Capítulo~41~¿Justin?~

579 50 1

Justin.
-¿Qué haces aquí?- pregunta una voz femenina detrás de mi.
-Ver como desfilan las modelos.- digo divertido.
-______ está en su camerino, lo digo por si la buscabas.- dice Sam a mi lado.
-No, no la estaba buscando.
-¿Te pasa algo? Ya sé que no debería meterme pero se nota de lejos que estás enamorada de ______ y ella de ti.- dice la chica de pelo castaño.
-Quizás te equivoques en lo último, pasa demasiado tiempo con James y hoy, supuestamente, habíamos quedado para visitar todo París a la mañana y se tuvo que ir con James y ni se acordó de que habíamos quedado.
-¿Qué quieres decir?
-Que he cambiado la fecha de mi vuelo, creo que no hago nada aquí.- me apoyo en la pared que hay a mi lado y suspiro.- ¿Me quedo durante una semana en la suite mientras ella ensaya y desfila?
-No te voy a decir que te quedes porque sé que tienes razón en todo lo que has dicho pero, ______ si te ha escogido a ti para que vinieses será por algo y si no quieres quedarte todo el día en la suite, solo tienes que decírmelo.- Sam sonríe como recompensa y suspiro.
-¿Esta noche vas a ir a la fiesta que hay después del desfile?- pregunto a Sam mientras caminamos por el pasillo de los camerinos.
-No, no me apetece quedarme a ver como algunas modelos tontean con los directores de algunas revistas.- dice divertida Sam.
Suelto una carcajada.- ¿Quiered que salgamos? Todavía no he visto nada de París.
-Está bien.- dice la chica de pelo castaño.- ¿Cuando acabe el desfile me esperas en la entrada del pasillo?
-Vale.- digo con una sonrisa.- Iré a ver como está ______.
Me despido de Sam y camino hacia el camerino en el que _______ se está preparando para la actuación.
Peto en la puerta del camerino de ______ y sonrío al ver la cara de nerviosismo de la chica de pelo castaño.
Está realmente preciosa. Su pelo está recogido en una trenza que forma una cinta y varios pelos sueltos en los lados de su cabeza. Su maquillaje es más sencillo que el de la actuación de ayer y su cuerpo está tapado por un vestido de tiras gordas blanco, ajustado en la parte de arriba y amplio en la parte de abajo que llega hasta un poco más abajo del muslo y unos zapatos de tacón alto cerrados de color rojo al igual que sus labios pintados del mismo color.
-¿Qué tal?- pregunta ______ mientras hechan laca por todo su pelo castaño.
-Bien, ¿y tú?
-Nerviosa, salgo en menos de cinco minutos.- la chica de pelo castaño hace una mueca y sonrío.
A ______ le dan un micrófono de color rojo y le deseo suerte antes de que salga a la pasarela del desfile.
______ sale caminando y se coloca en el centro de la pasarela mientras canta antes de que las modelos que visten de rojo salgan a los lados de la pasarela.

