12

5.4K 151 54
                                    

imagina: se rompen el corazón mutuamente.

nota: este será el único desamor que habrá en este libro, y es porque necesito plasmar lo que siento aquí. se llevan un o.s y un chisme también, vean que les quiero. ojo, hay poco diálogo.

...

Armin había conocido a (n) cuando tenía 17. Había sido una relación a distancia, primero iniciando como amigos hasta que terminaron por ser novios. Se conocieron por un grupo que el muchacho rubio había creado en Julio, cuando la fama en su Instagram empezaba a formarse.

Inicialmente, ninguno de los dos se decía más que un hola y las buenas noches, todo en medio del grupo que mantenía junto a otras 35 personas más. Fue entonces, durante los últimos días de octubre, que la salida abrupta de (n) en el grupo alertó a algunos de sus integrantes, sobre todo en el rubio. Muchos le preguntaron la razón de su salida, sobre todo si volvería, pero (n) no le respondía a nadie, a excepción de Armin. Extrañamente era la única persona con la que mantuvo contacto después de irse.

Con el pasar del tiempo, (n) y armin empezaron a hablar todos los días hasta muy tarde. Conversando sobre sus cantantes y bandas favoritas, sobre todo de una inglesa que a la muchacha le encantaba bastante, arctic monkeys era el nombre de ellos, una banda de la que armin apenas había oído hablar.

En diciembre, Armin le había confesado a (n) que le gustaba, básicamente diciéndo que se había vuelto su crush, como algunos les llamaban a las personas que les gustaban. La muchacha al saberlo, se sorprendió por completo. Ni siquiera tenía idea de que un muchacho tan lindo y amable como él, pudiera fijarse en alguien como ella. Sin embargo, así fue, armin había quedado perdido por ella gracias a su maravillosa personalidad.

Ya para el 24 de diciembre, el par de jóvenes había dado su relación al siguiente paso, decidiendo ser pareja, asumiendo que no sería fácil con la gran distancia que ambos compartían, pero que lo harían funcionar, y que algún día en el futuro, su amor ya no tendría que ser a través de una simple pantalla.

El primer mes había sido maravilloso para ambos, su amor crecía con el pasar del tiempo. Hablando sobre el futuro como si lo supieran, creyendo que se conocerían y se casarían, viviendo felices y enamorados por siempre. Por supuesto, era el joven amor, uno que mayormente era tonto e ingenuo.

Cuando llegó febrero, también lo hicieron las clases de (n), y fue cuando un chico nuevo apareció en su institución. Era un año mayor que ella, su nombre era jean kirschtein, y desde que intercambiaron miradas por primera vez, jean nunca dejó de observarla.

Día tras día, jean y (n) se veían, cruzándose de vez en cuando por los pasillos de la escuela, compartiendo sonrisas desde lejos que llamaron la atención de las amigas de la (c/c), quienes se emocionaban cada que esto sucedía. Por supuesto, (n) quería a armin, nunca iba a cambiarlo por el muchacho alto, así que no vio ningún problema cuando le contó todo lo sucedido con el chico nuevo del cual todas estaban enamoradas, incluso algunos chicos le habían echado el ojo.

Al principio, armin le dio igual, pero cada vez que (n) hablaba una y otra vez de él como si fuera Dios, oh, eso llevó a armin a la inseguridad, una que lo carcomía día y noche cada que pensaba en ella y en él juntos, mirándose y sonriendose durante la hora del almuerzo en la cafetería. Ante la gran inseguridad de armin, surgieron discusiones, ambos atacandose mutuamente, viendo quién podía lastimar más a quién, llevándolos a nada más que tristeza y corazones rotos. A fin de cuentas, decidieron no hablar más de jean kirschtein y mejor en otras cosas que sucedían en sus días a días, claro, (n) omitiendo todo lo que tenía que ver con el castaño.

Y armin creyó que todo había acabado, pensó que jean nunca más volvería a ser mencionado en sus conversaciones. Y lo creyó por un tiempo. No obstante, cuando marzo estaba por terminar, (n) cometió la terrible idea de subir capturas de conversaciones con sus amigas a sus estados, en donde únicamente hablaban de jean, refiriéndose a él como el crush de (n). Armin al ver todo aquello, volvió a ser arrastró a su profunda inseguridad, y durante esos días, tuvo un llanto terrible, un doloroso nudo en la garganta que odiaba tener y su estómago se revolvían sin cesar, como si tuviera algún tipo de ansiedad que lo estaba consumiendo poco a poco.

𝘢𝘳𝘮𝘪𝘯 𝘢𝘳𝘭𝘦𝘳𝘵 , 𝘰𝘯𝘦 𝘴𝘩𝘰𝘵𝘴Donde viven las historias. Descúbrelo ahora