13.- SUS PRODUCTOS Y LOS NUESTROS

Comenzar desde el principio

"La obsesión por el consumo en su país les ha llevado a referirse a los ciudadanos, de manera sistemática y permanente, como consumidores. Y todo el sistema empresarial, incluyendo su gobierno, se pasa el día repitiendo el mantra ¡Consumid, consumid, consumid! Consumid y seréis felices. Consumid y seréis aceptados por los demás. Consumid y la economía irá bien", añadió mi joven informador. "Tanto es así, que el 99% de los productos de consumo habituales entre ustedes acaba en la basura a los 6 meses de ser comprados. Sin embargo, en la Lovetopía de hoy, la vida media de los productos industriales ha aumentado por 10 y los desechos han disminuido en un 95%".

Otra característica destacable de Lovetopía es el uso intensivo de impresoras 3D. La tradición en favor de la artesanía y del "hágaselo-usted-mismo" ha encontrado en esta tecnología el equilibrio perfecto. Además, contribuye sustancialmente al objetivo colectivo de fomentar la economía local y reducir las distancias que recorren sus productos.

"El internet lovetopiano está poblado de multitud de diseños de productos que los ciudadanos descargan en sus impresoras, moldean con plásticos biodegradables y luego montan pacientemente", comentó mi acompañante mientras sujetaba una pieza realizada con una impresora. "Muchos de ellos, por no decir la mayoría, son el resultado de proyectos de universitarios que han recibido apoyo a través de la financiación colectiva y que pasan directamente a engrosar el patrimonio social."

Una visita rápida a uno de los catálogos de diseños 3D permite encontrar desde sillas y mesas hasta artículos de cocina, juguetes, piezas de decoración y complementos para dispositivos electrónicos. Las impresoras 3D suelen ser una herramienta habitual en los talleres de los centros sociales presentes en la mayoría de barrios y micro ciudades. Sin embargo, hay tiendas especialistas en impresión 3D a lo largo y ancho del país. Su oferta incluye desde tamaños extraordinarios hasta moldeados con otros materiales naturales, como madera y piedra.

"Distribuir la vida sin moverla de lugar es uno de los grandes sueños del hombre moderno que hoy por hoy disfrutamos en Lovetopía", nos interrumpió un anciano de voz pausada que escuchaba nuestra conversación cuando salíamos de la fábrica. "La videoconferencia, la impresión de libros bajo demanda, el dinero electrónico y el moldeado con impresoras 3D son ejemplos ilustres de la tecnología moderna al servicio de la vida. ¡Quién lo iba a imaginar hace tan sólo cincuenta años!".

La Universidades consagraron mucho esfuerzo para conseguir plásticos biodegradables duraderos que contribuyesen a alargar la vida útil de sus productos y reemplazasen al metal, tan escaso a raíz de la secesión. Una consecuencia curiosa de los embargos siguientes a la Independencia fue que el país se lanzó a una campaña masiva para el reciclaje de los automóviles. En otra campaña paralela, varios miles de millones de botes de cerveza y bebidas gaseosas fueron recuperados y reciclados.

Carrocerías de microbuses, tablets, botellas y toda clase de productos y utensilios mecánicos se realizan con plásticos de larga duración. Estos plásticos tienen una estructura molecular análoga a la de nuestros plásticos. Sin embargo, sus moléculas se hallan dotadas de "cerraduras" que no pueden ser abiertas más que por ciertos microorganismos contenidos en la tierra. Una vez abiertas, la estructura se descompone con rapidez. Esta tecnología, resultado de investigaciones híbridas entre nanotecnología y biotecnología, es uno de los grandes logros de los científicos lovetopianos.

Existen dos conceptos habituales entre los ciudadanos de Lovetopía y terroríficos entre sus empresas. Son la "obsolescencia programada" y la "obsolescencia percibida". El primer término, obsolescencia programada, hace referencia a productos diseñados para dejar de funcionar o para perder su utilidad al poco de ser vendidos. El segundo término, obsolescencia percibida, recoge cualquier iniciativa que persiga convencer de que un artículo perfectamente útil y funcional debe ser remplazado por otro nuevo porque su apariencia no se ajuste a la "moda" del momento.

#lovetopía. El nuevo mundo que llevamos en nuestro corazón¡Lee esta historia GRATIS!