***
Sam me había hablado de su novio Fredo mientras caminábamos por las calles que rodean la Torre Eiffel.
Dos horas después, mientras ______ estaba en la fiesta con las demás modelos, me despedí de Sam y me plantee la idea de quedarme en París hasta que...
Siento como se abre la puerta de la suite y escucho como James habla con _____ y ella le contesta divertida.
Desde mi habitación, puedo ver como James besa la mejilla de la chica de pelo castaño y vuelve hacia la puerta de la entrada de la suite.
A la mañana siguiente...
______.
En cuanto me despierto, siento como mi cabeza puede que explote por en alcohol y la música de anoche.
Debería agradecerle a James que me haya acompañado hasta la suite ya que Justin se había ido después del desfile.
-¿Justin?- pregunto cuando veo que su cama está ordenada y sus maletas no están del lado derecho de la puerta que separa nuestras habitaciones.
No hay contestación.
Gateo hasta el final de mi cama y me bajo de esta antes de entrar en la habitación de Justin.
¿Donde coño está?- pienso mientras salgo del que había sido el baño del chico durante estos días.
Deshago su cama con la esperanza de que haya algo suyo pero no encuentro nada. Lo mismo pasa cuando miro en la mesita de noche o en el escritorio de la habitación.
Cuando vuelvo a mi habitación para llamarle desde mi móvil, veo que sobre la mesita de noche en la que está el bolso de mano que lleva ayer, hay una hoja.
-Siento no haberte dicho Buenos días como era mi intención desde que llegamos a París pero creo que no me necesitas más en París y por eso he decidido volver a New York. Espero que disfrutes de esta semana en París como has echo hasta ahora.
Sam sabe el porque de que me haya ido así, si quieres saberlo, estoy seguro de que ella te lo contará todo.- leo en alto lo que hay escrito en la hoja y la dejo en la cama antes de sacar de mi maleta algo que pueda ponerme antes de hablar con Sam.
Pongo una camiseta de tiras finas de color negra, un pantalón corto negro con dibujos blancos y unas sandalias planas de color crema antes de peinar mi pelo, poner mis gafas de pasta negra y coger mi bolso negro con todo lo necesario antes de salir de la suite.
Peto varias veces en la puerta de la suite de Sam pero después de esperar durante más de diez minutos, me rindo y bajo a la planta principal.
-¿Ha visto a un chico de pelo castaño, ojos color miel, que seguramente llevaba Supras y que llevaba dos maletas negras?- pregunto a una de las chicas rubias que hay detrás del mostrador de recepción.
-Si, ha salido del hotel hace media hora.- dice la chica a la que le he preguntado.
-Vale, gracias.- digo antes de salir corriendo del hotel.
Mientras el taxista me lleva hasta el aeropuerto, llamo repetidas veces a Sam o le escribo mensajes diciéndole que estaré durante una hora en el aeropuerto para averiguar si Justin ya se ha ido en uno de los vuelos o tavía se puede quedar en París.
-Gracias.- digo al hombre del taxi después de haberle pagado.
Entro en el aeropuerto sin saber muy bien que hacer ya que estoy en París y no sé hablar francés.
Busco en la pantalla grande los vuelos que saldrán ahora y maldigo la pantalla cuando veo que aparece el vuelo para New York.
-Hola, me gustaría saber si el vuelo a New York ha salido ya.- digo diez minutos de buscar el mostrador.
La chica habla con una de sus compañeras y viene hacia mi una de las chicas con las que ha hablado.
-Hola, ¿qué necesita? Mi compañera no habla inglés, así que seré yo quien le ayude.- dice la chica de pelo oscuro.
-Gracias, quería saber si alguno de los vuelos que salen a New York ya han despegado o todavía están aquí.- digo intentando calmarme.
¿Por qué se ha ido?- pienso mientras la azafata busca en la apantalla de su mostrador las listas de los vuelos que han salido a New York.
-Han salido dos de los tres vuelos.- dice la chica.- Si quiere podemos mirar en el interior del avión que todavía no ha salido lo que está buscando.
-Si, por favor.- saco mi iPhone del bolso negro cuando siento que este vibra en el interior del bolso y suspiro.- No tardaré mucho, es un chico de pelo castaño, ojos color miel y que seguramente lleve unas Supras.
***
-Estoy en los asientos que hay al lado del cristal grande, ¿donde coño estás?- dice Sam desde el otro lado del teléfono.
-Creo que ya te veo, no te muevas.- digo antes de cortar la llamada.
Camino hacia la chica de pelo castaño que está sentada en uno de los asientos al lado del cristal grande por el que se ven despegar los aviones y suspiro al ver que es Sam la chica de gafas de Sol y que lleva el pelo recogido en una alta coleta.
-¿Por qué se ha ido?- pregunto mientras la abrazo.- Me he despertado y ya no estaba, si me hubiese dicho las cosas yo hubiese intentado solucionar lo que le pasaba.
-Intentó hacerlo el.- Sam se levanta y se apoya en el cristal grande.- No le hiciste caso desde la noche anterior porque pasabas todo el tiempo con James, habías quedado con el para ver París y al final no apareciste y aún encima, apareciste con James en vuestra suite, no puedes confiar tanto en James, no te acerques tanto, hace lo mismo con todas sus modelos.
-Yo no...- digo nerviosa en mi defensa aunque segundos después me doy cuenta de que todo lo que ha dicho Sam es cierto.- Le he perdido... Yo no quería hacer eso, juro que si me hubiese dado cuenta de todo esto yo pasaría todo el tiempo con el.
-¿Vas a hacer algo por él? Ese chico está enamorado de ti igual que lo estás tu de el...
-¿Qué puedo hacer?- me siento en el suelo y Sam imita mi acción.
-Justin me ha hablado de que siempre que salís, salen sus amigos y tus amigas. - dice Sam.- ¿Qué te parece unas vacaciones en grupo y así recuperarle?
Miro hacia el cristal grande y veo como uno de los aviones despega. Me dolería demasiado perderle y necesito arreglarlo cuanto antes, ¿que podía hacer sino?

Always? Always¡Lee esta historia GRATIS!