*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

28.Los recuerdos

2.5K 191 27

Permanecimos arrodillados junto al profesor, observándolo fijamente, hasta que, de pronto, una voz aguda y fría sonó tan cerca de nosotros que nos levantamos de un salto, sujetando con firmeza el frasco, pues creí que Voldemort había vuelto a la habitación.
La voz del Señor Tenebroso retumbaba en las paredes y el suelo, y comprendí que de nuevo estaba hablando a la gente que había en Hogwarts y a la que vivía en la zona circundante al colegio, de manera que los vecinos de Hogsmeade y todos los que todavía luchaban en el castillo debían de estar oyéndola como si él estuviera a su lado, echándoles el aliento en la nuca, a punto de asestarles un golpe mortal.

Voldemort:Han luchado con valor y con valentía, pero en vano. Cada gota de sangre derramada es una grave pérdida, por eso le pido a mis fuerzas que se retiren. Les doy una hora. Entierren a sus muertos como merecen y atiendan a sus heridos.
»Y ahora me dirijo directamente a ustedes, hermanos Potter: han permitido que sus amigos mueran en su lugar en vez de enfrentarse personalmente conmigo; pues bien, esperaré una hora en el Bosque Prohibido, y si pasado ese plazo no han venido a buscarme, si no se han entregado, entonces se reanudará la batalla. Esta vez yo entraré en la refriega, Harry y Cloe Potter, y los encontraré, y castigaré a cualquier hombre, mujer o niño que haya intentado ocultarlos de mí.

***
En el castillo reinaba un silencio nada natural y ya no había destellos de luz, ni estallidos, gritos o alaridos. Las losas del desierto vestíbulo estaban manchadas de sangre; todavía había esmeraldas diseminadas por el suelo, junto con trozos de mármol y maderas astilladas, y parte de la barandilla se había destrozado.

Hermione:¿Dónde están todos?

Ron nos precedió hasta el Gran Comedor y me detuve en la puerta.
Las mesas de las casas habían desaparecido (como antes), la estancia se hallaba abarrotada de gente. Los supervivientes formaban grupos, abrazados unos a otros por los hombros; la señora Pomfrey y algunos ayudantes atendían a los heridos en la tarima. Firenze se contaba entre ellos: tenía temblores y sangraba por la ijada, y como no podía sostenerse en pie, se había visto obligado a tumbarse.
Habían puesto a los muertos formando una hilera en medio del comedor, pude ver a la familia Weasley en un círculo. Fred y George estaban dándose palmadas en la espalda, sollozando; la señora Weasley consolaba a Max y el señor Weasley le acariciaba el cabello a Ginny mientras las lágrimas le resbalaban por las mejillas.
Sin decirnos nada, Ron y Hermione se adelantaron. Ella se acercó a Ginny y a Max, que tenían la cara hinchada y cubierta de manchas rojas, y se abrazaron los tres. Ron se reunió con su familia, para ver el cadáver y rompió en llanto, llegaron a su lado Bill, Fleur y Percy, quienes también lo abrazaron por los hombros. Ginny y Hermione se aproximaron más a los restantes miembros de la familia, y entonces descubrí los cadáveres que yacían dentro del círculo: eran Remus y Tonks, pálidos e inmóviles pero con expresión serena; parecían dormidos bajo el oscuro techo encantado.

Me aparté de la puerta caminando hacia atrás, y fue como si el Gran Comedor se alejara y se empequeñeciera, como si encogiera.

Harry:Cloe...

Yo:Tonks...Remus...

Harry:¡¿Qué?!

Miró hacia los cadáveres y se quedó pálido. Yo apenas podía respirar; no me sentía capaz de mirar a los otros cadáveres, ni de enterarme de quién más había muerto por nosotros dos.

Harry:No puede ser...-dijo con la voz entrecortada.

Los dos llegamos a la escalinata de mármol y la subimos todo correr. Lupin, Tonks... Me habría gustado no sentir nada, me habría gustado arrancarme el corazón, las entrañas, todo eso que gritaba en mi interior...
El castillo estaba completamente vacío; al parecer, hasta los fantasmas se habían reunido con la multitud que lloraba a los muertos en el Gran Comedor. Corrimos sin parar, asiendo con fuerza el frasco de cristal que contenía los últimos pensamientos de Snape, y no aminoramos el paso hasta llegar a la gárgola de piedra que custodiaba el despacho del director.

La hermana de Harry Potter 4¡Lee esta historia GRATIS!