NUEVO: Tap - Historias en forma de chat para tu 📲 . Disponibles en español
Obtenlo ya

8. ¡Embarazada Yo!

61 8 0

Al día siguiente de que ingresaran a Nick, fui a la cocina, mientras mi madre hacía la comida del mediodía.
- Llevó un par de días pensando, y con el jaleo de los últimos días, y se me olvida preguntártelo - dijo mi madre
Me temía lo peor.
- Pues pregunta.
- Hace mucho que no te he visto con la regla. ¿Cuándo te pusiste por última vez?
- Buena pregunta. No sé no debe de hacer mucho ¿o si?

Como normalmente tengo la cabeza en las nubes, lo suelo apuntar en un folio, que suele ir dando tumbos por mi habitación, hasta que un día me canso y la tiro.
- Voy a ir a mirar. Debería estar apuntado.Al día siguiente de que ingresaran a Nick, fui a la cocina, mientras mi madre hacía la comida del mediodía.
- Llevó un par de días pensando, y con el jaleo de los últimos días, y se me olvida preguntártelo - dijo mi madre
Me temía lo peor.
- Pues pregunta.
- Hace mucho que no te he visto con la regla. ¿Cuándo te pusiste por última vez?
- Buena pregunta. No sé no debe de hacer mucho ¿o si?

Como normalmente tengo la cabeza en las nubes, lo suelo apuntar en un folio, que suele ir dando tumbos por mi habitación, hasta que un día me canso y la tiro.
- Voy a ir a mirar. Debería estar apuntado.

Me dirigí hacía mi habitación, pensativa. No podía recordar si la última vez que la tuve lo apunte. Porque esa es otra, no sería la primera vez que se me olvida y cuando me doy cuenta llevo un par de meses sin apuntarlo y tengo que estar haciendo memoria. Pero esta vez, no recordaba cuando fue. Con todo lo de Nick, me debería resultar fácil. Pero no era así, debería recordar si estaba en el hospital, o en los días que estuvo en su casa, o el día de la piscina. Ninguna de esas escenas recuerdo yo que estuviera con visita.

Cuando llegué a mi habitación busque en el cajón donde solía estar, pero al abrirlo se me vino a la mente que la última vez que la vi, fue en la carpeta del instituto, fui allí, y efectivamente allí estaba. La última fecha apuntada era el 15 de mayo, ¿El 15 de mayo? ¡Qué raro! Me fui al calendario que estaba encima del ordenador. ¡Eso fue justo un mes antes del accidente de Nick! ¿Debería haberme venido justo el día de su accidente? Pero no lo hizo, como tampoco lo hizo el resto del mes. Empezaba a recordar con claridad. ¿Y hoy es? 16 de Julio. ¡Oh dios mío! Hace dos meses. Menos mal que se que no tuve relaciones.

Sentí pasos detrás de mí, me giré y era mi madre.
- ¿Cuándo fue? - me dijo
- El día 15
- ¿de junio? El día del accidente de Nick. No recuerdo que estuvieras mala ese día.
- No lo estaba. Fue el 15 de mayo.

Me senté en la cama, estaba a punto de ponerme a llorar. ¿Qué me estaba pasado? No tenía suficientes cosas ya. Yo nunca había tenido retrasos, ni tan siquiera al principio.
- Bea, tranquila.
- ¿Tranquila? Llevo dos meses de retraso.
- No te preocupes eso es por el nerviosismo des esos días, verás como este mes te viene, vamos a esperar unos días.
- ¿Tú crees?
- Seguro.
- Claro no te obsesiones. Vamos a comer que ya esta la comida en la mesa.

Me quedé un rato sentada en la cama. Lo que me estaba pasando era muy extraño. Cuando me asustó, me suele bajar la regla, pero no al revés. De hecho la primera vez que la tuve fue por algo así. Estaba jugando con unos primos que habían venido de visita, pise un bordillo de la acera y me caí, al apoyar la mano en suelo, me rompí el radio. Cuando llegué del medico y fui al servicio. ¡Sorpresa estoy aquí! De eso hace cinco años.

En ese momento que volví a oír los pasos por las escaleras. Esta vez era Luis.
- Bea, ¿Estas bien?
- Si, vamos.
Me pase el resto del día dándole vueltas a la cabeza, pero mi madre no le había dado importancia. Eso era muy extraño. Mi madre suele darle muchas vueltas a todo. Seguro que es porque no la tendría.

Al día siguiente, me salí un rato al jardín y me senté en una tumbona. Se oían unas voces al otro lado de la valla. ¿Esa era mi madre? ¿Qué hacia en casa de Nick? Estaba hablando con Laura.
- ¿Está comiendo bien estos días?
- Como siempre, no come exageradamente, pero bien.
- Te has fijado, si ha perdido peso.
- No, no creo, como mucho un kilo
- Eso no es problema, de hecho sería normal con todo lo que esta pasando la pobre. Yo tampoco creo que sea por eso. Seguramente será por el estrés de este mes. ¿Por qué no creo que este embarazada, no?
- No por dios. Vamos no creo. Como no hubiera sido con Nick.
- Déjate, yo pondría mano en el fuego por Nick.

Un alto en el camino [Finalizada]¡Lee esta historia GRATIS!