EN EL CAPITULO ANTERIOR...


Tu: pero estamos en tu oficina amor


Kendall: y cuando nos ha detenido el lugar... dijo pícaro


Tu: y si alguien nos escucha


Kendall: mm procurare que no hagas ruido


Tu: hey!!... dije dándole un leve golpe en el brazo


Capitulo 49


me pare y camine hacia la puerta para cerrarla con seguro Kendall comenzó a quitarse el saco de su traje... -No , no señor Schmidt déjeme hacerlo a mí-... él se detuvo con una enorme sonrisa, me coloque nuevamente sobre sus piernas pero esta vez enredando su cintura con mis piernas después casi a jalones logre quitar la corbata y el saco, comencé a desabrochar lentamente cada botón de su camisa y en cada botón que desabrochaba besaba su pecho y el reía, su camisa desapareció rápidamente dejándolo solo en su apretado pantalón desabroche el cinturón y baje lentamente su bragueta él estaba algo ansioso tomo mis manos las coloco en su cuello y se apodero de mis labios nos besábamos sin control, sentí sus manos recorrer mi espalda por encima de la tela de mi vestido cuando encontró el zíper de este lo bajo por completo bajo los tirantes de mi vestido y esta cayó al suelo dejándome solo en ropa interior, me cargo y me sentó en la orilla del escritorio haciendo a un lado todo lo que pudiera estorbarnos


Kendall: eres hermosa... dijo casi sin aliento, quito mi sujetador de un jalón y lo desgarro cosa que me sorprendió pero no dije nada, bajo sus dulces besos hasta mis pechos provocándome el más intenso placer intente no gemir pero era imposible me miro directo a los ojos... -No soporto más cheri-... bajo sus pantalones y su bóxer después me quito la única prenda que cubría mi cuerpo dejándome desnuda frente a sus ojos, repentinamente entro en mi haciendo que yo diera un impresionante grito no fue de dolor si no de placer, comenzó a moverse dentro de mí lo hacía muy rápido me encantaba que lo hiciera así... -Eres mía-... dijo ente gemidos ambos sudábamos y nuestras respiraciones eran agitadas Kendall dio un fuerte gemido al mismo tiempo que yo, nos fundimos en un orgasmo que nos dejó sin fuerzas , nos quedamos un rato en silencio el seguía aun dentro de mí y yo tenía mis piernas enredadas en su cintura y de la nada los dos comenzamos a reír


Tu: dijiste que te encargarías de que yo no hiciera ruido... dije riendo


Kendall: lo siento mentí me encanta escuchar tus gritos, tus gemidos de placer, pero ahora ambos fuimos


Tu: exacto espero que no nos hayan escuchado


Kendall: si lo hicieron no dirán nada porque soy su jefe


Tu: ok señor dueño de la empresa, dime que me pondré ahora?... dije arqueando la ceja


Kendall: pues tu ropa no?


Tu: Kendall desgarraste mi sostén


Kendall: ese vestido puede ponerse sin sujetador y no se nota... eso era verdad de hecho son de ese tipo de vestidos que se usan sin sostén pero un momento el cómo lo sabía?


Tu: como lo sabes?... se puso algo nervioso


Kendall: ehh pues es que emm solo lo supuse... aja y yo me chupo el dedo no? Ash! seguramente el mismo lo comprobó con otra tipa no podía evitar arder de celos cada vez que lo imaginaba con otra mujer


Tu: Kendall contéstame con la verdad, antes de que yo llegara estuviste con muchas mujeres??


Kendall: cheri eso no es algo que se le pregunte a tu esposo


Tu: eso quiere decir que si ¿?... dije tratando de controlar mi enojo


Kendall: tal ves... eso era si, pues Kendall es un hombre apasionado no creo que después de haberse divorciado de la estúpida de Katia se haya mantenido sin hacer nada... -Discutiremos por eso?-


Tu: no ... dije con fastidio... -pero más te vale que no vuelvas a ver a otra mujer mientras estés conmigo-


Kendall: no tiene ni que decírmelo mi amor, ahora hay que vestirnos


Tu: me gusta cómo te ves sin camisa... dije deslizando mi dedo índice por sus trabajados pectorales


Kendall: y a mí me fascina como te ves sin ropa


Tu: pero en fin hay que vestirnos... dije en un suspiro


Kendall: Mmm no quieres no hay que hacerlo y podemos continuar con nuestro juego


Tu: eso me encantaría... peor alguien toco a la puerta


-señor Schmidt afuera hay unos hombres que desean verlo-


Kendall: espera Karla enseguida voy, lo siento mi amor tenemos que parar


Tu: no te preocupes, tenemos el resto del día... dije besando sus labio, nos pusimos la ropa lo más rápido que pudimos mi cabello estaba despeinado trate de arreglarlo un poco Kendall tenia los labios hinchados al igual que yo y los dos reímos al ver nuestro estado cuando estábamos listos... -creo que iré a la cafetería que está enfrente así no te molesto-


Kendall: jamás me molestas, si quieres quedarte no hay problema... abrió la puerta y Karla estaba sentada detrás de su escritorio con manos temblorosas ambos pudimos notarlo, al ver el rostro de aquellos hombres Kendall se puso tenso y volvió a cerrar la puerta sin que los hombres se percataran de lo que había hecho... -tn___ no salgas por favor los llevare a la sala de juntas no quiero que te muevas de aquí-... sonaba preocupado


Tu: Kendall, que pasa


Kendall: solo obedece, en caso de que alguien entre te escondes de tras de aquel sofá, entendido??


Tu: dime que es lo que pasa


Kendall: solo haz lo que te digo es peligroso que esos hombres te vean


Tu: entonces no salgas invéntales cualquier cosa, no soportaría si llega a pasarte algo


Kendall: no me pasara nada no les conviene hacerme daño, tengo que ir porque si no sospecharan pero prométeme por nuestro hijo que no saldrás hasta que yo llegue


Tu: está bien... me oculte de modo que al abrir la puerta nadie me viera Kendall salió y solo escuche algunos murmullos después alguien volvió a abrir la puerta me entro un miedo horrible, por mi cuerpo paso un escalofrió...




CASADA CON UN EXTRAÑO-Kendall y tu¡Lee esta historia GRATIS!