05.- ALIMENTACIÓN, RESIDUOS Y EQUILIBRIO

11 1 0

Murcia, 6 de mayo de 2033. Cuando llegué al Ministerio de Alimentación, descubrí con disgusto que la Ministro estaba demasiado ocupada para recibirme. Me pasaron, en su lugar, con un Subsecretario. Es un hombre de treinta y pocos años que me recibió informalmente en mono de trabajo.

Su despacho era sorprendentemente insignificante para una persona de su importancia. No tenía ni escritorio, ni mesa de juntas, ni mullidos sillones. En una de las paredes se veía una serie de archivos de madera muy desorganizados. Las estanterías y mesas estaban repletas con viejos libros y con varias tablets y lectores de libros electrónicos en perfecto desorden. Una especie de laboratorio, con diversos materiales de experimentación, estaba apoyado contra la otra pared. También había una gran pantalla que aparenta una televisión de las nuestras.

El Subsecretario es, como muchos lovetopianos, relajado hasta la exasperación. Su voz es profunda y pausada. Se dejó caer sobre unos almohadones colocados en un soleado rincón, bajo una claraboya. Una especie de hiedra floreada colgaba del techo. Mientras, su secretaria, a la que presentó como ayudante de laboratorio, calentó agua en una tetera eléctrica. Me senté a su lado con bastante torpeza.

Comencé la entrevista planteando varias cuestiones sobre la producción agrícola de Lovetopía y la prohibición de transgénicos que con tanto esmero había preparado. Sin embargo, las ignoró.

El Subsecretario insistió en ponerme en antecedentes. Empezó a hablar de aguas residuales y no de agricultura.

- "El primer proyecto importante de este Ministerio tras la Independencia", me contó, "fue conseguir el equilibrio del ciclo alimenticio del país. Todos los desechos alimenticios, aguas residuales y desperdicios deberían ser convertidos en fertilizantes orgánicos y aplicados a la tierra, desde donde entrarían de nuevo en el ciclo de la producción de alimentos".

En todos los hogares es, desde entonces, obligatorio clasificar la basura en categorías reciclables y de compostaje. Esta media, además un gran esfuerzo individual por parte de los ciudadanos, requiere incrementar las flotas de camiones de basura.

Según el Subsecretario, el sistema de aguas residuales heredado del pasado no puede ser considerado más que como "un sistema de contaminación oficializado. En él, no se reciclan productivamente las aguas residuales y los desechos industriales, sino que simplemente se vierten en condiciones más o menos tóxicas en los ríos, bahías y océanos". Mantuvo que esto resulta antinatural y despilfarrador, además de peligroso para la salud pública y para la vida de las criaturas acuáticas. Sonriente, añadió que "las prácticas de vertidos de la época española serían consideradas delictivas si se llevaran a cabo en la actualidad".

- "En aquellos viejos papeles que tengo por allí", dijo, "podrá encontrar informes históricos de las grandes sumas que se gastaron antes de la Independencia en incineradoras para quemar los residuos y para depurar las aguas. Sus diseñadores se enorgullecían, algo que hoy resulta cómico, de que sus chimeneas apenas producían humo. Nuestro enfoque actual es bien distinto. Como sabrá, en algunos entornos internacionales se nos acusó de practicar un socialismo de cloacas. Puro populismo. Empezamos por construir un sistema de desecación de residuos y de producción de fertilizantes naturales. Siete años después estábamos en condiciones de prescindir, por completo, de los fertilizantes químicos. Esto lo conseguimos mediante el reciclaje de las aguas residuales, la transformación de los residuos orgánicos en compost y la adopción de nuevas variedades susceptibles de fijar el nitrógeno. Por supuesto, a partir de técnicas tan tradicionales como básicas como son la rotación de los cultivos y la utilización intensiva del estiércol animal. Probablemente, habrá usted observado desde el tren que nuestros animales no están confinados en espacios cerrados, como los suyos. Nos gusta que vivan en las condiciones más naturales posibles. Así se impide la acumulación de estiércol que tan problemática resulta en sus cebaderos y granjas agrícolas".

#lovetopía. El nuevo mundo que llevamos en nuestro corazón¡Lee esta historia GRATIS!