Capítulo~39~Puedes llamarme Sam.~

640 42 0

_______.

-Creo que hemos llegado bastante pronto.- digo divertida mientras me siento en uno de los asientos del aeropuerto.

Justin suelta una carcajada.- Puede que una hora antes.- dice divertido.

Los dos reímos y no puedo evitar mirarle cuando coloca su gorra negra hacia delante.

Hoy seguramente es uno de los días en el que más perfecto lo he visto, creo que Justin es la prueba de que la perfección existe. Sus ojos color miel, su piel del mismo tono que el talco, su pelo castaño que deja peinarse como quieras, sus dientes perfectos al igual que su sonrisa perfecta, sus labios rosados, su nariz, sus orejas, la forma en la que te mira, su risa perfecta y su personalidad hacen que la perfección exista.

-Mejor llegar pronto que tarde, ¿no crees?

-Ahí tienes razón, Jhonson.- dice divertido.- ¿Alguien nos van a recoger al aeropuerto?

Guardo mi iPhone en el bolso grande negro y saco una de las revistas de ropa que he guardado.

-Si, James me ha dicho que en cuanto lleguemos, mandará a alguien para que nos recoja.

-¿Alguna vez habías ido a París?- pregunta Justin mientras miro un vestido azul marino que sale en la primera página después del índice de la revista.

-No, ¿tu?

-Salvo en el sueño, nunca.- Justin se sienta de una vez por todas a mi lado y sonrío.

-Sabía que acabarías sentándote, estás más nervioso que yo.- digo divertida.

Justin suelta una carcajada.- Vamos a ir juntos a París, ¿no es un plan perfecto?

-Lo es.

***

-¿Me acompañas al baño?- pregunto a Justin en un susurro para que el hombre que hay a mi lado no me escuche.

Justin me mira con una sonrisa pervertida y golpeo su hombro divertida.

-Está bien, vamos.- Justin se levanta y sale detrás de mi de la fila de los tres asientos.

Justin rodea mi cintura mientras caminamos por el pasillo de los baños hasta el baño del otro lado del avión y junto mis manos con las suyas.

-¿Esperas en la puerta?- pregunto antes de entrar en el baño.

-Si, cuando salgas quiero entrar.

Cierro la puerta del baño y, en cuanto termino, salgo del baño y soy yo quien espera a Justin al lado del hombre que estaba sentado a mi lado en la fila de nuestros asientos.

En cuanto Justin abre la puerta del baño, mira al hombre que hay a mi lado con cara de pocos amigos y sale del baño.

El chico de pelo castaño me agarra de la mano y me lleva delante de el, como antes.

-¿Te ha dicho o hecho algo?- pregunta mientras caminamos por el pasillo que hay entre las filas de asientos.

-No, simplemente ha venido al baño.- me encojo de hombros y Justin se queda quieto al lado de la fila de los tres asientos vacíos en los que nos sentamos Justin, el hombre y yo.-¿No pasas?- pregunto a Justin cuando parece que no tiene pensado moverse para sentarse en su asiento vacío.

-No, pasa tú.- dice Justin quitando sus brazos de mi cintura.- No quiero que estés lo que queda de viaje al lado de ese hombre.

Deposito un beso en su mejilla y le sonrío antes de recoger mis cosas y sentarme en el asiento que hay junto a la ventanilla.

Always? Always¡Lee esta historia GRATIS!