19.- LA EDUCACIÓN Y SUS SORPRESAS

9 1 0

Favara, 3 de junio de 2033. El Colegio Isaac Peral está situado en las afueras de la miniciudad de Favara (Valencia) y sus ciento veinticinco alumnos caminan diariamente campo a través para acceder a la escuela. La primera impresión me permite afirmar que las escuelas parecen más granjas o campamentos de verano que escuelas. El nombre de Isaac Peral le fue dado en honor al inventor cartaginés que creo el primer submarino.

En torno a esta ciudad hay media docena de colegios y escuelas análogas. Este colegio está muy centrado en el bosque y la montaña. Hay otros, sin embargo, centrados en la playa, el mar, la campiña o la huerta.

Visité este colegio por indicaciones de la Ministra del ramo. Lo consideran ilustrativo de las escuelas en Lovetopía. La escuela posee cuatro hectáreas de terreno, lo que ocupan seis campos de fútbol en España. Un riachuelo y un pequeño bosque marcan los lindes.

Las clases tienen lugar en el exterior o en pequeñas barracas de madera. Están diseminadas por el terreno escolar y apenas cuentan con espacio para albergar un profesor y una docena de alumnos. Un par de estas barracas están encima de árboles. No existe una oficina de administración como tal.

"Los archivos consisten en una aplicación en Internet a la que accedemos profesores y alumnos desde nuestras tablets", comentó la profesora que me recibió. "Con sólo media docena de profesores, la coordinación y la toma de decisiones de la escuela constituye una parte más de la rutina diaria".

El período de duración de cada clase cambia según las dinámicas de los niños. Un día a la semana, los niños y niñas duermen en el colegio para facilitar el aprendizaje nocturno. No hay timbres que indiquen el final de una clase. Aunque parezca increíble, los niños apenas están una hora en las barracas, lo más parecido a asistir a clase en España. Utilizan tablets y ordenadores, pero se prima el encuentro entre alumnos, profesores y naturaleza por su efecto educativo.

"Esto se debe a que nosotros hemos pasado a la era de Damasio y de la biología", respondió la profesora cuando le expuse mi comentario. "Vuestro sistema escolar está todavía dominado por Descartes y por la física. Por esa razón, las escuelas de tu país parecen prisiones. No dejáis que nada crezca en ellas".

Cuando pregunté cómo evitan que los alumnos destrocen las instalaciones cuando no están dentro de clase o vigilados por un profesor, me respondieron que los chavales suelen estar ocupados en la realización de sus proyectos. Las clases están organizadas entorno a "proyectos" y actividades. La organización en torno a un temario oficial, tan habitual en España, fue abandonada hace años.

"La escuela es un lugar donde se vivencia y se experimenta el aprendizaje", comentó mi acompañante. "Cada proyecto es escogido de manera colectiva por los alumnos y luego definido buscando un interés y una utilidad específica para los niños. La escuela provee una sucesión de proyectos y actividades abiertas que amplia y consolida las diferentes etapas del crecimiento personal y social de los alumnos".

Para cada proyecto, los profesores identifican los conceptos de ayuda y establecen una lista de vídeos que los desarrollan. Los alumnos visualizan estos vídeos en sus casas a través de una aplicación digital de seguimiento y discusión.

"Los deberes son los vídeos. Cada niño los ve a su ritmo, tantas veces como quiera, con las pausas que considere necesarias", me dijo otro profesor que se unió al grupo, seguido por varios niños. "Luego, en el colegio realizan los proyectos y las actividades todos juntos. La aplicación digital permite que los profesores realicemos un seguimiento individual del comportamiento de cada niño. Tenemos detalles sobre los vídeos que ha visualizado, número de visualizaciones, repeticiones, pausas registradas y un largo etcétera. Cada vídeo incluye unos test de comprensión. La aplicación nos permite ver los resultados y su progreso comparativo en el tiempo. Todo esto nos lleva a actuar con mayor o menor profundidad en cada proyecto y actividad, atendiendo siempre a las dificultades que hayamos identificado en los alumnos".

#lovetopía. El nuevo mundo que llevamos en nuestro corazón¡Lee esta historia GRATIS!