Capitulo 32 Muñecas, vacias, huecas.

1.3K 108 8

Las puerta de la mansión se abrieron de par en par y corriendo a toda velocidad entro Lizzy, llegando en cuestión de nada, a los brazos de Ciel.


—Ciel— Grito Lizzy como siempre entusiasmada.

—¿Lizzy?—La miro Ciel sorprendido

—Oye esto es para ti—Dijo sonriente y tomo la mano de Ciel depositando una pequeña cajita de regalo—Rápido, ábrelo.

El brillo peculiar del anillo (que Lizzy pensaba estaba destruido) llamo la atención de la jovencita y sorprendida detuvo a Ciel antes de que pudiera abrir el regalo.


—¿Como es que esto esta aquí? Si lo rompí—Dijo sin despegar la vista del anillo

—Sebastian lo arreglo.

—¿Como puede ser? Se había roto—alego ella—Incluso aun no puedo ver a union de esas roturas—Dijo examinando el anillo una vez mas.

Sebastian hablo


—Si, como mayordomo de los Phantomhive—-

—Si no puedes hacer una cosa tan pequeña seria problemático—Interrumpió Tn desde el segundo piso.

—Justo como lo dijo—Sonrió Sebastian.

Lizzy retrocedio con una expresión de espanto en la cara.

—Asi que esto es Sebastian...—Dijo relajándose con los ojos cerrados

—señorita

Interrumpió Paula.


—Laddy Elizabeth esa caja es...—Dijo recordando le el regalo.

—Uh... eso es un secreto—Dijo sobre saltada y tomando la caja


—¿uh?—Dijeron Sebastian y Ciel confundidos—¿No dijiste que me lo darías a mi?—Dijo ciel mirándola extrañado.

—I-lu-sión— Dijo Lizzy deletreando. Después de esto Lizzy jalo a Paula y igual como entro, se marcho cerrando las puertas tras de si.


El cumpleaños del joven amo era el día de mañana pero a Ciel ya no le gustaba celebrarlo, pues ese día.....el incendio, el sello del monstruo, su madre, ignoro a Sebastian y le ordeno que le llevara la cena a su habitación.


—Ya veo...—Asintió Tn, después de que le contaran la historia del joven amo.

—Ahora ya no le gusta celebrar el cumpleaños—Se lamento Finny.

—con las ideas de fiesta que tenia—Dijo Meyrin triste.


Tn hizo una mueca y supuso que al menos un presente no le caería mal al joven amo, supuso que tenia que salir a buscarlo esa misma noche, ya que por la mañana no tendría tiempo, pero... Sebastian... Tn entorno los ojos.



Lizzy y Paula estaban atrapadas en un trafico algo pesado por la construcción de un nuevo ferrocarril. Pero Lizzy se mantenía mirando fijamente la caja con el anillo que tenia para Ciel.


—Aquí señorita, por favor mire—dijo Paula agitando sus cascabeles intentando alegrar a Elizabeth..

—Paula.

—¿Si? Chan chan chan.

—Parece que siempre estas feliz—comento Lizzy.

Asustada paula rápidamente se disculpo


—Ohh Sumimasen—Dijo Apresurada mente.

—No. No quiero decir que este mal. Eres alegre sin ninguna preocupación. Te tengo envidia—Comento y luego miro hacia la ventana, fuera estaba oscureciendo poco a poco. Paula avergonzada la miro y comenzó a parlotear.

—Vamos, hable de eso, el carruaje no se ha estado moviendo— Dijo después para incitarla a hablar. Lizzy dejo de escuchar sus palabras, habia abierto la caja y el anillo ahora tenia un brillo azul hermoso y peculiar. Una cancion que ya habia escuchado antes, sonó cerca de donde estaba el carruaje y Lizzy dirigió la mirada hacia allá. El chico desapareció sumiéndose en la oscuridad y eso llamo la atención de Liizy.

Bajo del carruaje sin que Paula se diese cuenta y lo siguió.....



Tn tomo su abrigo, se habia cambiado el uniforme por vestido negro y tacones bajos y salio por la ventana hacia el techo, respiro el aire frio de la noche de Londres, hecho una mirada hacia la luna y comenzo a correr, sin rumbo alguno, pensando en que podria gustarle al joven amo....


Lizzy se adentro al callejon del que habia visto a aquel misterioso chico con la caja musical, no paraba de oir la musica, era como un eco lejano,no sabia diferenciar de donde estaba proviniendo aquella musica, dio todo un enredo por las calles tratando de encontrar al responsable de aquel sonido con un poco de desesperacion. Dio una vuelta hacia la derecha para examinar.pero nada, se giro a la izquierda, y ahi al final de la calle se encontraba alfin un lugar iluminado y llamativo haci que Lizzy comenzo a correr despacio hacia alli.

Al aproximarse lo suficiente se dio cuenta de que dicho lugar era una tienda de mulecas, todas bastante hermosas, con sus vestidos bien arreglados y las habia de todos colores.

Lizzy decidio entrar al lugar donde provenia la musica y al cerrar la puerta la musica ceso. Con la caja musical sobre sus piernas se hallaba sentado en un silla de madera.

El silencio se hizo durante unos segundos que parecieron eternos.


—Bienvenida—dijo una peculiar voz de chico que espanto un poco a Lizzy. Era el mismo chico de la feria


—P-Perdon...—dijo Lizzy con la voz temblorosa.


—Acerca de ese anillo—Se levanto de la silla dejando la cajita musical en la silla...





Moshi moshi mina-san :33

Como estan? Bien bien?

Me alegro, una pequeña interaccion con ustedes siempre me hace sentir mejor, espero que disfruten el cap que eta dividido en varias partes :33 Esta encantador! lo prometo.


Kuroshitsuji (Varios y tu)¡Lee esta historia GRATIS!