Capítulo 21.

336 28 4

-Juliet.Tenemos que hablar.-Nico me cogió del brazo cuando me encontraba caminando por el box y me llevó a su habitación.Se le veía bastante enfadado.

-Suéltame,me haces daño.-me soltó y cerró la puerta mientras yo me sentaba.Me miró a los ojos,expresaban una mezcla de rabia,tristeza y dolor.

-Dime,¿Qué te traes con Mark Webber?-se cruzó de brazos y se acercó a mí.

-¿Estás desconfiando de mí?-dolida,me acerqué a él un poco más.Él suspiró.

-Tu sabrás lo que has echo para ganarte mi desconfianza,razones desde luego tengo.Además, has ignorado mi pregunta.

-Nico,¡No tengo absolutamente nada con Mark!-me reí con incredulidad.-¿Cómo puedes dudar de mí?Soy tu novia...-le intenté coger de la mano,pero él me rechazó de inmediato.

-No mientas Juliet,una persona muy importante,que nunca me mentiría me dijo que ayer en una fiesta tuvisteis algo.-cerró los ojos en señal de frustración.

-Pues esa persona te ha mentido.Pero bueno,cree lo que quieras.Eres realmente estúpido.-mis ojos se llenaron de lágrimas enseguida.Nico al principio mantuvo su compostura pero al final terminó por acercarse a mí.-No,no me toques.

-Lo siento Juliet.-me fui de su habitación corriendo y cerré de un portazo.

Mi llanto se volvió más agudo y me senté en el pasillo del box.Tapé mi cara con mis rodillas.

-Oh mierda Juliet.-Sacha se acercó a mi y me abrazó.-Venía a disculparme contigo por lo de ayer.Fui realmente idiota por no respetar la opinión de mi mejor amiga,de mi hermanita pequeña.A ella la quiero,pero a ti mucho más.Y ahora me tienes que explicar porque diablos estás llorando enana.-me besó repetidas veces la megilla y me volvió a abrazar más fuerte que antes.Es increíble el amor que sentía por este hombre y lo protegida que me llegaba a sentir entre sus brazos.

En ese momento,me olvidé de la discusión que había tenido con Nico y me limité a disfrutar del cálido abrazo de mi segundo hermano,me sentía afortunada por contar con alguien así en mi vida.

Los siguientes dos minutos pasaron así, Sacha desesperado por no saber lo que me pasaba y yo apoyada en su hombro y diciendo algunas palabras sin sentido porque el llanto no me dejaba casi hablar.

Finalmente,me separé un poco de él,respiré hondo y comencé a hablar.

-He tenido una discusión con Nico.No confía en mí. Piensa que lo engañé con Mark.-me sequé las lágrimas.

-Menudo idiota.

-¿Qué decías,Prost?-Nico se acercó a nosotros con el mono ya puesto para la carrera.

-Que eres un auténtico idiota por haber desconfiado de Juliet.-Sacha me atrajo hacia él y me dio medio abrazo.

-Juliet.¿Podemos hablar?-murmuró Nico con tristeza.Moví mi cabeza repetidas veces.

-Tú y yo no tenemos nada de que hablar.Además, llegas tarde.-él me volvió a mirar a los ojos,se acercó a mi y me acarició suavemente la megilla.

Bajó la cabeza y se fue cabizbajo.

-Es mejor así,Wolfie.No puedes estar con una persona que no confía en ti.
- - ~~- - ~~- - ~~- - ~~- - ~~- - ~~- -
-Lewis abandona.Por un momento pensé que había sido Nico.-suspiró Niki mientras mirábamos la F1 desde la gran pantalla como cada GP.

Nico lideraba la carrera, pero le duró poco,porque el australiano Daniel Ricciardo terminó adelantándole y todo parecía indicar que se llevaría la carrera.

-Voy a hablar con Lewis,viene bastante enfadado.Vuelvo para ver el podio.-me acarició el pelo e hizo un gesto con la mano a modo de despedida

-¿Vienes a ver el podio?-me susurró Sacha.

-No en primera fila,me quedaré cerca.-contesté y me levanté sin ganas.

Niki se había ido con mi hermano a calmar a Lewis,Sacha,con su padre en primera fila.

-¿Quien soy?-sentí como alguien me tapaba los ojos.

-Mark,no cuela.-me reí.

-Que raro que no estéas con los demás viendo a tu novio de cerca.-dijo con cierta ironía en su voz.

-No creo que sea mi novio ya.-suspiré,con un dolor muy fuerte en el pecho.-No confía en mí.-empezó a sonar Carmen de Bizet y me fui,Mark me siguió.

-Ann tampoco confiaba en mí.-suspiró,caminando a mi altura.-Llevaba muy mal eso de que ella me llevase 13 años,tenía siempre esa inseguridad de que yo la engañaba con otra más joven.Nunca sería capaz de engañarla,más que nada, porque la amaba,pero el amor se esfumó,no por la edad,si no por esa falta de confianza por su parte.-Mark bajó la cabeza con tristeza y le froté la espalda a modo de consuelo.

-Me entiendes a la perfección, no sé como lo haces.-me reí moviendo varias veces la cabeza.

-Me gustaría más que a nadie que estuvieras libre.Oh,no sabes como me gustaría,-sonrió-Pero tú le quieres,y ojalá lo arregleis.Lleváis poco.

-Gracias Mark.-deposité un beso en su mejilla y continuamos nuestro camino a lo largo del paddock.

You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!