Mute

11.2K 1.6K 841

—¿Estan listos? —Niall palmeo sus manos llamando nuestra atención, una enorme sonrisa de idiota en su rostro.

Acomodando mis guantes blancos en mis muñecas, lo fulminé con la mirada. Dios, nunca habia odiado más al rubio que ahora mismo. Tenía que aceptar que tenia gran parte de la culpa de que esto sucediera ya que nunca deberia haber apostado contra él pero vamos, ¿vestirnos de mimos y hacernos actuar en una plaza publica? Esto ni siquiera era gracioso, al menos no para mi. 

Niall habia asegurado que podia comerse dos pizzas completas sin siquiera tener el impulso de vomitar, Liam y yo habiamos sido lo suficientemente estupidos como para contradecirlo. El chico debia tener un maldito estomago de acero, nadie podia comer tanto y no explotar. 

—Te estoy odiando en estos momentos. —se quejó Liam mientras hacia una larga linea negra cruzando su ojo derecho.

—Saben, los mimos no hablan —dijo Niall—. Comiencen a cerrar la boca desde ahora.

Mostrandole el dedo medio me voltee y tome el sombrero, colocandolo sobre mis rizos. Habiamos conseguido los trajes gracias a Zayn, el novio de Liam, quien trabajaba en un teatro como vestuarista. Los mismos no eran muy diferentes; guantes blancos, pantalones oscuros al igual que los zapatos, tiradores y fedora negra. La unica diferencia era el color de la camiseta, la mía era blanca con lineas rojas mientras que la de Liam tenia lineas negras. En fin, pareciamos idiotas sin nada más que hacer. 

—Lo único que espero es que nadie nos reconozca —susurró Liam, haciendo una mueca.

—Estamos bastante lejos de la universidad, no creo que nadie conocido pase por aquí. —aseguré.

—No se preocupen por eso —Niall sonrió—. Yo mismo me encargue de llamar a todos su compañeros para que vengan a ver su show.

Yo lo mataba, en serio, lo mataba.

—El asesinato es penado, Hazz —me recordó suavemente Zayn mientras caminaba hacia nosotros. 

—Si no encuentran el cuerpo no hay delito. —dijo Liam—. Sé donde podemos enterrarlo.

—Detengan eso, ustedes dos. —rió el moreno caminando directo hacia Liam y dejando un suave beso en sus, ahora negros, labios—. Son los mimos más sexys que he visto.

—Esas palabras no tienen el mismo efecto si te estas riendo. —estreché los ojos hacia él, logrando que soltara otra risita tonta.

—Dejen de posponer esto —llamó Niall—. Es hora del show.

Saltando fuera de la van donde estaba sentado, seguí a Niall por la plaza y me senté donde me indico. Liam no tardo mucho en unirsenos junto a Zayn, este último tenía varias manchas blancas por todo su rostro lo que me dijo que a pesar del maquillaje no se habian detenido con sus cariñitos. 

El show no tardo en comenzar, vi varios rostros conocidos mientras comenzabamos con la mimica pero no parecian estar burlandose sino que realmente les parecian graciosas nuestras estupideces. 

Liam arrastro una silla imaginaria hacia donde estabamos y miró al publico antes de hacer una reverencia hacia mi, como si dijera que me dejaba el show. Poniendo mala cara, me dirigi a él e hice la mimica de quitarle la silla, logrando que el castaño cayera de culo al suelo. Una ronda de risas se escuchó y no pude detener mi propia carcajada al darme cuenta de que el idiota habia caido realmente al no poder mantener el equilibrio.

Mala suerte que el chico se la tomara contra mi, se pusiera de pie y comenzara a correrme mientras intentaba golpearme con algun objeto imaginario en el trasero. Mirando a mi alrededor, visualice a Zayn y corrí hacia él, escondiendome en su espalda y usandolo de escudo contra Liam. 

—Hey, no me uses a mi. —se quejo el moreno con una risita.

La multitud estaba creciendo a cada segundo a nuestro alrededor, sonrisas apreciendo en sus rostros. Liam se cruzo de brazos, frunciendo el ceño antes de hacer un gesto ordenandome que saliera de detrás de su novio. Negué con la cabeza, el castaño golpeo el pie contra el piso y volvió a ordenarme salir. Sonriendo, besé rápidamente la mejilla de Zayn antes de correr lejos. Los pasos pesados de Liam me siguieron y supe que el castaño ahora si quería golpearme de verdad.

