-"Capitulo XXX"-

4.9K 668 980
                                    

________ "🍓"________

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

________ "🍓"________

"Muñecos, perfección y lluvia"

|Narrador Omnicente|

La sangre corria por su frente, sus manos se apoyaban en el frío suelo deseando que este lo tragara, sus cuadernos estaban esparcidos y con todas sus hojas disueltas y algunas rotas.

–Ou ¿el naco quiere llorar?–Se burlo el oji carmín con maldad– Déjame decirte que llorar no va a hacer que dejes de ser un gordo pobre de mierda.

Le tomo del mentón, su mirada lo miraba con tanto asco, como si fuera una manzana podrida.

–Ahora, sonria para la cámara–Apunto la cámara de su celular directo a su cara, tomando varias fotos.

Quackity sacó de quien sabe donde fuerzas para levantarse de un tirón y salir corriendo, pero la luz de aquellos pasillos fue disminuyendo, sus oídos se llenaron de risas ajenas y a su alrededor aparecieron personas burlándose de él, insultandolo, burlándose, apuntandolo, en los casilleros y paredes estaban pegadas las fotos de el siendo humillado por Luzu, con burlas escritas sobre ellas, era inexplicable la humillacion que sentía.

Cuando se fijo bien en quienes se estaban riendo de él, los vio, sus antiguos a amigos, quienes alguna vez lo habían salvado del bulling ahora se burlaban de el como lo habían echo sus matones.

Se empezó a arañar la cara ansioso, pronto se hizo graves arañazos que empezaron a sangrar, pero ese dolor se veía opacado por el de su pecho, del bolsillo de su chamarra sacó un cuchillo afilado; su cara sangrante se vio reflejada en la hoja de este, lo levantó y dirijo a su cuello, hizo un corte limpio.

(...)

Levantó su cabeza de la suave almohada; el sudor bajaba por su frente, sus piernas y manos temblaban, dio agitadas respiraciones intentado recuperar la respiración.

–Quackity calamate, fue una pesadilla, estas bien a salvo–Staxx trato de tranquilizarlo, se había despertado cuando noto la agitación del menor.

Lo tomo del hombro, intentado que se acostumbrar a su tacto, no sabía como reaccionaria si lo abrazaba de la nada.

Pero lo tomó verdaderamente por sorpresa que el adolecente tan pronto escucho el tono suave de su voz tranquilizando lo, se abalanzó a abrazarlo fuertemente, buscando consuelo.

–N-no qui-quiero que se-se burlen de m-mi–Tartamudeo apretando su agarre.

–Quackity...no dejare que te hagan nada–Le correspondió el abrazo, acariciando su cabello– tranquilo, estas asalvo.

El adolecente podía sentir aquel suave aroma característico del mayor, el cual a su punto de vista podía ser descrito como simplemente, reconfortante, el cual le daba esa seguridad que sus progenitores nunca le dieron, esa se sensación de que en sus brazos no le iba a pasar nada, incluso si caía una bomba nuclear encima de ellos.

"¡Hey,Chico Fresa!" |Luckity Au|Donde viven las historias. Descúbrelo ahora