2.Cuídate

2.5K 119 40

A la mañana siguiente,el hospital fue rápidamente alborotado por cientos de personas de un lado a otro,moviéndose de manera hiperactiva al recibir de golpe a decenas de pacientes recién despertados.

Kazuto abrió un poco los ojos,sufriendo terriblemente para volver a la realidad después de visitar a Morfeo.

Se levantó en la cama,frotándose los ojos perezosamente mientras se aseguraba de no molestar a la bella durmiente que dormía como una princesa a su lado.

Mucho ruído se escuchaba por los pasillos,seguramente varias víctimas de los oscuros experimentos de Sugou Nobuyuki se encontraban en este hospital.

La puerta corredera se abrió,mostrando a una enfermera bastante joven de largo cabello rubio y ojos marrones.No era la primera vez que Kirito la veía,varias veces en distintos días la había visto deambulando por las distintas habitaciones y en alguna ocasión en el interior de la habitación de Asuna.

Cuando se percató de la vista del chico,sonrió.

-Buenos días jovencito,me alegra ver que ya estás despierto-le guiñó un ojo mirando a Asuna.

-Buenos días-Kirito se apartó de la cama de Asuna,quedando sentado en su habitual sofá,jugando nervioso con sus dedos.

-Es muy dulce ver como cuidas de esa chica,no es la primera vez que vienes,recuerdo tu cara de angustia cuando entrabas a esta habitación y veías a esa linda chica todavía durmiendo-la enfermera desconocida se acercó hasta la cama de Asuna,tecleando cosas desconocidas en el aparato unido a ella.

-Es lo más valioso que tengo-la miró,pasando una de sus manos por el largo cabello castaño de la dulce chica-Y ahora la he recuperado,me siento completo.

La desconocida enfermera lo miró con ternura y se acercó a él tendiendole su mano.

-Misaki Shina,es un placer conocerte.Creo que vamos a vernos a menudo estos días,así que espero que nos llevemos bien...eh...

-Kirigaya Kazuto-tomó la mano que Shina le mostraba-El placer es mío Misaki-san,por favor cuide bien de Asuna.

Misaki asintió,saliendo de la habitación a grandes zancadas después de pedirle a Kazuto que despertará a Asuna en lo que iba a avisar al doctor y a la familia de la paciente.

Se quedó observando la cara dormida de su amada,parecía estar en mucha calma.Un ligero escalofrío le recorrió la espalda de arriba a abajo al venirle a la cabeza las situaciones similares de los meses anteriores.

En esa mismaosición,con Kazuto mirándola durante varias horas,sentado en el sofá de al lado de la cama de la joven,esperando y rezando para que pronto abriera los ojos a su verdadero lugar,Kazuto la había esperado los dos últimos meses,desconociendo la horrible tortura a la que estaba siendo sometida sin poder evitarlo.

La angustia le inudó de repente.

-Asuna...Asuna despierta,Asuna...por favor...-la zarandeó un poco,intentado hacerla reaccionar-¡¡Asuna!!

Cuando las lágrimas comenzaban a hacer acto de presencia sin permiso de Kazuto,Asuna hizo un sonoro gruñido que le hizo pararse de golpe.

Poco a poco,la ojos miel recobró la conciencia y miró fijamente al joven que la estudiaba atento.

-Buenos días Kirito-kun-saludó mientras se ponía de pié trabajosamente.Kazuto corrió a su encuentro para abrazarla con fuerza-¿q-que pasa?

-Lo siento,me asusté por un momento-dijo contra su pelo-Lo siento,me alegra verte despierta,me alegra mucho tenerte aquí,mirándome.

-K-Kirito-kun...-correspondió el abrazo-No pasa nada,ya estoy aquí y no voy a volver a irme,no te preocupes.

Gracias...te amo¡Lee esta historia GRATIS!