-"Capitulo XXVIII"-

5.6K 710 999
                                    

________ "🍓"________

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

________ "🍓"________

"Pronto se desvaneceran"

|3° de Primaria: Mexico|

|Narrador Omnicente|

Un pequeño niño al final del salón escondía su cabeza entre sus brazos, aunque le había robado a sus padres que no lo llevasen a la escuela, estos no le hicieron caso y lo terminaron llevando de igual forma.

Movia su pie de forma ansiosa, sabia que pronto sería la hora del recceso, hora en la que estaba más desprotegido, pues si, en clase su maestra no hacía más que decirle a esos chicos que "No molesten a su compañero", pero al menos evitaba que hicieran algo peor que tirarle papelitos y decirle insultos ofensivos. Al contrario en el recreo, estaba totalmente a la merced de ellos y no podía hacer nada más que correr y esconderse, rezando para que la golpiza no fuera tan fuerte.

El sonido chrriante del timbre avisando que ya era hora del descanso sonó.

Y tan pronto la maestra les dio la afirmación de que podían salir, todos los niños salieron disparados fuera del salón, y el que más rápido había salido era Quackity, quien corrió tan veloz como sus cortas piernas le permitian.

El plan era simple, debía correr donde la bodega de los señores de la limpieza, en la cual guardaban ciertas cosas y meterse adentro, para esconderse entre alguna dichas cosas y esperar a que la hora del recceso pasase, los señores de la limpieza ya conocían al azabache pues este solia pasar casi todos los reccreos escondido allí comiendo silenciosamente el "sándwich", que realmente era una mezcla de cosas que su madre a último momento había encontrado en la heladera entre dos panes.

Y si, no sabía muy bien que digamos pero era lo que había, y había que acoplarse.

Pero pronto sus planes fueron interrumpidos por la sensación de que alguien le jalaba de su capucha, tirandolo para atrás deteniendolo, Oh no.

Al parecer no había sido lo suficientemente rápido, y ahora estaba a la merced de esos chicos.

-¿Queriendo escapar maricon?-Le miro divertido-¿Cuantas veces te hemos dicho que eso no se debe de hacer?

-Al parecer con los golpes que te damos no es suficiente, por eso hoy tendrás doble paliza-Otro chico le sonrió amenazante.

Ahora mismo estaban a el ojo de cualquier estudiante, pero era más que obvio que cualquiera que pasase por ahí no haría nada además de cerrar la boca y salir corriendo.

Nadie quería meterse en problemas.

–Por favor no...–Suplico con verdadero miedo en su mirada.

"¡Hey,Chico Fresa!" |Luckity Au|Donde viven las historias. Descúbrelo ahora