Capítulo~25~Las chicas de morado~

653 48 1

Justin.

-¿Por qué eres tan lenta?- pregunto divertido mientras veo como ______ guarda los libros de Física en su mochila.

-Si quieres se lo puedes preguntar a mi madre.- _______ levanta la cabeza para mirarme y sonríe.

-¿A qué hora es el partido?- pregunto a _______ mientras bajamos las escaleras del instituto que llevan a la salida.

-A las 20:00 de la tarde.- dice ______.- ¿No te dije lo que vamos a hacer en el estadio?

-Me estás dando miedo.- digo divertido.

______ suelta una carcajada y me despeina.- Chloe ha diseñado una camiseta que llevaremos Ashley, ella y yo en la que en cada camiseta morada, está escrita en la parte de la espalda una letra que forma el nombre de Tom.

-Las chicas de morado.- digo divertido.

_______ suelta una carcajada y la observo mientras ríe.

¿Cómo he podido hacerle tanto daño a esta chica?

-Tierra llamando a Bieber...- ________ mueve su mano delante de mi cara y sonrío.

-¿Qué estabas diciendo?- pregunto mientras caminamos hacia casa.

-Te estaba diciendo que Ryan me ha dicho que podemos ver todos juntos una película en su casa y después ir al skatepark antes del partido de Tom.

-¿Como la otra vez?- pregunto con una sonrisa.

-Como la otra vez.- dice _______ apartando su pelo marrón hacia su hombro derecho.

_______.

-¿Voy después de comer a tu casa para ir a la casa de Ryan?- pregunto mientras busco las llaves de mi casa en el bolsillo pequeño de mi mochila.

-Vale, nos vemos después.- Justin deposita un beso en mi mejilla y no ppuedo evitar sonreír mientras besa mi mejilla.

Me despido de Justin con la mano antes de entrar en casa y en cuanto entro en esta, dejo caer mi mochila al lado del sofá del salón.

-¿Qué tal el día, cariño?- pregunta mi madre mientras coloca los platos para la comida sobre la mesa del salón.

-Todos los profesores me han saludado como si fuese la chica nueva de la clase pero bien.- digo divertida.- ¿Y tu día?

-Bastante bien.- dice mientras coloca dos servilletas sobre la mesa.- ¿La próxima semana me acompañas al hospital?

-Claro, ya te he dicho que iré contigo todas las veces.

Mi madre deposita un beso en mi mejilla y sirve la comida en los dos platos que hay sobre la mesa.

***

Subo mis pantalones grises rotos en las rodillas por mis piernas y busco una camiseta en el armario de mi habitación.

En cuanto pongo una camiseta blanca de manga corta en la que aparecen letras rojas, pongo mis Converse blancas y recojo mi pelo en un moño mal hecho.

-¿Vas a volver a casa antes del partido?- pregunta mi madre desde el otro lado de la barra de la cocina.

-Si, tengo que coger mi camiseta para el partido.- digo mientras bajo los últimos escalones de la escalera de la casa.

-Marc y yo no volveremos hasta después de cenar, te he dejado comida en la nevera pero si quieres puedes pedir una pizza y que vengan Justin, Chloe, Tom y los chicos.

-Bueno, si insistes en que vengan los chicos...- digo con una sonrisa pícara.

Mi madre suelta una carcajada.- Una reunión de amigos, no una fiesta en la que cuando llegue vea como el tejado tiene papel higiénico.- dice divertida.

Suelto una carcajada y deposito un beso en la mejilla de mi madre.

-Voy a casa de Justin y estaré parte de la tarde viendo una película en casa de Ryan, si necesitas algo me llamas.- digo antes de salir de casa.

-¡Ten cuidado!- escucho que dice mi madre mientras cierro la puerta de la entrada de la casa.

Camino hasta la casa de Justin y en menos de dos minutos, estoy pulsando el timbre que hay en una de las esquinas de la puerta de la entrada de su casa.

-¡Cariño! Te he echado mucho de menos.- dice Pattie en cuanto abre la puerta de la casa.

-Yo ha ti también.- digo mientras Pattie me abraza como si su vida dependiese de ello.- He venido a buscar a Justin.- digo con una sonrisa.

-¿Volvéis a estar juntos?- pregunta mientras deja un espacio para que pueda entrar en el interior de la casa.

-No.- digo con una sonrisa para que mi contestación no parezca tan borde como lo ha sido.- Solo somos buenos amigos, antes de ser pareja hemos sido amigos y estamos en ese punto otra vez.- digo con una sonrisa.

-Bueno, aún así me alegro de que volváis a ser amigos, nunca se sabe si volveréis a ser pareja.- Pattie se encoge de hombros y suspiro.- Justin está duchándose pero puedes subir a su habitación para esperarlo.

-Vale, así le doy una sorpresa.- digo divertida.

Pattie sonríe y entra en la cocina.- Si quieres algo solo tienes que pedírmelo.

-Vale, gracias.

Subo las escaleras de la casa de Justin y Pattie y, en cuanto entro en la habitación de Justin, sonrío al ver la cama deshecha con su ordenador en el centro de la cama y en su pared una especie de cuadrado con fotos.

Camino hacia la otra esquina de la habitación donde están las fotos que forman el cuadrado y sonrío al ver que tiene la misma foto que tengo yo en mi habitación.

En la foto aparecemos los dos juntos. Justin se encuentra delante de mi y sus ojos color miel brillan más que en cualquier ocasión al igual que mis ojos verdes. Mi pelo castaño está recogido en una alta coleta con ondas en cada uno de los mechones recogidos, recuerdo que tardé dos horas en hacer que el peinado me quedase así de perfecto. Los dos aparecemos sentados en diferentes asientos, Justin está de un lado de la mesa y yo estoy sentada en el otro asiento que hay al otro lado de la mesa en la que, sobre esta, hay un batido grande de chocolate con nata en la parte de arriba. Justin tiene una de las pajitas rosa en su boca y yo tengo la otra pajita rosa en la boca mientras los dos sonreímos.

Miro la foto que hay en la parte de arriba y sonrío al ver la foto en la que salimos cantando en la boda de mi madre y de Marc.

Justin aparece en la esquina del pasillo del jardín y yo aparezco en la esquina de la fila de sillas blancas del lado en el que está mi madre. Justin sujeta un micrófono y yo sujeto el micrófono con el que había cantado la canción y mi micrófono, está en el lado contrario que el lado de Justin.

Suelto una carcajada al ver como una de las fotos que hacen esquina aparezco en la esquina de la imagen haciendo una cara rara y detrás de mi aparecen Justin, Chaz, Ryan y Chris.

-¿Recordando momentos del pasado?- dice una voz masculina desde la otra esquina de la habitación haciendo que me asuste.

-Joder, Justin.- digo con la mano en el pecho.- Me has asustado.- digo divertida.

Justin suelta una carcajada.- ¿Si te digo que mi intención era asustarte, te enfadarás?- pregunta divertido.

Le tiro uno de los cojines que hay en el suelo al lado de su cama pero Justin lo coge antes de que el cojín le golpee en la cara.

-¿No recuerdas que siempre eres tu la que sale perdiendo en estas guerras?- pregunta divertido.

------------------------------------------------

¡YA ESTOY DE VUELTA!




Always? Always¡Lee esta historia GRATIS!