Capítulo 27

2.4K 105 0

Al día siguiente me desperté, baje desayuné un pastelillo; ya se no soy muy fanática de las dietas pienso que el chico el cual quiera estar conmigo lo estará por como soy no por como me veo, después miré el reloj de la sala y vi que ya eran las 12 asi que por obvias razones tenía que darme una ducha, subí me dí otra ducha de burbujas ya se parezco una niña de 7 años jugando adentro de la tina, pero obvio sin el patito chillón en fin salí me puse unos jeans desgastados de las rodillas y una remera manga corta roja y una zapatillas del mismo color de la blusa ya después de estar vestida por no decir, cómodamente sin moda u otras palabras feas para lo mal vestido aquí en Londres; me dispuse a buscar a eduard pero mi pregunta era ¿donde estaba?
Así que me encamine directamente a la recamara de grecia toqué.
Y por el otro lado de la puerta escuche un adelante así que me dispuse a entrar
y vi que ella estaba estudiando como siempre-hice cara de asco.
Pero al grano tenía cosas que hacer asi que de un bufido solte.

-hola, disculpa si te interrumpo en algo.
Pero ¿podrias decirme donde esta Eduard?.

-amm, claro no te preocupes no interrumpes después de toda esta es tu casa-puso los ojos en blanco.

Fue por algunas cosas que le encargaron en la universidad pero ya tiene un bueno rato en lo que se fue así que no debe tardar en llegar.

Hablando del rey de roma.

Ambas escuchamos el crujido de la puerta al cerrarse era obvio que era el ya que mi padre no estaba en casa y Cecilia de seguro estaba haciéndose un pedicure si es que esta relajada y si vio lo nuevo en la moda podría jurar que fue a inyectarse mas botox.
Y si efectivamente era Eduard.

-Hola - salude con amabilidad al ya estar arriba a pasar a saludar a Grecia , aunque se veía algo extrañado ya que yo casi nunca voy a ver a Grecia a menos que sea algo importante o de mi conveniencia ya que como dije no entra en mi vida.

Ho-ola, ¿que sucede ocurre algo malo? - respondió titubeando.

-no, no te preocupes solo andaba buscandote y como no te encontraba pase a preguntarle a Grecia-dije explicando.

-oh ya veo. - dijo con entusiasmo.

-si, disculpa si te asuste-dije fingiendo cara de preocupación.
En realidad disculpa Grecia pero quisiera que hablaramos en privado, si quieres vamos al centro comercial a Starbucks y discutimos ¿que te parece?

-oh, bueno dejo sus cosas en el escritorio de la recamara de Isabella en realidad no se porque pero asi fue.

Nos despedimos de Grecia y nos marchamos.

Nos subimos a su auto y conducio al centro comercial al llegar bajamos del auto y nos encaminamos al Starbucks que estaba justo en la entrada de este.
Nos sentamos en las mesas de la esquinas las mas alejadas de la gente donde no se escucha tanto ruido y ya ne fin no doy mas detalles
Llego el mesero tomo nuestra orden y nos mientras que hablamos cosas sin sentido.

~*~
SELENEJRG.

MI PROFESOR ¡Lee esta historia GRATIS!