-"Capítulo XXII"-

8.4K 892 1.8K
                                    

_________ "🍓"_________

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

_________ "🍓"_________

"Procupacion y más mentiras"

|Narrador Omnicente|

Luego de que Quackity halla colapsado de tal forma y hubiera bloqueado a todos sus amigos, fue directo al baño y se lavo la cara incotables veces hasta que logró verse "decente", había puesto la escusa de que el polem de alguna de las flores que habían por allí le había afectado; pero claro que está fue una mentiría que Luzu no se creyó en lo absoluto y se la paso preguntándole.

"¿Qué te pasó Quacks?", esas eran sus palabras constantes. Pero claro el azabache no le respondió ninguna de sus dudas.

–Por eso no entiendo Vegetta, en un momento estaba super bien haciendo sus chistes de siempre–Dijo el oji carmín apoyado contra un árbol hacia a su amigo.

–Dale tiempo si confía en ti, como yo se que lo hace, tarde o temprano te lo va a contar–Aconsejo de forma despreocupado– Y ahora que me lo recuerdas...

–Los chistes que hace Quackity...¿No te parecen raros?–Pregunto confundiendo al castaño– Me refiero a que, hace chistes como si por ejemplo, tener jabón en el baño de la escuela o ir de compras cuando quieras, fuera la quinta maravilla cuando ¿no es algo que debería ser super normal sabiendo que el tiene la misma clase social que nosotros?

Luzu lo pensó, Vegetta tenía razón, esos chistes no tenien sentido...amenos que vinieran de una persona de clase social baja, un pobre, un naco.

Pero pfff, debía haber una razón super coherente y razonable para que Quackity hiciera esos chistes, ¿no es así?

(...)

Luzu estaba sentado en en borde de la cama viendo aún punto indiferente, seguía penando en que le pasaba su Quacks y todas las dudas que tenia, no quería desconfiar de el, no quería sacar conclusiones sin antes preguntarle.

–¿Luzu?...–Le llamo Quackity aun adormilado desde la cama de arriba–¿Qué haces despierto?

–Yo...quería preguntarle algunas cosas–Explicó nervioso– Pero si quieres puedo esperar hasta mañana.

–Mejor cuéntame ahora que sino me dejas con la duda–Pidió sobandose los ojos acomodandose en la cama.

–¿Podemos ir a afuera?–Pregunto queriendo tener algo de privacidad.

Minutos después ya se encontraban afuera caminando por la oscuridad de la noche, siendo iluminados por algunos faroles; el silencio por primera vez Estaba siendo jodidamente incómodo y pesado.

"¡Hey,Chico Fresa!" |Luckity Au|Donde viven las historias. Descúbrelo ahora