Capítulo~37~Semana de la moda.~

553 50 1

A la mañana siguiente...

__________.

-Cariño, James ha venido a hablar contigo.- dice mi madre sentada en el borde de la cama de mi habitación.

Me giro en la cama para poder ver a mi madre y froto los ojos.

-Buenos días, enano.- digo divertida mientras acaricio la barriga de mi madre tapada por el vestido verde que lleva puesto. Mi madre y Marc me habían dicho mientras cenábamos anoche que el bebé era un niño según los resultados de la tarde y la barriga cada día que pasaba se notaba más.- ¿James el de la revista?- pregunto confusa.

-Si, me ha dicho que necesita hablar contigo, que quiere proponerte una cosa.- mi madre se encoge de hombros y la miro con el ceño fruncido.

-Bueno, dile que me cambio y ya bajo.- digo a mi madre antes de salir de la cama y meterme en el baño de mi habitación.

-Vale, no tardes.- escucho decir a mi madre antes de que la puerta de la habitación se cierre.

Aproximadamente cinco minutos después, salgo del baño envuelta en una toalla rosa y saco del armario un top azul marino de tiras, un pantalón corto vaquero del mismo color, una camiseta blanca de media manga con estampado de flores rosas y unas francesitas color crema.

Recojo mi pelo en una alta coleta y pongo mis gafas de pasta negra después de maquillarme.

-Hola, James.- digo en cuanto llego al piso de abajo de la casa.

El chico deposita un beso en cada una de mis mejillas y en cuanto nos separamos, me siento en uno de los sillones del sofá.

-¿Qué tal?- pregunta el hombre de pelo oscuro.- Tengo muy buenas noticias para ti, diría que son más que buenas.

-Soy todo oídos.- digo con una sonrisa.- ¿Quieres beber algo?

-No, tranquila.- dice con una sonrisa.- He venido hasta aquí porque una de las modelos que desfilarían la semana que viene en París, ha tenido un problema y hemos pensado que tu serías la modelo perfecta para los desfiles que se harán la semana que viene en París.- dice con una sonrisa antes de seguir.- Sé que te pilla por sorpresa, bueno, tendrías que salir mañana desde aquí a París para llegar por la mañana a París así que dejamos que vayas con una persona más, quien tu quieras. Estarás en el mismo hotel que las demás modelos y todo está absolutamente pagado, incluidos los billetes de avión y todo lo que necesites en París.- Mañana sale tu vuelo a la noche y tendrías que ensayar todas las mañanas, sobre todo el lunes por la mañana, porque hemos visto unos vídeos tuyos en los que cantas en tu instituto y cantarías en el desfile del lunes a la noche.

Me agarro al sillón con una mano cuando James termina de hablar y intento procesar todo lo que acaba de decirme en mi cabeza.

-¿Estás hablando en serio?- pregunto divertida en cuanto reacciono.

James asiente con la cabeza y suspiro nerviosa.

-Me gustaría que fuese Justin conmigo. ¿Puede acompañarme a todos los desfiles y ensayos?

-Si, yo estaré con vosotros y si necesitas algo solo tendrás que llamarme.

-Vale.- digo todavía nerviosa.- ¿Donde tengo que firmar esta vez?- pregunto al ver el taco de hojas que sujeta el hombre de pelo oscuro.

En cuanto termino de firmar todas las hojas, James se despide de mi madre y de mi y mi madre me abraza.

-¡Vas a desfilar en la semana de la moda en París!- exclama divertida.

-Voy a casa de Justin para contárselo, vuelvo ahora.- deposito un beso en la mejilla de mi madre y salgo de la casa.

Espero sentada en las escaleras de la entrada de la casa de Justin a que alguien me abra, pero parece que no hay nadie en casa.

En cuanto veo como un coche se estaciona delante del garaje de la casa del chico, sonrío nerviosa al ver a Justin.

-Buenos días, Jhonson.- dice mientras sale de su coche.- ¿Me echabas de menos o qué?- dice divertido.

Suelto una carcajada.- Nos vamos a París mañana por la noche a la semana de la moda, ¿quieres acompañarme? Te necesito a mi lado durante toda la semana.

-¿Qué?- pregunta confuso el chico de ojos color miel.- ¿Quieres que te acompañe? ¿No tenemos los billetes y yo no puedo gastarme tanto dinero, necesito todo el dinero que tengo para pagar la Universidad y el apartamento.

-Todo está pagado, solo tenemos que subirnos al avión y disfrutar de esa semana.- digo con una sonrisa nerviosa.- ¿Qué dices? ¿Te vienes?

Always? Always¡Lee esta historia GRATIS!