Capítulo~27~Un beso sin importancia.~

660 52 1

______.

Después de que Ryan, Chaz y Chris cogiesen sus mochilas de la habitación de Ryan, nos despedimos de Rachel y caminamos en dirección a mi casa ya que teníamos que coger las camisetas antes de ir al skatepark.

-¿Qué tal me queda?- pregunto a los chicos mientras bajo los últimos escalones de la escalera de mi casa.

-¿Cual es tu letra?- pregunta Ryan mientras coloco la camiseta morada dentro del pantalón.

-M.- digo con una sonrisa antes de darme la vuelta para que vean la letra en la parte de la espalda de la camiseta.

-Te queda bien.- dice Justin.

-Gracias.- digo con una sonrisa de agradecimiento por ser el único que me ha contestado a si me queda bien o no.- ¿Nos vamos ya? Hace mucho tiempo que no patino.

-_______, te quiero, pero, reconoce que no sabes patinar.- dice divertido Ryan.

Suelto una carcajada.- Lo intento, ¿vale?- digo divertida.

Tapo mis brazos desnudos con una chaqueta negra que había cogido de una de las perchas de mi armario y salgo de casa con los cuatro idiotas que considero como hermanos.

-¿Me sujetas?- pregunto a Justin mientras me subo al skate del chico de pelo castaño.

-Si te caes no será mi culpa.- dice divertido mientras me subo a su skate.

-Vale...- digo alargando.

Justin me mueve mientras estoy subida en el skate y me lleva en línea recta hasta el skatepark.

Suelto un grito cuando empieza a llover y Justin suelta una carcajada.

***

El equipo de Tom va ganando y cada segundo que pasa, queda menos para la hora de que nos quitemos las chaquetas.

-Tu Coca Cola.- dice Justin antes de sentarse en el asiento de la grada que hay junto al mio.

-Gracias.- digo antes de quitarle el tapón a la botella.

-¡Es la hora!- dice Chloe desde el otro lado de Ashley, ya que Ashley está entre Chloe y yo.

-¿Ya?- pregunta Ashley dejando su botella de agua a un lado del asiento en el que estaba sentada después de levantarse.

Bajo la cremallera de la chaqueta negra que llevo puesta y sonrío al ver que Tom ha marcado su tercer gol en lo que llevamos de partido.

-¡TOM!- grita Chloe llamando la atención del chico.

Tom se gira para vernos y en cuanto los focos del campo de fútbol se encienden, nos quitamos las chaquetas y nos colocamos de espaldas al campo de fútbol formando el nombre del chico.

En cuanto nos giramos, vemos como Tom está haciendo un corazón con sus manos y suelto una carcajada.

-¡Te quiero!- grito desde la grada en la que estamos sentados.

***

El partido había terminado desde hace una hora y ahora dirían los nombres de los que entrarían en el equipo de Los Ángeles.

Diez minutos después, solo queda por decir uno de los jugadores y Tom todavía no ha sido nombrado por los tres hombres que visten con camisa blanca, corbata negra, pantalón negro y americana negra.

-¿Por qué no han dicho su nombre?- pregunto mientras me levanto del asiento en el que he estado sentada parte del partido.

No puedo entender como es que todavía no han nombrado a Tom. El chico ha marcado tres goles durante el partido y, en mi opinión, se merece estar al lado de los chicos que han nombrado.

-Van a decir el nombre del último jugador, cruzad los dedos.- dice Chloe.

Chloe superaba mis nervios. No había parado de dar vueltas desde una de las esquinas de la grada hasta la otra esquina mientras habían dicho los nombres de los chicos que han entrado en el equipo de Los Ángeles.

-Y el último jugador que entrará en el equipo de fútbol oficial de Los Ángeles,- comienza a decir el mismo hombre que había nombrado a los anteriores jugadores.- animado por un grupo de tres chicas que han formado su nombre juntando unas camisetas moradas, Tom Smith.

Suelto un grito y, inconscientemente, beso a Justin mientras los chicos bajan de las gradas con Chloe y Ashley para felicitar a Tom.

El beso es apasionado, mi lengua juega con la de Justin hasta que los dos reaccionamos sobre lo que estamos haciendo y nos separamos.

-Yo... Lo siento.- tapo mi cara con las manos, mis mejillas explotarán en cualquier momento.- No sé porque lo he hecho, enserio, lo siento.- digo tímida mientras me siento en el asiento en el que he estado sentada parte del partido de fútbol.

Justin se arrodilla delante de mi y aparta mis manos de la cara.- No importa, ¿vale?- dice con una sonrisa.- Olvidemos el beso, simplemente te has alegrado porque Tom ha entrado en el equipo y he sido el que más cerca has tenido.- dice divertido encogiéndose de hombros.- Podrías haber besado al que había en la grada de arriba.

-¿Al hombre gordo?- pregunto con cara de asco.

Justin suelta una carcajada y le abrazo.

-Gracias por no darle importancia.- digo con una sonrisa antes de que nos separemos.- Creo que deberíamos felicitar a Tom.- digo divertida.

-¿A qué esperas, chica de morado?

Suelto una carcajada y bajo las escaleras de las gradas corriendo hacia donde se encuentra Tom.

En cuanto llego a junto mi mejor amigo, me tiro encima suya y le abrazo como si mi vida dependiese de ello.

-¡Felicidades!- digo mientras escondo mi cara en su cuello.

-Me tienes que explicar lo de ese beso con Justin...- susurra con una sonrisa que puedo notar contra mi mejilla.

-No tiene importancia.- digo con una sonrisa forzada mientras recuerdo lo que ha dicho Justin.

Solo ha sido un beso sin importancia...


Always? Always¡Lee esta historia GRATIS!