Capítulo 1

5K 197 1

Hoy con mi mejor amiga Kate nos iríamos a vivir por fin solas a una penthouse bastante moderno, todo el último piso de uno de los edificios más codiciados de Seúl solo para nosotras. Desempacando todo me doy una ducha, cuando entro al baño me quedo sorprendida por los lujos que tiene ésta, todo aquí es sorprendente. Cuando salí, salí sólo en ropa interior negra como era mi costumbre, me estaba secando mi cabello cuando escucho pasos aproximándose a mí.
-Kate, no sabes lo rica que esta el agua...-me quedé callada, no era Kate quien estaba en frente mío, si no un hombre bastante guapo, físico deseable, ojos tristes pero a la vez hipnotizantes, su boca levemente entre abierta y sus labios chupados y rosados, era mi hombre perfecto.
-Eh -murmuró.
-¿Quién eres?
-Oh, ¡____! -interviene Kate-. Él es Donghae, mi novio y ¿por qué estás en esas fachas?
-¿Cómo? -me empecé a mirar y por un momento me sentí desnuda ante su mirada, me estaba mirando como nunca antes un hombre lo había hecho-. Lo siento, me iré a poner ropa.
Salí un poco avergonzada pero a la vez con un ego elevado, y es que el tal Donghae me había mirado como nunca antes, ¿o será que estaba alucinando?. Él es novio de Kate, ¿cómo se atreve a mirar a otra chica?, debería decirle a Kate y preguntarle cuánto lleva con él, y por qué nunca me lo dijo.
Me vestí con unos short cortos negros con una playera negra con un estampado de líneas doradas en conjunto unos botines cómodos.
-¿Nos va a ayudar con las cajas, es por eso que vino? -le susurré a Kate un poco molesta.
-Claro, ahora mismo lo esta haciendo -dice desviando su mirada, sabe que me debe una explicación.
-Después hablamos -le digo alejándome de ella.
-¿Dónde dejo esta caja, Kate?
-¿Qué es lo que tiene dentro? -pregunté yo, él había creído que era Kate.
-Ah, ____, ¿cierto?
-Sí, tú eres Donghae.
-Ajá.
-¿Por qué Kate nunca me habló sobre ti? -pregunté cruzada de brazos.
-No lo sé, solo llevamos dos meses juntos y ella si me habló de ti en ese tiempo -dice dejando la caja en el suelo, se limpia la mano y se acerca a mí.
-¿Ah, sí?. Bueno, espero que haya hablado bien de mí.
-Claro, no hay nada malo que tenga que decir de ti -habla Kate a mis espaldas.
-Pues, iré desempacar las últimas cosas -dije algo incómoda, sentía que Kate ocultaba algo del por qué no me lo había dicho y eso se lo iba a preguntar cuando Donghae se fuera.
Pasaron los minutos y Donghae aún no se iba, su presencia me ponía nerviosa y trataba de no estar tan cerca de ellos. Kate no soltaba nunca a Donghae y parecían una pareja de adolescentes, tenemos veintiún años y se comporta como una de dieciséis.
-Bueno, yo ya me voy -dice Donghae levantándose, se acerca a Kate y la besa, no son celos los que me dan pero si fue algo de envidia.
-____, Donghae ya se va -me dice Kate con una sonrisa.
-¿Tan pronto? -forcé al sonreír, me acerqué hasta ellos para despedirme de Donghae con un beso en la mejilla.
-Fue un gusto conocerte -me dice cundo nuestras mejillas se tocan dándome un fuerte escalofrío por todo mi cuerpo.
-También -le sonrío.
-Te llevo a la puerta -ofrece Kate, se dirigen hasta la puerta donde se despiden como toda pareja lo hace, luego de varios minutos Kate entra con una sonrisa boba.
-¿Cuándo pensabas decírmelo? --e digo cruzada de brazos.
-¿Por qué te pones así? -me recrimina Kate.
-Bueno porque somos amigas desde siempre y no me dices que tienes novio, eso es importante.
-Lo sé, pero pensaba decírtelo luego -suspira-. Tú sabes como soy con ésto del noviazgo, pensé que sólo me atraía pero luego me empezó a gustar de verdad.
-Kate, espero que no le hagas lo mismo que hacías con tus ex, a él se le ve que te ama -dije un poco apenada, no se que mierda me pasaba con ese tipo.
-Si tu lo dices -se levanta y me da un beso en mi frente-. Me iré a dormir, sueña bonito.
-Esta bien -sonrío.
Suspiro pesadamente, no podía ser que me este gustando el novio de mi amiga, eso era horrible, quizás solo me guste y me vuelva loca su cuerpo y esos ojos que tiene.
-¡Argh! -gruño frustrada, por hoy me iré a dormir y ojalá que ese tal Donghae se me olvide.

Agridulce - Donghae y Tú¡Lee esta historia GRATIS!