A lo largo del día mis pensamientos luchan entre sí, luchando en una guerra en la que no se sabe cual será el resultado.

En un rincón de mi mente pienso que Harry puede protegerse a sí mismo, y yo, literalmente, sería una criatura indefensa rodeada por una manada de lobos.

Por otra parte, si algo le llega a suceder, y yo no estoy allí para evitarlo, me arrepentiré durante toda mi vida por no haber hecho nada.

Gimo en voz alta, en realidad con ganas de gritar, pero probablemente todo el edificio vendrá a llamar a mí puerta enfadados. ¿Por qué siempre sobre reacciono por tonterías? Ojalá no fuera tan curiosa, siempre trato de encontrar respuestas.

El sonido de mi teléfono pone fin a mis pensamientos, me extiendo para cogerlo y descuelgo, "Hola." Grito involuntariamente.

La voz de mi madre suena a través de la línea "Espero que esa no sea la forma de contestar al teléfono a todos los que te llama." Ella dice en tono de regaño.

"Lo siento, ha sido un día ajetreado." Miento, no ha sido un día duro, solo he estado distraída.

"Bueno, así es la universidad, ¿Cómo va todo? Tu padre y yo hemos pensado en visitarte pronto, te echamos de menos." Ella dice en un tono triste.

"Yo también os echo de menos." Digo con sinceridad, realmente echo de menos a mis padres y a toda su sobreprotección.

"Tu padre me está cogiendo el teléfono, te llamaré de nuevo muy pronto cielo." Oigo a alguien en el fondo, el teléfono se está transfiriendo entre ellos.

"Leah, ¿cómo son tus calificaciones?" Las preguntas de padre, y me río porque ni siquiera pregunta por mi salud. Para él lo primordial siempre ha sido la educación, trabajo duro en la escuela para un futuro brillante, era su lema.

"Mis notas van bien, gracias por preguntar." Digo tratando de ocultar la molestia en el interior.

"Eso es bueno cielo, ¿te mantienes alejada de los chicos?" Mi corazón se acelera por su pregunta, ¿sabe algo sobre Harry? Pienso que no hay forma de que eso sea posible, sobre todo por las seis horas de distancia.

"Por supuesto, papá. El trabajo de la escuela es mi prioridad ya lo sabes." Miento de nuevo. Nunca he mentido tanto a mis padres en toda mi vida. Ellos me criaron para que siempre dijera la verdad, y tal vez ahora sólo estoy pensando que a veces la verdad duele a la gente que nos rodea en lugar de tranquilizar.

"Tu madre y yo estamos a punto de salir a comer, voy a llevarla a su restaurante italiano favorito." Dice, y me pongo celosa con la idea de ir a comer a lugares que llegaron a ser tan familiares en casa.

"Envuelve algunas de sus pastas famosas y envíamelas por correo, por favor." Digo riéndome.

"¡Arthur, vámonos ya!" Puedo oír a mi madre decir débilmente en el fondo, ella nunca fue de las que llegaba tarde a ningún lado.

"Esa es mi señal, hablaremos pronto cariño. Te quiero, adiós." Con esto, la línea se cortó y expulso un suspiro de alivio. Miro el reloj, son casi las siete y yo todavía no sé lo que voy a hacer.

Un golpe suena en mi puerta, y Casey entra. "¿Tienes algún plan para esta noche?" Ella me pregunta rápidamente.

"No, ¿pero puedo hacer algo?"

"Liam esta a punto de llegar y tenía la esperanza de estar a solos durante una hora o dos. ¿Puedes coger las llaves de mi coche y irte con Harry? ", Ella sugiere claramente no quería obligarme a irme de mi propio apartamento.

"Puedo irme, Liam y tú queréis privacidad, lo entiendo." Me levanto de la cama, me pongo de nuevo mis zapatos y salgo al salón. Hay velas encendidas por todo el apartamento, dos platos en la mesa junto con cubiertos. "¿Estás preparando un cena romántica?" Pregunto, y Casey se ruboriza por mi pregunta.

Camouflage [h.s] (Español)¡Lee esta historia GRATIS!