¿Dónde nos metemos?

104K 5.9K 258

"¿Dónde nos metemos ahora?" Eso fue lo que me preguntó la mirada de Valerie en el instante en el que empezamos a reaccionar por lo dicho por Andrei. La única que parecía realmente paralizada era Mónica. Todos empezamos a ponernos de pie. Valerie me tomó de la mano señalándome que debíamos alejarnos. Yo le lancé un vistazo a Mónica. Ella lo notó y asintió con levedad. Con Valerie fuimos los primeros en alejarnos. Los demás no tardaron en seguir nuestro ejemplo. No tardamos en dispersarnos. Miré una última vez sobre mi hombro hacia la fogata y pude distinguir cómo Andrei se acercaba a Mónica y con cuidado se acomodaba frente a ella, forzándola casi a mirarlo.

-No puedo creerlo -oí a Valerie enfatizar cada palabra a mi lado.

-Yo menos.

-Esto es serio.

-¿Estás hiperventilando? -la miré extrañado, centrando mi atención en ella.

Había empezado a caminar dando vueltas en pequeños círculos o a mi alrededor.

-Creo que sí -contestó -Dios mío...

Oí que empezaba a murmurar por lo bajo, como hablando para sí misma, lanzando de cuando en cuando una mirada hacia atrás pero obligándose rápidamente a apartar los ojos de Andrei y Mónica.

-Hey... ¿Qué tienes, angelito? Creo que estás más nerviosa que si te hubieran dicho lo mismo a ti -bromeé.

-¡Obvio! -exclamó -¡Es mi amiga! Pobre... solo de imaginarme cómo se siente... uf...

-¿Tú crees que ahora estén juntos?

Valerie detuvo sus pasos nerviosos un instante meditando mis palabras.

-No sé. Quizás no. Creo que estaban intentando dejarlo.

-¿Qué?

-Tal y como oyes.

-¿Por qué se complican tanto? -solté un bufido.

-Porque se quieren -me miró como si fuese más que evidente.

-Ya pues. Él la quiere ¿no?

-Sí -asintió.

-Ella lo quiere ¿verdad?

-Eso mismo.

-¿Entonces?

-No es tan fácil.

-No veo cuál es el puto problema -me quejé.

-Eso es cosa de ellos -me aclaró mi novia con más paciencia de la que probablemente yo mismo me habría tenido -A nosotros como amigos nos toca apoyarlos en lo que decidan hacer.

Estaba por contestar cuando empezó a golpearme insistentemente el brazo.

-¿Qué ocurre? -la miré extrañado.

-¡Vienen para acá!

-¿Qué demonios?

Con las justas llegué a hacer el ademán de asomarme antes de que Valerie me detuviera. Como pudimos nos escapamos intentando pasar desapercibidos.

-¿Dónde se han metido los demás? -me quejé entre dientes.

-Ni idea -se encogió de hombros.

-¿Vamos al cuarto? -pregunté sin saber muy bien qué decir o hacer.

-Aunque amaría aceptar esa propuesta, corremos el riesgo de luego perdernos de todo.

-¿Insinúas que podría distraerte? -sonreí ufano y burlón.

Valerie se giró hacia mí atacándome con la mirada.

-Tranquila -reí.

-Quiero saber qué está pasando -protestó.

The Real Bad Boy (PUBLICADO)¡Lee esta historia GRATIS!