For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Caminamos a paso ligero, la vida de la ciudad parece llevarnos a nuestro destino. Cuando estaba en un estado mental normal yo me había preocupado por el coche de Harry, que habíamos dejado, pero en este momento nada más importa.

Dijo que me quería, y yo también se lo dije.

Mi mente todavía no ha procesado lo que sucedió hace sólo unos minutos, me ha dado una sensación infinita.

Harry giro varias esquinas, sabiendo claramente dónde estaba el coche. La ciudad es tan extraña para mí, pero él parece como si estuviera en casa. El viento forzó mi pelo a suavizarme, finalmente sacándolo del moño, las ondas de cabello castaño caen más allá de mis omóplatos.

"No hay mucho más.", dijo con una sonrisa antes de dejar un trozo de pelo detrás de mi oreja.

Él enlazo nuestras manos de nuevo, mis dedos encontraron su sitio entre los nudillos llenos de cicatrices mientras seguíamos adelante.

El aire frío quema mis pulmones, dándole un fuego extra para llegar a donde vamos. Mis piernas están cerca de la congelación con cada paso que doy, pero lo que Harry ha planeado valdrá la pena.

"Aquí estamos", exclama después de abrir la puerta de un gran edificio, un magnifico edificio. Dentro hay un vestíbulo, una mujer sentada detrás de un escritorio mientras ella escribe furiosamente en su portátil. Harry camina más allá de ella, haciendo clic en el botón del ascensor de cristal. Las puertas se abren, y damos un paso al interior.

Harry presiona el número de la planta más alta, sonriendo mientras lo hace. El ascensor se eleva, y el cristal nos permite mirar el vestíbulo en el que habíamos estado.

"Esto es increíble." Le digo al igual que las puertas se abren, revelando una gran habitación que parece como si perteneciera a un millonario. Todo el mobiliario es muy moderno y una gran televisión de pantalla plana es lo primero que me llama la atención, es la cosa más grande que hay en la sala de estar.

Harry se quita los zapatos a medida que avanzamos a través del umbral, y yo hago lo mismo. "Esta es una especie de segundo hogar, un regalo de Nikolai." Él dice, haciendo una mueca cuando ese nombre sale de su boca.

"¿Él te dio esto?" Pregunto, sorprendida. Todo lo que hay aquí parece nuevo, y muy caro. Además, yo no imagino Nikolai como un tipo generoso.

"Él lo llamó 'un gracias por todo' por mis servicios en los últimos años." Harry dice con un suspiro, pasando la mano que no está sosteniendo la mía por el pelo. "Pero al menos el chico tiene buen gusto, es decir, basta con ver este lugar." Él me lleva a una serie de grandes ventanales que cubren la pared opuesta a la puerta, una hermosa vista de la ciudad se encuentra en frente de nosotros.

Observo como los coches pasan por debajo, los peatones caminan por la acera y cruzan la calle, los policías van a acabar con algún disturbio, básicamente sólo la vida de extraños al azar desde una vista de pájaro

"¿Te gustaría ver la habitación?" Harry no espera mi respuesta, sino que tira de mí en la dirección de una habitación a oscuras, enciende la luz una vez que estamos dentro.

Hay una enorme cama de matrimonio contra la pared, mantas de color azul oscuro la cubren. A ambos lados hay mesitas de noche blancas, con lámparas negras en la parte superior de las dos.

"Nunca he dormido en esta cama, lo he intentado, pero simplemente no puedo. No sé si es porque Nikolai compró toda esta mierda con gran parte de mi dinero, o porque tengo miedo de estar solo."

Nunca pensé que Harry tuviera miedo a nada, en especial a estar solo, pero estoy pensando que tiene algo que ver con su familia. La forma en que ha hablado sobre ellos me hace pensar que lo abandonaron, pero ahora mismo no es el mejor momento para tocar este tema.

"No siempre tienes que estar solo, Harry." Digo, contenta porque finalmente me está diciendo algunos de sus pensamientos más profundos.

