Capítulo 2

6.4K 300 10

Pestañee y abrí los ojos lentamente. Me encontré mirando los mismos ojos verdes que vi antes de desmayarme. No puedo creer que haya perdido el conocimiento en medio del parque, Sofia debe estar muy asustada. Mierda, ¿dónde está Sofia?


Giré la cabeza para buscar a mi hermana pequeña, pero todo volvió a dar vueltas de nuevo. Hacer eso no es una buena idea. Estoy acostumbrada a desmayarme, pasa muchas veces, pero esta es la primera vez que me pasa delante de Sofia o en la calle.


Suele pasarme en clase o cuando estoy encerrada en mi habitación. Cuando pasa en la escuela, invento alguna excusa para que no me pregunten, como que esa noche no he dormido bien.


"Sofia está bien", mis cejas se levantaron debido a la confusión cuando la chica que tenia delante habló por primera vez. ¿Quién es? ¿Cómo sabe que estoy buscando a Sofia? "Con cuidado, cariño, te has dado un buen golpe en la cabeza al desmayarte", así que es por eso que me duele tanto.


Pero eso no importa, tengo que encontrar a Sofia y asegurarme de que está bien. "Soy Lauren", me dijo con una sonrisa, sentí como se me secaba la boca y noté una sensación en el estómago. Era increíblemente preciosa, la chica más guapa que jamás había visto.


"Soy Camila", respondí, intentando deshacer el nudo que se había formado en mi garganta y moviéndome incómodamente bajo su mirada. Odio la atención, me hace pensar que la gente me está juzgando cuando me está mirando. Pero, por alguna razón, la mirada en los ojos de Lauren me decía que no me estaba juzgando en absoluto.


Me miraba mientras rodeaba mi cintura con sus brazos para que pueda ponerme en pie. "¿Karla?", mis ojos se posaron sobre Sofia que estaba sentada en el banco, mordiendo su labio con nervios. "¿Estás bien?", la voz de Sofia se quebró, y estoy segura de que mi corazón se rompió en un millón de pedazos.


Abrí los brazos para que corriera hacia mi y me abrazara. Su cara mojada se enterró en mi cuello y comenzó a sollozar.


Soy una idiota, tengo que tener más cuidado delante de Sofia. "Sofí, tranquila", susurré en su oído, respiró un par de veces antes de apartarse. "Lo siento", inclinó la cabeza mientras yo le limpiaba las lágrimas de sus mejillas.


"Está bien, Lauren ha cuidado de ti", miré a Lauren y le sonreí tímidamente. ¿Quién es esta chica? Nunca la había visto, y he visto prácticamente a todo el mundo que vive aquí.


Probablemente sea nueva aquí. "Gracias", Lauren se encogió de hombros, como si no hubiera sido nada importante. Se me escapó una pequeña risa por cómo de perfecta era.


"No podía dejar a una chica tan guapa en el suelo, ¿verdad?", me guiñó un ojo y ese sentimiento volvió a aparecer en mi estómago. Joder, ¿cómo pasa de ser adorable a sexy en sólo dos segundos? "¿Qué os parece si venís a mi casa? Me he perdido y no tengo ni idea de dónde estoy...", Lauren se sonrojó, avergonzada por haberse perdido.


Sofi me miró, suplicándome con la mirada, esa mirada a la que sabe que no le puedo negar nada. "Claro, pero sólo un rato, tenemos que irnos a la cama pronto, mañana tenemos clase." La cara de Sofia se iluminó y Lauren me dijo su dirección rápidamente.


Afortunadamente, conozco el sitio donde vive. Es donde viven mis mejores amigas. Ally, Dinah y Normani no tienen ni idea de lo que pasa en mi vida.


No saben que no como, y que si lo hago, me obligo a vomitar.


No saben que mi familia es pobre y que Sofia y yo estamos cerca de ser llevadas con los servicios sociales porque no nos pueden alimentar cómo deberían...


No es que no confíe en ellas, porque si lo hago. Es sólo que estoy asustada de que me juzguen por cómo es mi vida. Miedo a que me traten diferente cuando vean cómo soy de verdad.


"¿A qué escuela vas a ir?", le pregunté cuando empezamos a caminar hacia su casa. Aunque sé que probablemente Lauren vaya a mi colegio porque es el más cercano a su casa.


"Esa que está cerca de la playa", me dice mientras coge a Sofia, que estaba dormida. Mi sonrisa se ensancha al escuchar sus palabras. Siento algo en el corazón, algo que me dice que ella está destinada a estar en mi vida de alguna forma, pero se que es una locura que sienta esto porque la acabo de conocer.


Aunque no me dolería conocerla más, ¿verdad? ¿Quizás nos hagamos amigas y tenga a alguien con quién pueda abrirme? Parece alguien en quién puedo confiar, porque no me ha dejado sola en el suelo como la mayoría de chicas de nuestra edad habría hecho.


Y la forma en la que me miró. Me puso la piel de gallina. Parecía que estaba mirando directamente a mi alma.


"Yo también voy allí, puedes venir conmigo para que nadie te moleste, Lo", ¿Lo? el apodo salió de mi boca antes de que pudiera pararlo. Afortunadamente, Lauren sólo sonríe y no parece molestarle que ya tenga un apodo para ella.


"Oh, aquí es", Lauren exclamó y apuntó a una gran casa. Mi boca se abrió al ver el sitio dónde vive. Joder. Esta chica debe ser rica o algo así, porque no hay manera de poder pagar esto si no lo es.


Lauren ni se inmutó por el tamaño, estaba ocupada intentado abrir la puerta con una sola mano. "¿Quieres que la agarre?", le pregunté apuntando a Sofia, que estaba en sus brazos.


Negó con la cabeza, un rato después logró abrir la puerta.


"¿Vas a entrar...?"



Behind closed doors (Camren) (Traducción)¡Lee esta historia GRATIS!