Capítulo 11.

90 11 4

-Ese hijo que esperas es un bastardo... Ahora más que nunca debes casarte con Soo Hyun.

Decía el padre de Taemin más que enojado, ¿Cómo era posible que el futuro heredero a toda su fortuna esperaba un bebé antes de casarse con el dueño de la gran empresa de Corea? Era una deshonra, era más que obvio que haría todo lo posible por alejarlo de aquel supuesto padre del bebé.

Más tarde, Taemin se encontraba llorando en su cama, querían alejarlo del amor de su vida, de su gatito, de su KiBum. No podía aceptar que estaba muerto, simplemente no podía.

Escucho como la puerta de su gran habitación se abría y pasaba su madre con una taza de té en sus blanquecinas manos.

-Bebé... No te enojes, es o mejor para todos... -Dejo la taza en la mesa de noche.

-Tú y mi padre no saben nada... No saben el daño que me están haciendo –Decía mirando a su madre sin poder detener sus lágrimas.

-Pequeño... Perdóname, pero tú padre hace esto por tú bien –Se acerco a su hijo tratando de tocar su mejilla con una de sus manos.

-¡No me toques! –Grito alejándose de su madre poniendo su mano en su propio vientre.- no dejare que me separen de mi hijo, no dejare que hagan conmigo lo que quieran, ¡¿Me oíste, Ming?!

-Taemin... -Su madre se quedo impresionada al ver la reacción de su pequeño, ¿Qué había hecho para merecerse ese trato? A sí, apoyar a su esposo.- Taemin, no me trates así, soy tú madre.

-Si fueras mi madre así como dices, me comprenderías...  -Se levanto de la cama viendo a su madre enojado,  ¿Cómo era posible que le haya hecho eso la persona que más quería en la vida.- no sabes cómo los odio, yo no amo a ese chico, no estoy de acuerdo con que me quiten mi felicidad por dinero, KiBum es el amor de mi vida, es la persona por la cual sigo vivo... Madre, le han quitado a mi hijo el poder conocerlo... ¿Te hubiera gustado que mi padre no me conociera?...

-Se quedo en silencio escuchando a su hijo, su hijo no dejaba de llorar y todo por su culpa y de su esposo.- ya Taemin... Me lastimas...

-No más de lo que tú a mí y a mi hijo... Por favor señora Ming, salga de mi habitación...

-No me trates así, Taemin.

-¡Salga ahora!

La madre de Taemin salió de la habitación de su hijo con las mejillas húmedas de tanto llorar. Taemin se acostó en su cama cerrando sus ojos para dejar que sus lágrimas salieran en libertad de sus ojos. Estaba destrozado, quería a su novio, pudieron haberlo alejado de su Key pero ellos estaban unidos hasta el final, ahora más que nunca debería estar sano por su bebé y por su amado Key.

|Con KiBum|

Se encontraba sentado en su cama mirando a la nada, sus lágrimas caían de sus ojos desde que se habían llevado a su Taemin. Un mes había pasado y estaba destrozado, su cama le traía tantos recuerdos de cuando tenía a su Taemin ahí, era increíble que aquellos hombres hayan tratado de matarlo, por suerte no habían logrado hacerlo. Su madre trataba de animarlo más no podía, llegaba de estudiar y se encerraba en su habitación llorando por muy largas horas. Casi no comía, casi no salía y se la pasaba durmiendo.

-Taemin... ¿Dónde estarás, mi amor? –Miro por la ventana del segundo piso limpiándose las lágrimas.- voy a encontrarte, haré lo posible por tenerte...

Su madre entro a su habitación, yendo hasta donde estaba su hijo para abrazarlo.

-Cariño, come algo por favor.

-Mamá... -Volteo a ver a su madre negando con su cabeza.- no, mamá... Debo buscar a Minnie.

-Deberás tener fuerzas para buscarlo, come algo y juntos buscaremos a tú pequeño –Abrazo a Key acariciando su cabello con suavidad.- ¿Si?

-Está bien... 


Nuevamente lo siento y espero les guste, nos vemos pronto, gracias por su apoyo~

La hija de Kim KiBum.¡Lee esta historia GRATIS!