EN EL CAPITULO ANTERIOR...


Kendall: que ya verán esas urracas... me causo risa su comentario


Tu: si lo dices porque me ignoraron no te preocupes, es porque no me conocen


Kendall: eres mi esposa por lo tanto también eres dueña de todo lo que tengo


Tu: solo deja que se acostumbren a verme...Kendall se sentó en su enorme silla detrás del escritorio y me invito a sentarme en sus piernas y yo encantada acepte...


Capitulo 48


yo llevaba puesto un vestido que me llegaba a la rodilla y Kendall se aprovechó y comenzó a acariciar mis piernas.. -No, no señor Schmidt está en horas de trabajo-


Kendall: y eso es un problema?... pasaba sus manos por el interior de mi vestido y eso me impedía pensar con claridad sin duda sabía lo que hacia


Tu: si... enrede mis dedos en su pelo y me apodere de sus labios si él quería jugar porque no hacerlo, afloje un poco su corbata y cuando estaba por quitarla el teléfono sonó


-Señor le llevo ya los cheques de los empleados para que los firme?-... emm era así como un intercomunicador si me entienden? Bueno Kendall apretó el botón y contesto


Kendall: por favor Griselda... dijo con fastidio... -mi amor hoy no es nuestro día verdad?


Tu: porque lo dices


Kendall: pues porque cuando estamos en lo mejor alguien nos interrumpe, que la gente no entiende el significado de una puerta cerrada.


Tu: amor estás en tu oficina que esperabas... alguien toco a la puerta y era la secretaria de Kendall la hiso pasar y ella no me quitaba la mirada de encima era una mujer de unos 45 años de esas de lo más chismosas


Griselda: algo más que necesite señor


Kendall: yo no pero mi esposa tal vez si


Griselda: señora necesita algo... Por sola obligación y de mala gana se dirigió hacia mí


Kendall: señora Schmidt... corrigió


Griselda: señora Schmidt necesita algo


Tu: no muchas gracias


Kendall: puedes retirarte y por favor no me interrumpas que este muy ocupado con la firmas... yo no pude evitar reír si claro "por las firmas "


Tu: mi amor creo que me odia


Kendall: no tendría por qué hacerlo... entonces sucedió algo que ninguno de los dos esperaba el intercomunicador se activó no sé porque y una conversación que sostenían algunas secretarias se escucho

CASADA CON UN EXTRAÑO-Kendall y tu¡Lee esta historia GRATIS!