❝El dolor.❞

AÑOS DESPUÉS

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

AÑOS DESPUÉS

Narrador Omnisciente.

La sangre salía de su boca mientras intenta hablar. Nova, se encontraba sosteniendo a su madre entre sus brazos, presionando una herida que tenía en el estómago, intentado detener aquella hemorragia que salia a borbotones del abdomen de su madre.

El corazón de Nova latía tan fuerte, que la colocaban en una extraña nube de shock. No sabía que hacer, su boca estaba abierta, intentado articular alguna palabra para consolar a su agonizante madre, pero sus hombros tampoco podían con la idea de que el tiempo se le iba demasiado rápido y que su madre en contados minutos estaría muerta.

Su madre temblaba. Tampoco podía hacer demasiado, la tristeza y la desesperación también le salían por los ojos. Los ojos de la hija de Elizabeth se llenaban de lágrimas, mientras ella subía y bajaba sus manos maternalmente por sus brazos.

— Te amo. —Le susurró Elizabeth a Nova, y expiró.






Nova pov.

Mi garganta me dolía entonces y mis ojos se habían llenado de lágrimas. Mi rostro seguía pegado a la almohada y mi cuerpo estaba entumecido. El dolor me entumecía. Mi respiración comenzó a acelerarse conforme pasaban los segundos y tuve que hundir por completo mi rostro en la almohada para comenzar a llorar tan fuerte como podía.

Quería acabarlo, quería acabarlo todo.

Nadie podría imaginarse jamás el dolor de perder a alguien, presenciarlo, y no poder hacer nada. Me seguía persiguiendo. La culpa, el dolor, los horribles y desgarradores recuerdos. A veces, los sueños con mi familia eran realmente hermosos, abrazos, risas, bromas. . . Pero existían otras veces como estas, en que los sueños eran tan dolorosos y aterradores, que simplemente no sabías a donde debes correr para escaparte del terror.

Unos sollozos ruidosos, ahogados por la almohada, comienzan a brotar de mi garganta.

Nadie sabe en realidad lo que se siente ser un vencedor, porque en realidad, no ganas, pierdes. Estar muerto sería mejor recompensa que estar vivo, y vivir torturado por los recuerdos de las personas que amaste, y que ahora ya no están.

Nadie sabe de los traumas que se quedan con uno, y los que lo saben, dicen sin problemas que es estúpido. Y es que se ve tan fácil para todos los demás ver como matas a alguien en televisión. . .

Matas a alguien sin querer hacerlo, matas a todos. Y si no los mataste a todos, tienes suerte entonces. No quieres matar en realidad, no es tu intención, pero aún así lo haces, porque no hay otra forma de sobrevivir, y eso se queda contigo.

Nightmares ➽ Finnick Odair. [#1]¡Lee esta historia GRATIS!