Seguimos correteando por un rato, haciendo estupideces cada vez que nos deteniamos. Ya hasta tenia un grupo de niños pequeños alentandome a escapar de Liam, gritandole al castaño que no me golpeara más. 

Mis pasos se detuvieron cuando me encontré de golpe con unos brillantes ojos azules y una sonrisa perfecta. Louis Tomlinson, estudiaba en la misma universidad que nosotros solo que un par de grados más abajo y yo habia tenido un eramoramiento por él desde hacia más de un año, cuando comenzó su primer año. 

El chico estaba parado en el borde la multitud, alentandome a correr como los demás hacian. Riendo entre dientes, me dije que ser mimo no era tan malo, de todas maneras siempre me quedaba mudo cuando intentaba hablar con él por lo que esquivando otro golpe de Liam, tomé una flor del cantero cercano y la escondi en mi manga. Volteandome sobre mis talones, coloqué mi mano frente a mi con la palma hacia Liam pidiendole silenciosamente al castaño que se detuviera. Liam me miró con curiosidad pero aun así hizo lo que le pedi. Juntando mis manos frente a mi pecho, forme un corazon con mis dedos e hice la mimica de que latia antes de soltar un suspiro. El castaño frunció el ceño, copiando mis movimientos antes de apuntarme, su mirada se deslizo por la multitud y cuando volvió a mirarme asintió en comprensión.

—Oh dios, creo que se nos enamoro un mimo. —rió Niall desde el otro lado.

Le hice un gesto fastidiado antes de golpear a Liam en el brazo. El castaño me devolvió el golpe y comenzó a tocar un violin imaginario sobre su hombro. Ambos nos deslizamos por la multitud a nuestro alrededor haciendonos camino hacia Louis. El castaño parecia totalmente sorprendido cuando nos detuvimos frente a él y movi mis pestañas, tomando su mano y besandola suavemente antes de hacer un gesto avergonzado. El castaño rio entre dientes. Sacando la flor de mi manga se la entregué, Louis la acepto llevandola a su nariz y oliendola.

—Gracias. —sonreí brillantemente, aferrandome a su mano le hice un gesto para que me siguiera—. ¿Quieres que vaya contigo?

Asentí. 

Llevandolo al frente de la multitud, le hice un gesto a Liam y el castaño cambio su violin por un piano. Jalando a Louis hasta mi cuerpo, comencé un baile improvisada. Todos a nuestro alrededor parecian bastante entretenidos con el pequeño show. 

—Esto es extraño si no tenemos musica. —susurró Louis, sonriendo.

Haciendole un gesto para que esperara, me dirigi a Liam y comencé a mover mis manos como si estuviese discutiendo con él. El castaño se hizo el ofendido y arrojo el piano hacia mi antes de darme la espalda e ir hacia Zayn. Cruzandome de brazos miré a mi alrededor hasta que encontré las miradas del pequeño grupo de niños al frente, los cuales me miraban sonrientes. Haciendo la mimica de cantar, les hice un gesto para que lo hicieran ellos. Los retoños entendieron el gesto y comenzaron una improvisación desafinada de "El osito gominola". 

Louis rio entre dientes cuando me dirigi hacia él golpeando mis manos en un gesto satisfecho. Tomando su mano, comenzamos a bailar nuevamente hasta que los niños comenzaron a gritar por un beso. Haciendo un gesto avergonzado e intenté alejarme pero Louis me detuvo, colocando una mano sobre mi brazo y dejando un beso en mi mejilla. La gente comenzo a gritar y aplaudir a nuestro alrededor.

En todo la euforia de la gente, Niall se acercó a mi y metio algo en mi bolsillo antes de susurrar en mi oido—. Luego no digas que no hago nada por ti. Muestrale el cartel a Louis.

Dicho eso, se alejo. 

Encogiendome de hombros, hice una reverencia hacia Louis dando por terminado el baile antes de alcanzar el papel y abrirlo mostrandoselo. Siguiendo la mirada del castaño, leí al mismo tiempo lo que el cartel decia.

"¿Irias a una cita conmigo?"

Louis me miró con una sonrisa—. Si, Harry.

Mute |Larry| One Shot¡Lee esta historia GRATIS!