"Es por eso que estoy enamorado de ti," dice antes de acariciar mi cara, besando mi nariz con una dulzura que nunca podría ser igualada. Él se aleja, los ojos miran a los míos con algún tipo de necesidad.

Él no pierde el tiempo en presionar sus labios con los míos, la pasión se aviva cuando su lengua encuentra su camino dentro de mi boca. Siento como sus manos se mueven a mis costados, haciendo lentamente su camino hacia abajo hasta que él me eleva por mis muslos. Envuelvo piernas alrededor de su cintura mientras él se mueve hacia la cama, y con cuidado me acuesta en ella.

Él se aleja, "Quiero esto contigo Leah. Quiero mostrarte lo mucho que me preocupo por ti."

Todo lo que puedo hacer es asentir, sabiendo muy bien que he querido esto con él hace tiempo, a pesar de que en realidad nunca me lo admití a mi misma.

Harry sonríe antes de ponerme nuevo sobre mis pies, poniéndose detrás de mi para sacar mi chaqueta de punto y bajar la cremallera del vestido que estaba destinado a terminar en el suelo. Una vez que me ha casi desnudado, dejándome sólo sujetador y la ropa interior, me da la vuelta para encontrarme con sus ojos observando mi cuerpo.

"Creo que es mi turno." Dice lentamente, empieza a desabrocharse la camisa. Yo le ayudo a quitarse los pantalones, viendo como la pieza de ropa cae al suelo. Harry y yo rompemos a reír cuando él casi pierde el equilibrio mientras está sacándose los calcetines, sin sostenerse en mi hombro hasta que finalmente logra hacerlo.

Cuando hemos terminado, él deja un par de bóxers apretados de color negro con un bulto notable ya prominente en ellos. Su torso está tonificado, los tatuajes oscuros se mueven a medida que su cuerpo cruza la habitación, y empieza a buscar en los cajones hasta que encuentra un paquete de plata. Miro como lo rompe con los dientes, sacando un condón considerablemente grande.

Trago saliva mientras él vuelve a quedarse en frente mío, moldeando nuestros labios de una manera calientan antes de colocarme en la cama. Se sienta a horcajadas encima de mi cintura, besando por el lado de mi cuello, chupando con dureza justo debajo de mi lóbulo de la oreja, haciendo que deje escapar un suave gemido. Siento como endurece más contra mi muslo, algo que no pensaba que fuera posible.

Harry entonces desengancha el sujetador deslizándolo lejos de mi cuerpo y tirándolo en algún lugar de la habitación. Mi cerebro se hace borroso mientras baja mi ropa interior hasta mis tobillos, dejándome completamente expuesta. A continuación, se inclina de nuevo, besando desde mi cuello hasta mi cadera, cada beso deja un rastro de fuego a su paso.

Cuando él se aleja de nuevo veo como se pone el condón, mirando mis ojos buscando una aprobación en ellos, para llevarse lo que ha sido mío durante tanto tiempo.

"Estoy lista", de alguna manera me las arreglo para decir, y tomo una respiración fuerte cuando él entra lentamente.

Es doloroso, muy doloroso, pero con cada segundo que pasa parece disminuir, llegando a ser placer. Los ojos de Harry miran la míos mientras hacemos el amor, en ellos veo pasión y lujuria algo que nunca antes tuve el placer de ver.

Él dice mi nombre cuando ambos llegamos al climax, y cae en la cama con un suspiro exasperado mientras yo sigo estirada con un ligero dolor en la parte inferior de mi cuerpo, con el sudor manchando mi piel, y con un exaltado corazón.

"Te quiero tanto," él me recuerda antes de besar mi frente, entonces se levanta y tira la protección que acabamos de usar.

Cuando él vuelve se estira a mi lado, le digo que también le quiero, besando cuidadosamente sus labios y observo como sus ojos lentamente se cierran.

Me mantengo despierta hasta que su respiración se calma, cierro mis ojos y me acurruco contra su cuerpo.

El sonido del trafico y su corazón son los únicos sonidos que puedo escuchar hasta que todo se difumina.

Camouflage [h.s] (Español)¡Lee esta historia GRATIS!