Me despierto por la luz que se filtra a través de las ventanas, la habitación parece congelada en el tiempo. Un brazo está enredado en mi cintura, Harry ronca suavemente, todavía dormido. Aparto con cuidado el brazo de encima, me levanto y camino hasta un pequeño cuarto de baño en la parte delantera de la habitación. Hay un cepillo de dientes envasado en el lavabo, y rápidamente lo abro para lavarme los dientes. El sabor de la bilis aún perdura por vomitar anoche.

Mientras cepillo mis dientes me miro en el espejo, una versión exhausta de mi. Mi cabello largo y castaño sobresale en lugares al azar, las mejillas aún están manchadas de todo el llanto.

Soy un idiota.

En lugar de pensar sobre la noche anterior, y lo más probable, de llorar un poco más, me desnudo y me meto en la pequeña ducha.

Me río mientras cierro las cortinas de la ducha antes de girar el grifo del agua. Todo en este lugar parece ser decorado por un pueblerino.

Después de unos minutos en la ducha el agua sale extremadamente caliente, de la manera que más me gusta. Hay pequeñas botellas de champú y acondicionador, uso todo lo que hay. Espero que Harry no planee tomar una ducha ahora.

Una vez que mi cabello está enjuagado con decencia y el cuerpo limpio, salgo de la ducha y me seco rápidamente. Molesta, me pongo la misma ropa que llevaba ayer, cansada de ella. Buscando en armario del baño, encuentro un cepillo para el pelo sin usar y peino los enredos de mi pelo hasta que caen de nuevo en ondas. En lugar de dejarlo suelto, lo peino en un moño al igual que mi madre me enseñó a hacerlo cuando yo era una niña.

Al salir del baño, encuentro a Harry de pie delante de la ventana, está de lado por lo que sólo puedo ver la mitad de su cara. La luz que se filtra a través del cristal hace que sus ojos se vean de un verde translúcido. Él se ve hermoso.

"¿Cómo te encuentras?" Él pregunta sin siquiera darse la vuelta.

"Mucho mejor" Es cierto, después de la ducha me siento mejor. Él asiente con la cabeza, como si estuviera contento por ello.

"Vamos a buscar algo para comer ya que nos hemos perdido una clase." Él dice, agarrando las llaves antes de hacer una breve contacto visual conmigo. Él suspira antes de apartar la mirada, abriendo la puerta de nuestra habitación y caminar fuera de ella. Siempre me deja atrás cuando está enojado, y lo odio.

Lo alcanzo y subimos a su Range Rover, no intercambiamos ni una sola palabra dentro del coche.

"¿A dónde vamos?" Le pregunto, tratando de conseguir que Harry vuelva a hablarme otra vez.

"IHOP, si te parece bien"

"Mientras que no se quemen la comida allí como lo haces."

"¡Tuve que ir a mear, no es mi culpa!" Harry dice con una sonrisa. Nos reímos, pero luego vuelve el silencio otra vez. Harry se mueve incómodo en su asiento, apretando sus nudillos alrededor del volante.

"Odio esto." Él dice en voz baja.

"Yo también."

"No creo que pueda hacer esto por mucho más tiempo." Él dice en un tono frustrado. Mi corazón se detiene, ¿está hablando sobre nuestra relación?

"¿Hacer esto por mucho más tiempo?"

Toma una respiración profunda, "Estar enfadado contigo."

"Entonces no lo estés."

"Eso es más fácil decirlo que hacerlo." Él dice, aparcando el coche. Ni siquiera me había dado cuenta de que nos habíamos detenido en un aparcamiento, estaba demasiado centrada en él. Harry sale del coche al igual que yo, me espera un momento antes de abrir la puerta de IHOP para mí, algo que no ha hecho desde hace días. Le doy las gracias antes de entrar, el olor de la deliciosa comida invade mis sentidos.

Camouflage [h.s] (Español)¡Lee esta historia GRATIS!