Parecía como si un tornado hubiera pasado por el apartamento, dejando un camino de muebles rotos, vidrios y ropa esparcida.

"¡Casey!" Chillo, sin recibir ninguna respuesta. Ella estará probablemente con Liam, una de las primeras veces que me alegro porque pasen tanto tiempo juntos.

Ando con cuidado por el apartamento, encontrándome por el camino palabras pintadas con spray en todas las paredes. Los mensajes de que me mantenga alejada de Harry también están ahí, diciéndome que obedezca o pagaré las consecuencias. Camino dentro de la habitación de Casey, encuentro todo en su sitio. Quien quiera que estuvo aquí solamente quería que yo sufra, algo que me hace sentir absolutamente aterrorizada.

Una vez que estoy fuera de la habitación de Casey y en mi propia habitación la diferencia es abrumadora, la mayor parte de mi ropa ha sido destrozada, de ninguna manera puedo volver a recuperarla. Todo el mobiliario ha sido destrozado.

Saco mi teléfono, teniendo en cuenta los servicios de llamadas de emergencia, pero decido no hacerlo. Llamo a Harry, que por suerte no ha llegado a casa todavía y está de regreso. Una vez que hemos de colgado me doy cuenta de que mi ventana está abierta, miro hacia fuera para encontrarme con mi portátil destrozado en el suelo. Todo mi trabajo estaba en allí, ver que todo mi trabajo se ha perdido causa que las lágrimas empiecen a caer de mis ojos.

"¿Leah?" La voz de Harry hace eco a través del apartamento destrozado. Yo rápidamente borro las lágrimas antes de decirle donde estoy.

"No puedo creer que esto este sucediendo, ¿estás bien?" Me pregunta mientras camina hacia el dormitorio, envolviendo sus brazos alrededor mío en un fuerte abrazo. "El maldito cara dura," dice antes de liberarme, plantando un beso en la frente.

Me empieza a entrar el pánico, "¿qué vamos a hacer? Mis padres no pueden saber que mi apartamento ha sido objeto de vandalismo, van a matarme." Mis padres son los que están en el contrato de arrendamiento, lo que significa que podrían averiguar sobre esta situación tan pronto como el arrendador lo haga.

"No vamos a decírselo a nadie." Harry dice con calma, como si lo que ha pasado no es gran cosa. "Voy a llamar a algunas personas para que traigan mobiliario nuevo y voy a darte dinero por toda la ropa que arruinaron. Nadie debe quedarse aquí esta noche hasta que todo haya vuelto a la normalidad."

"¿Se puede sólo dejar esto a un lado tan fácilmente?" Le pregunto, retractándome por cómo de indiferente está actuando.

"Si reaccionamos de manera drástica Nikolai dará un paso hacia arriba, y ninguno de nosotros queremos ver lo siguiente que está dispuesto a hacer." Se lame los labios agrietados antes de continuar. "Admito que soy un poco tonto al jugar con sus reglas, pero es una necesidad en estas circunstancias. Un paso en falso y los dos podríamos ser enterrados en nuestras tumbas."

Sus palabras me afectan profundamente, una parte de mí se pregunta como de simple habría sido mi vida si no me hubiera enamorado de Harry, nunca me hubiera puesto en peligro. El pensamiento no tiene sentido, porque aunque ya es demasiado tarde, me enamoré de él sabiendo que esto podía suceder, y mi vida sin duda se ha vuelto más dinámica gracias a él.

"Es posible que desees llamar a Casey en este momento, inventa una buena excusa para que se mantenga alejada de aquí." Harry dice, pasando una mano por el pelo y frotando la parte posterior de su cuello, una señal de que está nervioso.

Marco el numero de Casey en mi teléfono, quien lo coge después de varios tonos. Le explico que Harry y yo queremos el apartamento para nosotros esta noche, la única excusa posible que se me ocurre y tiene sentido. Ella está de acuerdo de inmediato, y tengo que colgar después de que continuamente diga de usar protección.

Camouflage [h.s] (Español)¡Lee esta historia GRATIS!