VI.

2.5K 187 5

❝ Los trágicos amantes.❞

Seguimos hablando de muchas cosas, aclaramos la difícil situación de James, y de la terrible determinación de sufrir todas las consecuencias de ese estúpido plan

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Seguimos hablando de muchas cosas, aclaramos la difícil situación de James, y de la terrible determinación de sufrir todas las consecuencias de ese estúpido plan. Me hablo de Heather, quién fue la compañera mentora de James, cuando yo fuí a los juegos. Dijo que, aún sigue viva, que no la mataron, ni hicieron nada con ella, pero que en realidad nadie en realidad su paradero. Heather, ¿Como estará?. No me dí cuenta de cuanto la extraño hasta que Haymitch me hablo de ella. Nunca dimensione cuanto la llegue a querer hasta hoy.

"Ojalá no este muerta" Pienso.

― Nova, tengo una propuesta para ti ―Me dice, con una diversidad de emociones en su rostro.

Arqueo una ceja. ¿Una propuesta?.

― ¿De que se trata? ―Pregunto con intriga. Duda en decírmelo.

Toma una gran inspiración de aire, lo suelta, antes de decir;― Necesitamos que nos ayudes ― Suelta y parece desesperado.

Pero aún no responde mi pregunta;― Al punto Haymitch.

El cierra los ojos, y los presiona por un buen tiempo, los vuelve a abrir y vuelva a tomar una gran inspiración de aire y exhala diciendo;― Nova, necesito que nos acompañes en lo que queda de la gira de la victoria.

No sé cuantas veces ya parpadeé de forma perpleja el día de hoy, pero lo vuelvo a hacer.

― ¿Por qué? ― Pregunté sorprendida.

Él se toma su tiempo, de nuevo.

― Necesito que seas la tutora de Katniss ―Respondió con bastante facilidad, pero aún no lograba entender porque.

― No logro comprender, ¿Por qué quieres que lo haga?

― Nova, yo te veo como la única persona capaz de contener a ese par hasta que la gira termine. -Y ambos nos quedamos mirando por un buen tiempo, y la expresión estupefacta no sale de mi rostro.

- Quieres que sea su niñera. -Porque en realidad no hay otra palabra que pueda aplicar.

Haymitch cierra los ojos, y suelta un suspiro exasperado. Mis hombros se encogen.

- Ese es exactamente su nombre.

Y él levanta la cabeza, y luego de posar una de sus manos en mi hombro, habla otra vez, y parece tener que aplicar una expresión y tono bastante paciente, para comenzar a hablarme de nuevo: - Llámalo como quieras si eso significa que vas a ayudarme.

Pero aun así ¿Por qué?, ¿Por qué cree que soy capaz de hacerlo?. No creo poder contener a nadie. Se lo que se siente estar en los juegos, se las secuelas que quedan en tu memoria, se la desorientación que sientes después de haber ganado, se lo que se siente estar destruido.

Nightmares ➽ Finnick Odair. [#1]¡Lee esta historia GRATIS!