-"Capitulo XXIV"-

6.2K 767 346
                                    

_________ "🍓"_________

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

_________ "🍓"_________

"Sobrepensamientos"

|Un día despus|

|Pov's Quackity|

Realmente sabia que tenía que detenerme con todas estas mentiras pero simplemente, no quiero, no puedo; si lo hago Luzu me odiara y seguramente tenga que regresar a México, donde prácticamente no tengo nada, lo único bueno que tenía eran mis amigos y ahora ni hablar, tendría que dejar Willy y Staxx.

Acá podía ser otra persona, sin necesidad de que supieran mi pasado y tal vez todo se vaya a la mierda pero cada vez que Luzu me sonríe de esa forma tan...tan...tan inexplicable y cada vez que Staxx y Willy me abrazan, me escuchan o me dan consejos, todo se me olvida y solo puedo pensar en lo feliz que me hace estar a acá aunque sea a base de mentiras.

"¿Podría caber la mínima posibilidad de que se quede a mi lado después de que la magia de las mentiras acabe?"

Quería quedar me aquí para siempre; no volver a preocuparme por nada, saber que siempre va a haber alguien esperando a que llegue del colegio que no van a haber castigos físicos por estupideces.

Me limpie las lágrimas que se lograban escapar de mis ojos y me levante de la cama, recién estaba por amanecer y todos estaban totalmente dormidos incluidos los maestros y docentes, saque el seguro y sali de la cabaña.

|Narrador Omnicente|

Empezó a caminar por allí, no pensando mucho y solo sintiendo la frisa fresca en su cara, de pronto su vista se fijo en dos chicos que entraban a la cabaña con listón celeste,liston que indicaba que la cabaña era de Argentina, con lo que parecía ser una cubeta de agua, intercambiando risas entre ellos.

Rápidamente se dirijo hacia el dúo.

–¿Qué hacen?–Interrogo curiosamente.

–¿Nosotros?, nada–Respondieron ocultando la cubeta con agua, se notaban nerviosos.

–No me quieran ver la cara de wey cabrones, ya díganme que mamada van a hacer–Insistio apuntándoles con su dedo índice.

-Te contamos pero no le diga a nadie-Hablo el de ojos oliva.

–Vamos a hacerle una broma nuestro amigo, Spreen, el va a despertar en quince minutos y en el momento en el que pase por la puerta ¡Bum! Se moja todo–Explicó Robleis con entusiasmo.

–¿Queres ayudarnos?–Propuso el otro.

Sinceramente hacia mucho que no hacía una broma y parecía divertido, total no los iba volver a ver así que ¿Por que no?

El mecanismo era muy simple, en una cuerda habían puesto colgando la cubeta, con el cuidado de que se estuviera recta y no se volcará, la tuvieron que poner muy alto debido a la altura de la víctima. Cuando Spreen pasase Quackity tenía que tirar de la cuerda y si todo salía como lo planeado Spreen se iba a mojar hasta los huesos.

"¡Hey,Chico Fresa!" |Luckity Au|Donde viven las historias. Descúbrelo ahora