Capítulo~30~Solo me he mareado.~

654 52 0

_______.

La alarma de mi iPhone suena por toda la habitación y suspiro mientras pienso que en menos de dos meses me graduaré y esta alarma dejará de sonar durante una temporada.

En menos de diez minutos salgo del baño envuelta en una toalla y me visto con el uniforme del instituto lo más rápido posible ya que sino, llegaré tarde.

Recojo mi pelo en una alta coleta y pongo mis gafas de pasta negra antes de coger mi chaquetón y mi mochila y bajar al piso de abajo.

Justin me había un enviado un mensaje anoche diciendo que llegaría tarde al instituto porque tenía que ir al hospital con Pattie, por lo cual, salgo de casa después de abrochar mi chaquetón y colocar mi mochila sobre los hombros y camino hacia el instituto.

En cuando cruzo el paso de peatones que lleva a la calle en la que se encuentra el instituto, no puedo evitar suspirar al ver que todo el mundo ya ha entrado.

Entro en el instituto sin hacer mucho ruido y en cuanto paso secretaría, donde se encuentra la jefa de estudios, subo las escaleras y camino por el pasillo de la derecha hacia el hueco que hay entre una clase y otra donde se encuentra una enorme ventana que deja ver la pista de atletismo.

Me siento en el suelo como un indio y dejo mi chaquetón sobre la mochila que he dejado tirada en el suelo.

Conecto mis auriculares a mi iPhone y pulso el apartado en el que aparece la canción Blank Space de Taylor Swift.

Justin.

-¿Puedes comprar la revista en la que salimos ______ y yo antes de irte a trabajar?- pregunto a mi madre antes de salir del coche.

-No te prometo nada, tengo dos reuniones.- dice mi madre con una sonrisa forzada. Sé que no le gustan las reuniones porque tiene que pasar más de dos horas metida en un salón en el que solo hablan sobre los problemas de la empresa.

-Está bien.- desabrocho el cinturón de seguridad y abro la puerta del lado del copiloto.- Suerte en la reunión, te quiero.- deposito un beso en la mejilla de mi madre y salgo del coche después de coger mi mochila de la parte trasera del coche.

-Yo también, pórtate bien.- mi madre me guiña un ojo y suelto una carcajada antes de cerrar la puerta del copiloto y caminar hacia la entrada del instituto.

Subo las escaleras hasta el piso de arriba después de entregar el justificante en secretaría por llegar media hora tarde y doy un par de pasos hacia atrás al ver a una chica de pelo oscuro sentada como un indio en el suelo del pasillo mientras escucha música.

¿Por qué no cambia la hora de la alarma de su iPhone para llegar puntual?- pienso mientras veo como mueve los labios sin decir nada, seguramente esté cantando la canción que está escuchando.

Entro en el hueco que hay en el pasillo entre una clase y otra y miro la pista de atletismo desde la ventana grande que hay en la pared.

______ me mira y sonríe antes de retirar uno de sus auriculares.

-Sígueme.- susurro para que ninguno de los profesores o la jefa de estudios nos escuche y nos castigue.

______ tapa su camisa con el chaquetón y coge su mochila del suelo antes de seguirme por el pasillo y bajar las escaleras.

-¿A donde vamos?- pregunta en un susurro _______.

Agarro la mano de _______ con mi mano y en cuanto no siento ningún paso de una persona por el pasillo de la entrada del instituto, bajo el último escalón de las escaleras por las que hemos bajado y corro hacia la puerta que lleva a la pista de atletismo con _______.

-¿Hace sol y tu te quedas en el pasillo escuchando música y esperando a que suene el instituto?- pregunto divertido mientras subimos las escaleras hacia la grada más alta.

_______ suelta una carcajada y deja su mochila y su chaquetón en una de las gradas antes de poner música en su iPhone y bajar de grada en grada hacia la pista de atletismo.

***

_______.

-Una última vez y podéis iros, ¿vale?- dice la profesora de educación física en cuanto el timbre del instituto suena por todos lados.

Todos los que bailamos la coreografía nos miramos y suspiro, realmente estoy agotada. Hemos bailado la coreografía más de veinte veces y no hemos tenido ningún descanso, por no decir que todavía no he desayuno.

-¿Por qué hacemos esto?- susurra Justin en mi oreja.

Sonrío y lo empujo divertida hacia el lado contrario en el que tengo que esperar a que suene la música.

En cuanto terminamos la coreografía, camino con Ashley y Chloe hacia el vestuario de chicas para ducharnos y volver a vestirnos con el uniforme del instituto.

-Creo que el día de la graduación será perfecto.- dice Ashley mientras se ducha y yo empiezo a vestirme.

-Tu eres quien decora el pabellón así que todo está en tus manos.- digo divertida mientras abotono los botones de la camisa.

Ashley asoma su cabeza por el hueco de la ducha en la que se está duchando y suelto una carcajada.

-_______ Jhonson, venga a mi despacho en cuanto pueda antes de que las clases comiencen.- dice una voz masculina por el megáfono que hay en cada sala que pertenece al instituto.

-¿Ha dicho mi nombre?- pregunto confusa mientras saco mis francesitas del neceser.

-¿Por qué te habrá llamado?- pregunta Ashley envuelta en una toalla blanca.

-No he hecho nada como para que tenga que ir a dirección.- digo nerviosa mientras recojo mi pelo en una coleta mejor hecha.- ¿Me podéis llevar el neceser a clase?- pregunto a Ashley y a Chloe.

-Claro, no te preocupes.- dice Ashley mientras saca de su neceser el uniforme del instituto.

-Gracias.- digo antes de salir del vestuario de chicas.

En cuanto salgo del vestuario, siento la necesidad de apoyar mi cuerpo en la pared del pasillo que lleva hacia la salida o sino me caeré al suelo.

Tapo mi cara con las manos mientras estoy apoyada en la pared del pasillo del pabellón y suspiro mientras intento tranquilizarme, debería haber desayunado.

-¡_______!- exclama una voz masculina, esa voz masculina que reconocería en cualquier parte y que ahora me cuesta reconocer.- ¿Te encuentras bien?

Sus manos acarician las mías mientras tapan mi cara y las retiro.

-Estoy bien, solo me he mareado.- digo nerviosa.

-¿Has desayunado?- pregunta Justin que, en cuanto ve como esquivo su mirada se da cuenta de que no lo he hecho.- ¿Necesitas comer algo o prefieres ir antes al despacho del director?

-¿Me puedes acompañar?- pregunto nerviosa.

-Claro, tengo comida en mi mochila, la compré antes de venir al pabellón así que te servirá.

Justin saca una botella de agua de su mochila y un plástico en el que hay dos sanwiches.

Bebo de un trago la mitad del agua que había en la botella y Justin la guarda en su mochila en cuanto se la devuelvo.

-¿Quieres?- pregunto mientras camino al lado de Justin hacia el despacho del director.

-Cómelos tu, yo compraré algo mientras hablas con el director.

-Gracias.- miro los ojos color miel de Justin y el chico sonríe.

-De nada, ya sabes que cuando necesites mi ayuda siempre la tendrás.

Always? Always¡Lee esta historia GRATIS!