❝Es una promesa❞

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

❝Es una promesa❞

Mis párpados pesan

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Mis párpados pesan.

Intento abrirlos en más de una ocasión pero el cansancio, y los repentinos dolores que siento expandirse e intensificarse a lo largo de mi cuerpo, hacen que atrase el proceso. Cuando logro abrir los ojos, y levantar la cabeza la cabeza, un horrible dolor me atraviesa a la altura del cuello.

Me quejo.

Intento mover las manos y los pies, pero noto que hay algo bloqueando el movimiento, al ver los cables platinados atados a mis muñecas, tobillos y cintura, es suficiente para que me asuste, y para que logre estar consciente del todo.

Intento zafarme desesperadamente pero no puedo, el miedo comienza a acumularse en mi pecho. Intento ver a mi alrededor pero tampoco puedo ver nada, solo un reflector esta encendido, y ese reflector esta sobre mi.

─ Veo que ya despiertas, bella durmiente. -Dice una profunda y masculina voz, desde alguna parte.

Mi pecho comienza a subir y bajar rápidamente.

— ¿¡Quien eres!? —Demando saber.— ¿Porque estoy aquí?

Una espeluznante risa se oye, haciendo que cada vello de mi nuca se erice, oigo pasos acercándose, y en la medida en que se acercan, los latidos de mi corazón se multiplican.

Él se acerca a la claridad, primero veo asomarse a zapatos de charol y pantalones blancos, para que luego la luz me revele la identidad verdadera.

Me quedo helada cuando reconozco al rostro que fue tan amable conmigo, mientras estuve aquí.

— Presidente Snow. —Susurre en asombro.

Él me dedica una sonrisa espeluznante, casi torcida, mientras camina alrededor mío con paso tranquilo, y esa expresión en su rostro, que me quitaba la confianza.

— Mi querida señorita Kreane. —Casi recito, mientras daba una leve caricia hacia mi cabello, por inercia, esquivé a su mano, lo mire con el ceño fruncido, con la angustia comenzando a crecer en mi pecho.

Nightmares ➽ Finnick Odair. [#1]¡Lee esta historia GRATIS!