11. Venganza

289 26 1

-¿Cuál es tu nombre?

Puedes llamarme como quieras. Tú eres mi creadora, así que, mi nombre queda en tus manos. Simplemente trata de no ser tan patética.

-¿Pedro?

Te digo que no seas tan patética, algo que vaya mejor conmigo. Llevamos bastante tiempo juntos, deberías de saber que Pedro no es un nombre para mí

-Suelo ser pésima para la creación de nombres.

Sueles ser pésima en muchas cosas...

No entendía por qué pero desde hace unos días mi relación con esta voz ha ido cada vez mejor. Hablamos, compartimos dolores, diversiones y ahora jugamos juntos. Es muy divertido jugar, cada día disfruto más los juegos que propone, aunque solo han sido dos juegos diferentes, pero mi favorito es autopsia a manos de una suicida el otro no es de mis favoritos, porque me he dado cuenta que ahora disfruto más viendo el dolor de otra persona.

Y crisis en la oscuridad es básicamente tener una crisis de locura en las noches, cuando todos duermen mi madre y padre vienen a visitarme, eso suena lindo pero no lo es; ellos vienen aquí y me dicen palabras horribles e incluso me agreden pero yo acepté jugar solo por verlos de nuevo. Aunque ahora lucen muy diferentes; me gusta compararlos con los padres de Coraline* nada más que los míos en lugar de botones en los ojos tienen unos huecos negros que expulsan un líquido negro y sus bocas tienen un hedor que según la voz es característico de las personas muertas.

Y algunas veces ese juego me trae flashbacks donde recuerdo momentos felices con mi familia y después de golpe aparecen las imágenes de mi madre en medio de un charco de sangre, cuando esos recuerdos pasan me retuerzo en mi habitación queriendo olvidar ese momento.

Suicida ¡Vuelve! O más bien debería de decir ASESINA.

Pestañeo -No soy asesina -mascullo, no me gusta esa palabra -soy ayudante de la muerte.

Como digas, niña.

-¡DASTAN!

¿Qué?

-Te llamaras Dastan.

No, mejor Schmerz-Blut*, que sería como dolor-sangre y eso es básicamente lo que te hago sentir.

-Entonces, tu nombre es Schmerz-Blut. Me gusta luce como un nombre para una cosa negra que habla y sonríe de una manera horrenda. Aparte de que conecta bastante contigo y conmigo, sería como una conexión entre nosotros

Tus halagos llegan a mi corazón, querida Jezabel. Cada día te vuelves más romántica.

***

-Joder...

Clavo el pedazo de vidrio en uno de mis brazos y siento el delicioso dolor que causa mi acción, necesitaba esto, como extrañaba este tipo de dolor, definitivamente el recorrer mi piel con algo filoso es la mejor experiencia que pueda existir.

La sangre se mezcla con el agua que cae de la ducha, cae al piso y desaparece de mi visión. Gimo sintiendo como poco a poco el dolor desaparece dejando a su paso una sonrisa enorme en mi rostro; es la única manera de sonreír. Delicioso dolor.

Salgo de la ducha y camino por el pasillo hasta llegar a mi habitación donde está mínimamente iluminada, me siento en el suelo y saco unos papeles de debajo de mi cama.

Grandes manchas de sangre están decorando el blanco de la hoja. Es como un diario de sangre, cada una de las víctimas que he tenido en estos días tienen una página con su nombre y con la mancha de sangre que dejó mi mano al ser limpiada en el papel. Debajo del nombre le coloco lo que mi demonio, perdón, Schmerz-Blutme dice. Como por ejemplo porqué moriría la persona y una pequeña frase conmemorativa.

Leo la primera hoja

Jessica

Tricotilomanía.

"Al fin solas, démosle muerte a tu dolor y a esos cabellos feos que tienes"

Maikel

Asesino. "no merecía vivir"

"ahora le puedes pedir perdón a tus víctimas. Nos vemos en el infierno"

Me río al leer la causa de la muerte de Maikel. Que irónico él es un asesino y yo también, él murió por ello y yo sigo viva por ser una ayudante de la muerte. Espero verlo de nuevo, para saludarnos y decirle lo patético que se veía tratando de detenerme.

Guardo los papeles y parece que lo hice a tiempo; el doctor que me había atendido en el hospital entra sin siquiera avisar.

-Jezabel ¿Cómo estás?

Dile que bien

-Bien -respondo

-¿Cómo ha estado tu estancia aquí?

De nuevo.

-Bien.

-Chica de pocas palabras ¿eh?

-Sí.

-Te han tratado bien ¿cierto?

Ja. Claro, las "enfermeras" nunca las he visto ayudando a los enfermos, en las noches nadie acude a la ayuda de los que gritan de dolor o terror, en las noches parece que el lugar es abandonado por todo cuerdo. Dejando en el lugar a los que tenemos mil y un demonios atormentándonos.

Tal vez por la ausencia de ellos nadie se ha dado cuenta de la desaparición de las personas que he matado.

-¿Jessie?

Patético sobrenombre.

-Jezabel -mascullo, odio ese apodo me hace recordar al hijo de puta de Damián.

El otro demonio aparece de nuevo en tu mente.

-Perdón, estoy muy triste uno de mis pacientes murió, quería ir a su funeral pero nadie me dio razón de donde sería. De hecho, nadie me dice de qué murió

-¿Cómo se llamaba?

-Daniel.

La víctima número 4 ¿la recuerdas?

¿Cómo olvidar al que le clavé el vidrio en el rostro? ¿Cómo olvidar su corazón en mi mano?

-Lo siento -mentira.

-Me parece extraño que nadie me dé razones de él. Es como si hubiese muerto y desaparecido.

Eso fue lo que pasó, doctor.

-Pero bueno, nada puedo hacer. Yo solo venía a verte y decirte que mañana irás donde un psicólogo que te ayudará con tus problemas. Nos vemos luego, Jessie... Jezabel; perdón.

Maldito Damián.

¿no te gustaría cobrar venganza?

-¿Qué?

Podríamos ir y buscar a Damián, ese chico que hizo tus días en el colegio un calvario, podríamos demostrarle cuanto dolor puede soportar un ser humano.

-¿en serio?

¿no te gustaría devolverle cada acción que hizo para dejarte en ridículo?

-Me encantaría.

¿quieres jugar de nuevo, Jezabel?

-Vamos a jugar querido Schmerz-Blut

Amo las venganzas.


CORALINE: PELÍCULA DE UNA NIÑA QUE VIAJA A UN MUNDO DONDE SUS PADRE TIENEN BOTONES EN LUGAR DE OJOS *DEJO FOTO EN MULTIMEDIA*

SCHMERZ-BLUT: DOLOR Y SANGREN EN ALEMAN.


AHORA SI, HOLA BEBÉS :D xD mentira.

Hola ¿todo tuanis?

traje nuevo cap y espero les guste y no olviden dejar por ahí voto y comentario. ya casi somos 2K es impresionante :D es poco para algunos pero mucho para mí


chao

.

Cicatrices¡Lee esta historia GRATIS!