HELED. Inicio. Fin del Equilibrio. Tomo I.

Comenzar desde el principio
                                                  

A los únicos de mis hermanos que son parte de mi vida,

y a pesar de todo, juntos por siempre.

A mis amigos que me apoyan con su magia, ahora y siempre.

A todos MIL GRACIAS, LOS AMO.

A mis patrocinadores: ST Estilistas, Graphic Pluss,

 a todos gracias por su confianza…

Y al mejor ilustrador, mi hermano, Ramón Del Río Quintanilla, gracias bro tú hiciste que todos mis sueños se lograrán entender…

Este es el principio de una historia que marcará muchas vidas,

sin duda alguna, disfrútenla…

 


La humanidad ha tenido la incógnita de la existencia de otros mundos tratando de dar una razón a la soledad en este planeta. ¿Acaso estamos solos?, la respuesta: No, pero aún no lo sabemos. La vida en otros lugares es cierta, personas y animales que aquí existen, los hay en otros mundos llamados paralelos, con algunas variantes, pero ahí están.

Uno de esos mundos… en mis sueños… en mí… Heled. Esta es su historia…

 

 Capítulo I

Recuerdo de un futuro

  

Las imágenes en mi mente, son cada vez más vívidas, aunque… más bien son sueños, pero en mi memoria, parecieran sucesos y momentos, que en vez de imaginar, es como recordar, aún no llego a hilar la razón del porqué existe esta información en mi cabeza, creo que conforme vaya describiendo estos espasmos de recuerdos, lograré llegar a mi fin: saber que tengo que ver aquí. Tanta gente en mi cabeza, tantos lugares que no he visto en esta vida, esa sensación de nostalgia en mi interior, cada vez que leo estas letras, cada vez que recuerdo para poner en este papel esta historia, cada vez una necesidad más fuerte de saber quién soy y que hago aquí realmente. Pronto sé que lo sabré… pronto… muy pronto.

Más allá de lo conocido, más allá de donde llega tu imaginación, existen más planetas de los encontrados por el hombre, del mundo llamado: Tierra. El universo es infinito a nuestro saber, hay más galaxias, y existe una en particular, por el rumbo de la estrella del norte, a millones de años luz, se encuentra una idéntica a la nuestra, con el mismo número de planetas, muy parecidos a los que conocemos en los libros. Cuentan con un sol y uno de ellos, con una luna, esta última, más grande que la nuestra, y más cercana. La distancia  entre los planetas  no es tan lejana, pero tampoco muy cercana  como para colapsar entre ellos, cada uno cuenta con vida propia en su corteza terrestre, muy diferentes entre ellos en tamaños, formas y colores que los rodean; seres vivos, con formas de vida muy especiales, pareciera que ninguno con la inteligencia humana. Cada planeta  tiene algo en particular, que los hace diferentes a los nuestros, y entre ellos; empezando por tener vida animal, pero aun así, son muy parecidos a los nuestros, al ser de la misma estructura que los de nuestra galaxia, solo que con atmosfera. Al igual que nosotros, tienen una cosa en común: la existencia de un planeta con vida humana, muy parecidos a nosotros, que conviven con la naturaleza, solo que de una manera más compenetrada, este mundo se llama… Heled.

En este mundo, no existe la tecnología como la conocemos, su vida gira alrededor del estudio de la esencia de la naturaleza, todos sus secretos y formas de controlarla, por medio del poder espiritual ,y fuerza física, con la que fueron dotados por el creador. La pureza de las almas de estas personas, es la puerta para poder llegar a un equilibrio, entre ellos y lo que los rodea, esto por un lado del planeta.

HELED. Inicio. Fin del Equilibrio. Tomo I.Donde viven las historias. Descúbrelo ahora