los Ángeles, Travis insistió en que iría a despedirme, porque me extrañaría y todo eso, ¿adivinen que? Ashton iría con María a los Ángeles y a mi la idea no me agradaba nada, porque mi hermano es mío, me pertenece, yo voy a ser quien esté con él cuando ella lo deje.

—o—

—Cariño —dijo mi madre entrando en mi habitación, me volteé a verla— ¿tienes todo listo? —asiento sin decir ninguna otra palabra. —¿Hasta cuando estarás sin hablarme?

—No lo sé, tal vez para siempre —digo cerrando la valija.

—Cariño, he dicho que lo lamento.

—No, tu no lo lamentas, simplemente odias el hecho de que tu "hija preferida" no te dirija la palabra como antes.

—Claro que lo lamento cariño.

A punto de caer¡Lee esta historia GRATIS!