Siempre ha habido tensión, no importa lo difícil que intentamos evitarlo.

Esta noche era diferente, sin embargo, esta noche podríamos olvidarlo todo. Olvidarnos de todas nuestras preocupaciones por una noche tranquila en la ciudad.

Harry finalmente se curó, ha vuelto a ganar "un poco de su dignidad" o al menos eso dice. Me di cuenta de que se estaba empezando a volver un poco loco en casa, llegando a ser extremadamente molesto por las cosas más pequeñas. No podía culparlo sin embargo, porque básicamente había sido encerrado en su habitación durante más de una semana, algo que nadie disfrutaría.

Harry mantuvo sus promesas en cuanto a tener una cena romántica en algún lugar de Londres, algo que hará este viernes mucho más agradable.

En este momento, estoy sentada en clase, mirando con impaciencia el reloj hasta que el profesor finalmente nos deja irnos. Decir que tuve la paciencia para pasar el de hoy sería un eufemismo. Salí corriendo del salón de clases, tropezándome en el paso con mis compañeros antes de llegar a las afueras. Casey ya estaba esperando en su coche, recordándome que probablemente debería conseguir pronto el mío propio.

Ella levantó la vista cuando entré. "¿Podría tu profesor retenerte por más tiempo?" Preguntó sarcásticamente, poniendo el coche en marcha atrás y saliendo del aparcamiento.

"Estoy segura de que lo hizo sólo porque hoy es viernes." Digo, indignada.

Ella se ríe, "Parece un idiota"

Me apoyo en el asiento, "Ni siquiera te lo puedes imaginar"

Casey pone la señal de giro y un pitido repetitivo suena a través del coche, "¿Hay planes para esta noche?"

"Harry va a llevarme a la ciudad para cenar en algunos de los nuevos restaurante de lujo de los que no va a dejar de hablar."

"Bueno, al menos está emocionado, ya es hora de que salga de esa maldita casa."

Nos quedamos en silencio después de eso, llegamos al apartamento y rápidamente entramos para evitar el frío. Para pasar el tiempo vemos la televisión, pero no hay nada bueno a estas horas del día.

Los minutos pasan lentamente, finalmente recurrimos a mi portátil para ver Netflix.

Justo cuando estoy poniendo un nuevo episodio suena el timbre, y maldigo en voz alta. Casey se acerca a la puerta principal, dejando dejando entrar a Harry.

Lleva una camisa de vestir blanca, pantalones negros, y converse, las cuales hacen que su atuendo parezca más él.

Se ve guapo, por decir lo menos.

Mis ojos recorren su atuendo, hasta encontrarme su pelo suelto con estilo, recordándome la vez que lo vi en el restaurante con mis padres, antes de saber lo que realmente estaba pasando.

Antes de subirme a la montaña rusa en la que estoy.

"Lo bueno es que llegó temprano, ¿has olvidado de nuestra cita?" Harry, provocando que aparte mi mirada.

"En cierto modo me perdí en un show, déjame ir a prepararme." Me levantó del sofá, corriendo a mi habitación y cerrando la puerta detrás de mí.

Gracias a Dios mi madre me influyó en cuanto a temer todo planificado, porque mi vestido para esta noche se encontraba en el mismo sitio donde lo dejé esta mañana. Me decidí por un vestido azul marino que Casey dio el visto bueno para que me ponga, y mantengo desde hace un tiempo. Se ajustaba muy bien, algo que no puedo decir de muchos vestidos ajustados. Me tapé los hombros y los brazos expuestos con una chaqueta de punto negro, para no congelarme. Me puse rápidamente mi pelo en un moño, sabiendo que Harry probablemente se está impacientando.

Camouflage [h.s] (Español)¡Lee esta historia GRATIS!