Capítulo 9.

20.9K 2.3K 2.4K

Harry se sentía orgulloso de que Louis fuera suyo, completamente suyo.

El ser la persona con la quien el castaño había pasado más tiempo en una relación, le hacía sonreír ante las miradas de envidia de algunas personas en la universidad, estaba seguro de que muchos le pedían a un ser divino que ellos dos terminaran para tener una pequeña oportunidad con Louis. Pero él estaba completamente seguro de que eso jamás iba a pasar.

Aunque los celos fantasmas siempre se apoderaran de él, Louis había tenido cientos de personas rodeándole, le hacía enojar, le hacía recordar constantemente la vida de soltero que tenía Louis y definitivamente le ponían a flor de piel las estúpidas bromas de su novio cuando jugaba a coquetearle a alguien frente a él.

A comparación de Louis, él no hacia el mínimo esfuerzo por ocultar sus celos, ni tampoco silenciaba las ideas de hacerle pagar a las personas que se atrevían a insinuar algo sobre la belleza física o personal de su novio.

Ambos recordaban el día en que una compañera de curso de Louis cometió la imprudencia de hablar sobre lo "bien" que era tener sexo con Louis, y sobre lo lamentable que era tener que esperar a que éste terminara con el rizado. Cuando el comentario llegó hasta los oídos de Harry, no tardó en tratar de idear algo que le cerrara la boca a ella y a toda persona que compartía el mismo sentimiento. Kaya le había ayudado, seguía sin estar convencida sobre su relación, pero Harry era demasiado obstinado para desistir en la idea, así que solo lo hizo.

Divertido para unos e infantil para otros, pero el carro convertible rojo de la joven quedó cubierto de estiércol de vaca, con una pequeña nota que sólo contenía una cara feliz, no se necesitaba ser muy inteligente para deducir quién había sido. Pero ese era el punto.

Louis siempre le decía "Eres muy celoso Harry, así que entre más te enojes sobre la situación, más lo seguiré haciendo", Harry rodaba los ojos y golpeaba fuertemente su brazo.

Aunque fuera un mal chiste por parte de Louis, Harry, se negaba tangentemente a compartirlo de cualquier forma. Otra razón por la cual odiaba que Zayn estuviera siempre cerca de ellos.

Y en realidad una parte de él sabía perfectamente que Louis jamás se atrevería a serle infiel, lo aseguraba cuando Louis solía ir a su lugar especial a llorar por los recuerdos de su madre, al traer consigo el hecho de que le aterraba la idea de ser abandonado nuevamente por alguien que apreciaba tanto, siendo la razón principal de que la relación con otras personas le parecía un juego ardiente en donde él podía tener el control de no encariñarse con alguien en verdad.

Hasta que había encontrado a Harry.


~*~


Inhalación.

Exhalación.

¿En serio estaba haciendo eso? ¿Seguirlo hasta las puertas de un restaurante sólo para arruinarle la noche?

Sí.

Y Harry no se iba a arrepentir, de eso estaba completamente seguro.

El peor inconveniente era que el tipo de lugares a que acostumbraban a ir, era que definitivamente todos eran bajo reservación, cosa imposible de entrar en cualquier momento. La única forma en la que podía entrar era una vez más llamando a Kaya.

-Necesito tu ayuda -demandó Harry, recién escuchó ruido del otro lado de la línea.

"Claro, ¿Cómo estás, mejor amiga?, Muy bien, Harry, ¿y tú?"

Disenchanted || Larry Stylinson¡Lee esta historia GRATIS!