Capítulo Veinticinco: Fue un error

1.3K 44 1


Narra Will

¡Diablos! Las rubias nunca han sido lo mío, porque son tan superficiales y huecas. Pero ella parece lista, y eso me da miedo. Pero yo soy Will y nunca me enamoro, solo son chicas para una o quizás más noches, con las que me acuesto y no tengo nada serio, no es que no me guste solo que yo no sería capaz de llevar algo serio.

-Will, ¿vas por algo de carne?- me pregunta Luke

-Claro, Uk. ¿Me prestas tu auto?- le pregunto

-Toma- me dice mientras me avienta las llaves

-¿Traigo lo que sea?- pregunto

-No, no, yo te acompañare, porque los hombres solo escogen la carne a lo estúpido- dice Payton que llega corriendo

-Oh, está bien- digo

-Ahora salgo- me dice Payton

Salgo y me subo al auto de Luke, saco mi cajetilla de cigarros y enciendo uno. Bajo la ventanilla y expulso el humo. Mi celular comienza a sonar lo saco y veo que no es un número registrado aun así contesto

Llamada telefónica

-¿Hola?- contesto

-Hola, mi amor. Soy Rebeca- me dice una voz chillona

-Hola, preciosa- digo

-Estaba dándome una ducha y pensando en ti- me dice seductoramente

-¿Ah sí?- pregunto siguiéndolo el juego

-Sí, pero mis dedos no son tan hábiles como tú, mi amor- me dice

-Te veo esta noche, dulzura- le digo

-Estaré esperando con ansias- me dice y cuelgo

Fin de la llamada telefónica

Guardo mi celular y le doy una calada a mi cigarro. Payton llega y se sube al auto, le doy una última calada a mi cigarro y lo tiro. Enciendo el auto y comienzo a conducir.

-¿Y estudias?- me pregunta Payton

-Sí, voy al mismo instituto que Luke y los demás, ahí los conocí- contesto

-Luke me dijo que vives con él- me dice

-Sí, él es como el hermano que nunca tuve- le digo

-Pues vamos a convivir mucho, me dará tiempo de conocerte mejor- me dice y ríe

Llegamos al supermercado, estaciono el auto y lo apago. Bajo y detrás de mí baja Payton. Caminamos hacia adentro y tomamos una canasta para las cosas, vamos directamente hacia las carnes. Payton me quita la canasta y comienza a ver cada corte de carne mientras yo me mantengo a su lado.

-¡Willl!- escucho la voz de Dayana llamarme

Volteo y la veo corriendo hacia mí, llega y enreda sus piernas en mi cintura y con sus brazos rodea mi cuello

-Hola, Dayana- digo tratando de quitármela de encima

-Terroncito, te extrañe- dice mientras se baja de mi

-No me digas terroncito- le digo

-Tenemos algo, terroncito, somos almas gemelas- me dice y acaricia mi mejilla

-¿Qué te gusta más el filete o las costillitas?- Payton llega con cada una

-¿Quién es esta, terroncito?- pregunta Dayana

Enamorada del chico maloDonde viven las historias. Descúbrelo ahora